Integrando la terapia de aceptación y compromiso con la terapia de interacción padres-hijos en un niño con trastorno negativista desafiante

https://drive.google.com/drive/my-drive
Esta publicación ha sido realizada por Rafael Ferro-García y Lourdes Ascanio-Velasco, componentes del Centro de Psicología Clínica C.E.D.I. de Ganada(España) y Luis Valero-Aguayo, perteneciente a la la Facultad de Psicología de la Universidad de Málaga(España).
La Terapia de Interacción Padres-Hijos (PCIT, Parent-Child Interaction Therapy, por sus siglas en inglés) es una terapia validada empíricamente como eficaz en problemas
de la infancia. La Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT, por sus siglas en inglés) puede mejorar los resultados de la PCIT con aquellos padres que presentan evitación experiencial como una barrera para aplicar las técnicas conductuales y las contingencias adecuadas. En este trabajo se describe la aplicación de PCIT combinada con ACT en el caso de un niño de 4 años con Trastorno Negativista Desafiante. Se usó un diseño de caso único AB con medidas repetidas de seguimiento. La intervención duró 3 meses con un total de once sesiones de tratamiento y un seguimiento a los 8 y 14 meses. La intervención con PCIT resultó no solo efectiva, desapareciendo los problemas y manteniéndose el éxito terapéutico a largo plazo, sino que el hecho de añadir la terapia de ACT con los padres ayudó a que éstos aceptasen sus problemas emocionales al aplicar contingencias, diseñaran sus propios objetivos y actuaran según sus valores con su hijo, siguiendo de forma adecuada las pautas de tratamiento