Optimizar la evaluación en el TDAH: un reto profesional para el diagnóstico y la intervención

En esta ponencia,  Isabel Orjales Villar -Profesora Asociada de la Facultad de Psicología de la UNED, de Madrid(España)-diserta sobre el reto profesional que supone una evaluación óptima del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad(TDAH).

Anuncios

Comparación entre el diagnóstico del trastorno por déficit de atención/hiperactividad con el DSM-5 y la valoración neuropsicológica de las funciones ejecutivas

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación ha sido realizada por  Luis Abad-Mas, Olivia Caloca-Català y Rosalía Ruiz-Andrés, componentes de Centros de Desarrollo Cognitivo RED-CENIT Valencia (España); y Fernando Mulas, del Instituto Valenciano de Neurología Pediátrica(INVANEP).

El trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH) tiene una prevalencia del 3-7% de la población en edad escolar y cursa con problemas académicos y disfunciones ejecutivas.
El objetivo de este trabajo es estudiar la relación entre el diagnóstico del TDAH por medio de los criterios del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, quinta edición (DSM-5), y la evaluación neuropsicológica de las funciones ejecutivas. Para ello, se evaluó a 50 sujetos, 12 mujeres y 38 varones, entre 8 y 10 años. Para evaluar el control inhibitorio se utilizó el Continuous Performance Test (CPT) y el test de Stroop; para la inteligencia y la memoria de trabajo, la escala de inteligencia de Wechsler para niños-IV; y para la atención, el CPT y el Selective Attention Test.
Resultados. No había diferencias significativas entre ambos subtipos de TDAH en cuanto a la Memoria de Trabajo. Las niñas presentaban mejores habilidades en la tarea de flexibilidad cognitiva que los niños, y los sujetos diagnosticados de TDAH combinado presentaban mayores dificultades en el control inhibitorio.
A modo de conclusión, se confirma que las definiciones del TDAH en el DSM-5 son imprecisas. Son una escasa enumeración de síntomas clínicos del trastorno, sin definir con claridad criterios propios de él. Por lo tanto, la definición del trastorno se realiza por la evaluación específica de la atención y de los mecanismos de control inhibitorio y, por ello, es necesaria una evaluación neuropsicológica de las funciones cerebrales superiores.

El diagnóstico del TDAH

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación es una obra colectiva y ha sido coordinada por el Dr. César Soutullo, director de la Unidad de Psiquiatría Infantil y Adolescente del Departamento de Psiquiatría y Psicología Médica de la Clínica Universidad de Navarra(España).

Existen actualmente  dos sistemas de clasificación internacional para el diagnóstico de TDAH en niños y adolescentes.
• DSM-5 (APA, 2013): El Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, quinta edición, es una herramienta diagnóstica estándar utilizada mundialmente por los profesionales de la salud mental que fomenta la investigación fiable, el diagnóstico exacto y asiste a los médicos a la hora de administrar los tratamientos y cuidados oportunos. Ha sido publicado, en su versión en inglés, por la Asociación Americana de Psiquiatría en mayo de 2013 como una actualización del DSM-IV-TR existente para reflejar los cambios en la práctica clínica y la investigación en el campo de la salud mental.
• CIE-10 (OMS): El Sistema de Clasificación Internacional de los Trastornos Mentales es una clasificación estadística internacional de enfermedades y problemas relacionados con la salud elaborada por la Organización Mundial de la Salud. Las siglas CIE-10 hacen referencia a la décima revisión. Actualmente se está preparando la CIE-11.

Pero..¿quién realiza el diagnóstico? El diagnóstico del TDAH es exclusivamente clínico y debe realizarlo un facultativo con entrenamiento y experiencia en el diagnóstico del TDAH y sus comorbilidades más frecuentes (GPCM, 2010). El diagnóstico del TDAH se basa en una historia clínica detallada que investigue los síntomas clínicos específicos del trastorno. Es
necesario obtener evidencias directamente de los diferentes entornos, fundamentalmente familiar y escolar. No existe un marcador psicológico o biológico, prueba o test del trastorno (Freedman R. et al, 2013).

Según las asociaciones de pacientes consultadas en el Proyecto PANDAH, los psiquiatras del niño y del adolescente, los neuropediatras, los psiquiatras del adulto y los neurólogos son actualmente los únicos facultativos percibidos como “capaces de realizar un verdadero diagnóstico clínico del paciente con TDAH y de instaurar el tratamiento adecuado”. Asimismo, se apunta que existe un grupo de psiquiatras que no creen en el trastorno a pesar de la evidencia científica, que dudan o no actúan conforme a la medicina basada en la evidencia, y que no hay suficientes neuropediatras para atender al volumen actual de pacientes.

