Cómo Einstein me ayudó a convertirme en científico

¿Cómo será el futuro? El físico estadounidense Michio Kaku-Físico y divulgador, cofundador de la teoría de cuerdas y uno científicos más reconocidos a nivel mundial. Profesor y autor de libros superventas como ‘Física de lo imposible’ o ‘El futuro de nuestra mente’, Kaku investiga hacia dónde irá la ciencia y la tecnología del mañana. Actualmente ocupa la prestigiosa cátedra Henry Semat de Física Teórica en la Universidad de Nueva York(Estados Unidos)-asegura que el futuro se está inventando en los laboratorios científicos. En este vídeo analiza cómo los avances de la ciencia cambian continuamente nuestra vida y, consciente de que afectarán también la educación, reflexiona sobre la importancia de enseñar cosas útiles a los alumnos. “En el futuro la memorización quedará obsoleta, con un solo parpadeo podremos ver la información porque tendremos Internet en las lentillas”, asegura. Además, Kaku alaba la labor de los profesores de los que cree “nunca podrán ser sustituidos por robots”.

 

La prueba del marshmallow

Este es un vídeo que recoge un experimento de una serie de estudios sobre la capacidad de autocontrol,  realizado a fines de los años 60 y comienzos de los 70, dirigido por el psicólogo Walter Mischel, profesor de la Universidad de Stanford, California(Estados Unidos). En estos estudios, se le ofreció a niños de cuatro años, que elijan entre una recompensa pequeña inmediata o dos recompensas pequeñas (es decir, una recompensa tardía más grande) si esperaran un pequeño período de aproximadamente 15 minutos. En general, sólo un tercio de los niños consigue aguantar hasta que vuelva el adulto.

La gratificación demorada o diferida es la capacidad de esperar, a fin de obtener algo que uno quiere. Esta capacidad es generalmente considerada como un rasgo de personalidad que es importante para el éxito en la vida. Daniel Goleman-psicólogo, periodista científico y autor del libro Inteligencia emocional-ha sugerido que es un componente importante de la inteligencia emocional. Las personas que carecen de esta característica se dice que necesita la gratificación instantánea y pueden sufrir por la falta de control de sus impulsos.