Atención sostenida visual y funciones ejecutivas en niños con dislexia de desarrollo

https://drive.google.com/drive/my-drive

En esta publicación han participado Ricardo Franco-de-Lima, componente del Departamento de Psiquiatría y Psicología Médica de la Universidad de la Provincia de Campinas–Unicamp (Brasil);  Paula Pinheiro-Travaini, miembro del Departamento de Neurología de la Universidad de la Provincia de Campinas–Unicamp (Brasil); Cíntia Alves Salgado-Azoni y Sylvia Maria-Ciasca, pertenecientes a la Escuela Imaculada de Campinas/SP (Brasil).

Las alteraciones atencionales y funciones ejecutivas han sido descritas en la dislexia, aunque los resultados son  contradictorios.
El objetivo de este estudio es comparar el desempeño de niños con dislexia pero sin dificultades en pruebas de atención y funciones ejecutivas; para ello, se seleccionaron 50 alumnos divididos en dos grupos, 25 con dislexia y 25 sin dificultades de aprendizaje; se utilizaron tests que estiman la atención visual y componentes de las funciones ejecutivas(Trail Making Test, Tests de Cancelamiento, Stroop Color Word Test y Tower of London).

Los resultados obtenidos ponen de manifiesto que el grupo de niños con dislexia ha presentado peores desempeños en los tests, con excepción de la Torre de Londres.
A modo de conclusión: los resultados sugieren que los disléxicos pueden presentar alteraciones en la atención sostenida visual y en algunos aspectos de las funciones ejecutivas: flexibilidad e inhibición cognitiva, pero no en la planificación. Las alteraciones en los componentes ejecutivos pueden juntarse al déficit central en el procesamiento fonológico en la dislexia.

Contribuciones de la neurociencia al diagnóstico y tratamiento educativo de la dislexia de desarrollo

https://drive.google.com/drive/my-drive

La autora de este artículo es Carmen López Escribano, profesora de la Facultad de Educación de la Universidad Complutense de Madrid(España).
Esta publicación presenta una revisión de los modelos actuales de dislexia y se analiza la relación de estos modelos con los estudios de neuroimagen y de intervención educativa. El primer modelo presentado es el del déficit fonológico, que es el más ampliamente demostrado y aceptado en la actualidad. Las personas con dislexia presentan dificultades en tareas que implican segmentación fonológica del lenguaje. Los estudios de neuroimagen muestran, también, una activación cerebral atípica en disléxicos durante tareas que requieren procesamiento fonológico. Los programas de intervención de tipo fonológico han mostrado ser efectivos tanto en relación con la conducta como neurofisiológicamente. Dada la complejidad del proceso lector, se investigan otros modelos en la actualidad. Aunque el modelo del déficit en el procesamiento temporal es más controvertido, y no tan ampliamente aceptado, comparado con el modelo anterior, algunos trabajos muestran evidencia tanto conductual como neurofisiológica de que existen diferencias en el procesamiento visual y auditivo entre sujetos disléxicos y controles.
Diferentes aproximaciones educativas para remediar este déficit de procesamiento temporal se han probado con éxito en niños disléxicos. Finalmente se examina el estado actual entre neurociencia y educación en el área de las dificultades de lectura y se analizan implicaciones futuras relacionadas con los diferentes enfoques y métodos utilizados en la investigación actual.
A modo de conclusión, a pesar de que todavía queda un largo camino para comprender las causas de los déficit lectores, la colaboración entre la neurociencia, la psicología y la educación contribuye a una mejor comprensión de la psicología de la lectura, de su diagnóstico y de su intervención.