Las evaluaciones para diagnosticar el TDAH debe realizarlas un equipo multidisciplinar (Banaschewski T. et al, 2010) formado por el psiquiatra del niño y del adolescente, pediatra, neurólogo, neuropediatra, psicólogo clínico y médico de familia en el caso de los adolescentes y los adultos.
Asimismo, el equipo debería poder tener acceso a otros profesionales (Taylor E. et al, 2004) de apoyo que permita hacer evaluaciones pediátricas y neurológicas especializadas, evaluaciones del habla y el lenguaje, terapias cognitivo-conductuales y familiares, fisioterapia y evaluaciones psicopedagógicas.

¿Con qué instrumentos se realiza el diagnóstico? La evaluación del TDAH en niños y adolescentes se realiza a través de entrevistas estructuradas y semiestructuradas, escalas específicas y cuestionarios o escalas de psicopatología general (GPCM, 2010). Estos instrumentos ayudan a obtener información estandarizada sobre cómo perciben los adultos (padres, tutores y docentes) la problemática del niño con TDAH (GPCM, 2010).

Consenso del GEITDAH sobre los trastornos de conducta en niños y adolescentes

https://drive.google.com/drive/my-drive
Esta es una publicación que ha sido realizada por Jordi Sasot-Llevadot, Rosa M. Ibáñez-Bordas, Antonio Soto-López, Francisco Montañés-Rada, Xavier Gastaminza-Pérez, José A. Alda-Díez, Tomás Cantó-Díez, Miguel A. Catalá, Maite Ferrin-Erdozáin, Marta García-Giral, Montserrat Graell-Bernal, Olvido Granada-Jiménez, Óscar Herreros-Rodríguez, María J. Mardomingo-Sanz, Dolores Mojarro-Práxedes, Jaume Morey-Canyelles, Juan Ortiz-Guerra, Montserrat Pàmies-Massana, Francisco Rey-Sánchez, María Romera-Torrens, Belén Rubio-Morell, Pedro M. Ruiz-Lázaro, y Francisco Ruiz-Sanz, pertenecientes al Grupo de Especial Interés en el Trastorno por Déficit de Atención/Hiperactividad (en adelante, GEITDAH).
El GEITDAH ofrece en en este documento un consenso de expertos de toda España sobre los trastornos de conducta en niños y adolescentes. A partir del trabajo inicial del equipo de la Unidad de Paidopsiquiatría del Hospital Quirón-Teknon de Barcelona(España), se han consensuado aspectos básicos que podrían ser el punto de partida para futuros consensos. Ha sido también objetivo prioritario del trabajo actualizar en los trastornos de conducta en niños y adolescentes los criterios del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, quinta edición(DSM-V), y su comorbilidad con el TDAH.

Nuevas perspectivas en la evaluación, diagnóstico y tratamiento del TDAH

En este videodocumental, dentro del marco del II Symposium nacional de psicología clínica y de la salud con niños y adolescentes-celebrado en noviembre de 2012-, se abordan, entre otras comunicaciones, una sobre “El Sluggish Cognitive Tempo en el DSM-5”, cuyo ponente es Mateu Servera Barceló, profesor titular del Departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico de la Universitat de les Illes Balears(España) .

Atentos al déficit de atención (TDAH). Entre la naturaleza incierta y la prescripción hiperactiva

https://drive.google.com/drive/#search?q=%22Atentos%20al%20d%C3%A9ficit%20de%20atenci%C3%B3n%20(TDAH).%20Entre%20la%20naturaleza%20incierta%20y%20la%20prescripci%C3%B3n%20hiperactiva
Luis Carlos Saiz Fernández, Coordinador de Investigación en Farmacoterapia del Servicio Nacional de Prestaciones Farmacéuticas del Sistema Nacional de Salud de Navarra(España). En la misma se analiza la evolución del diagnóstico y tratamiento del TDAH, revisando la perspectiva histórica, los aspectos de eficacia/seguridad farmacológica, alternativas de abordaje y el enfoque desde las ciencias sociales. El presente trabajo concluye que el TDAH se revela como un fenómeno de
prevalencia variable y creciente, con etiología desconocida, sin marcadores biológicos consistentes e hipótesis a favor del origen orgánico muy discutibles. Sus criterios diagnósticos han fluctuado enormemente a lo largo del tiempo, basados en escalas de síntomas insuficientemente correlacionadas con la disfunción social, familiar o académica. Los tratamientos no farmacológicos precisan de una mayor investigación, destacando la terapia conductual en su potencial utilidad. Con respecto a los medicamentos se aprecia cierta eficacia en síntomas a corto plazo sin continuidad clara en las variables relevantes, por lo que deberían considerarse un recurso de uso excepcional. Destacan los efectos adversos cardiovasculares, psiquiátricos y endocrinos(algunos raros y muy graves, otros frecuentes con repercusiones ignoradas). Su relación con el abuso de sustancias permanece debatida y preocupa la actual tendencia a iniciar tratamientos en población adulta, máxime cuando la pluralidad de intereses alrededor de este diagnóstico complica la formación de un juicio prudente.