Optimizar la evaluación en el TDAH: un reto profesional para el diagnóstico y la intervención

En esta ponencia,  Isabel Orjales Villar -Profesora Asociada de la Facultad de Psicología de la UNED, de Madrid(España)-diserta sobre el reto profesional que supone una evaluación óptima del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad(TDAH).

La profesora de Mario

La profesora de Mario sabía que Mario era un niño diferente, y posteriormente llegó el diagnóstico de Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad. En este videodocumental podemos ver su experiencia con el TDAH en el aula.
Se puede obtener más información en http://www.lasvidasdemario.com

El diagnóstico del TDAH

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación es una obra colectiva y ha sido coordinada por el Dr. César Soutullo, director de la Unidad de Psiquiatría Infantil y Adolescente del Departamento de Psiquiatría y Psicología Médica de la Clínica Universidad de Navarra(España).

Existen actualmente  dos sistemas de clasificación internacional para el diagnóstico de TDAH en niños y adolescentes.
• DSM-5 (APA, 2013): El Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, quinta edición, es una herramienta diagnóstica estándar utilizada mundialmente por los profesionales de la salud mental que fomenta la investigación fiable, el diagnóstico exacto y asiste a los médicos a la hora de administrar los tratamientos y cuidados oportunos. Ha sido publicado, en su versión en inglés, por la Asociación Americana de Psiquiatría en mayo de 2013 como una actualización del DSM-IV-TR existente para reflejar los cambios en la práctica clínica y la investigación en el campo de la salud mental.
• CIE-10 (OMS): El Sistema de Clasificación Internacional de los Trastornos Mentales es una clasificación estadística internacional de enfermedades y problemas relacionados con la salud elaborada por la Organización Mundial de la Salud. Las siglas CIE-10 hacen referencia a la décima revisión. Actualmente se está preparando la CIE-11.

Pero..¿quién realiza el diagnóstico? El diagnóstico del TDAH es exclusivamente clínico y debe realizarlo un facultativo con entrenamiento y experiencia en el diagnóstico del TDAH y sus comorbilidades más frecuentes (GPCM, 2010). El diagnóstico del TDAH se basa en una historia clínica detallada que investigue los síntomas clínicos específicos del trastorno. Es
necesario obtener evidencias directamente de los diferentes entornos, fundamentalmente familiar y escolar. No existe un marcador psicológico o biológico, prueba o test del trastorno (Freedman R. et al, 2013).

Según las asociaciones de pacientes consultadas en el Proyecto PANDAH, los psiquiatras del niño y del adolescente, los neuropediatras, los psiquiatras del adulto y los neurólogos son actualmente los únicos facultativos percibidos como “capaces de realizar un verdadero diagnóstico clínico del paciente con TDAH y de instaurar el tratamiento adecuado”. Asimismo, se apunta que existe un grupo de psiquiatras que no creen en el trastorno a pesar de la evidencia científica, que dudan o no actúan conforme a la medicina basada en la evidencia, y que no hay suficientes neuropediatras para atender al volumen actual de pacientes.

Las evaluaciones para diagnosticar el TDAH debe realizarlas un equipo multidisciplinar (Banaschewski T. et al, 2010) formado por el psiquiatra del niño y del adolescente, pediatra, neurólogo, neuropediatra, psicólogo clínico y médico de familia en el caso de los adolescentes y los adultos.
Asimismo, el equipo debería poder tener acceso a otros profesionales (Taylor E. et al, 2004) de apoyo que permita hacer evaluaciones pediátricas y neurológicas especializadas, evaluaciones del habla y el lenguaje, terapias cognitivo-conductuales y familiares, fisioterapia y evaluaciones psicopedagógicas.

¿Con qué instrumentos se realiza el diagnóstico? La evaluación del TDAH en niños y adolescentes se realiza a través de entrevistas estructuradas y semiestructuradas, escalas específicas y cuestionarios o escalas de psicopatología general (GPCM, 2010). Estos instrumentos ayudan a obtener información estandarizada sobre cómo perciben los adultos (padres, tutores y docentes) la problemática del niño con TDAH (GPCM, 2010).

Deficiencia, discapacidad, neurología y series de televisión

https://drive.google.com/drive/my-drive
Esta publicación ha sido realizada por Susana Collado-Vázquez, Ariadna Martínez-Martínez y Roberto Cano de la Cuerda, componentes de Departamento de Fisioterapia, Terapia Ocupacional, Rehabilitación y Medicina Física de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Rey Juan Carlos de Alcorcón (Madrid, España).
El objetivo de este trabajo es abordar la aparición de la patología neurológica en las series de televisión y reflexionar sobre su imagen en dicho contexto. En el trabajo se recoge el enfoque que ha tenido en diferentes series televisivas la patología neurológica, su diagnóstico, su tratamiento, así como la fi gura de los profesionales sanitarios y la adaptación sociofamiliar, y se citan, a modo de ejemplo, series como House, Glee, American Horror Story, Homeland o Juego de tronos.
En conclusión, las series de televisión son una herramienta útil para dar a conocer algunas patologías neurológicas y para desmitificar otras, siempre que dichas patologías se aborden de manera realista, hecho que no siempre ocurre. Habría que cuidar el tratamiento que reciben los profesionales de la salud en las series de televisión, pues no siempre es correcto, y eso puede llevar a errores entre los telespectadores, que aceptan lo que ven en la pequeña pantalla como real.