Los maestros son la joya de la corona de un país

En este vídeo, Francisco Mora Teruel-catedrático de Fisiología Humana de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid(España) y catedrático Adscrito del Departamento de Fisiología Molecular y Biofísica de la Universidad de Iowa(EE.UU.)-explica la importancia que tiene el cerebro en la educación y aprendizaje de las personas. “Intentar enseñar sin conocer cómo funciona el cerebro será algo así como diseñar un guante sin nunca antes haber visto una mano”, sostiene Mora.

El neuroeducador aporta herramientas y claves básicas para motivar a los estudiantes en el aula. “Hay que hablar menos de la atención y más de la motivación”, afirma. Y para ello propone el uso educativo de la curiosidad y el cambio en el formato de clases interminables. “Cada 10 o 15 minutos hay que romper el discurso en clase contando una anécdota o un chiste, porque hay episodios atencionales”, defiende.

Anuncios

Inteligencia Emocional: el secreto para una familia feliz

https://drive.google.com/drive/my-drive
Esta publicación ha sido realizada por Cristina Muñoz Alustiza, diplomada en Enfermería, Master en Counselling, Experta en Inteligencia emocional y Profesora del Centro de Humanización de la Salud de los Religiosos Camilos de Madrid(España). Ha sido editada por la Dirección General de Familia, de la Comunidad de Autónoma de Madrid(España). Se trata de un documento que orienta  para aprender a conocer, expresar y gestionar nuestros sentimientos.

 

¿Qué es la Teoría de la Mente?

https://drive.google.com/drive/my-drive
Esta publicación ha sido realizada por J. Tirapu-Ustárroz, G. Pérez-Sayes y M. Erekatxo-Bilbao, pertenecientes al Servicio de Neuropsicología y Neuropsiquiatríade la Clínica Ubarmin de Egüés(Navarra, España)y C. Pelegrín-Valero, Psiquiatra de Salud Mental de Huesca(España). En la misma, los autores entienden que el origen del concepto de ‘teoría de la mente’(en adelante, ToM) se encuentra en los trabajos de Premack y Woodruf y se refiere a la habilidad para comprender y predecir la conducta de otras personas, sus conocimientos, sus intenciones, sus emociones y sus creencias. En un principio esta terminología se hallaba confinado al estudio de la primatología y la etiología del autismo; se proponía que la causa de los trastornos generalizados del desarrollo era una ausencia de ToM. Sin embargo, en los últimos años hemos asistido a una gran proliferación de estudios sobre este complejo concepto y su afectación en diversas patologías. En este trabajo se propone una división del concepto de ToM en distintos procesos y cómo evaluar cada uno de ellos. Se trata, a su vez, de establecer las estructuras cerebrales relacionadas con cada nivel de la ToM. Estos niveles de complejidad son: reconocimiento facial de emociones, creencias de primer y segundo orden, utilización social del lenguaje, comportamiento social y empatía. Los autores reflexionan sobre algunos aspectos teóricos relevantes para el tema como el papel del córtex prefrontal en la ToM, lo categorial frente a lo dimensional cuando nos referimos a este tipo de conceptos, la modularidad o las redes neurales, la inteligencia emocional y social frente a la inteligencia cognitiva o el papel de la bidireccionalidad en estos procesos cognitivos complejos.