La batalla del movimiento: la actividad física como estrategia para el logro de la autorregulación

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación ha sido realizada por María M. Richard´s, Investigadora Adjunta del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) . Docente de Grado y Postgrado de la Facultad de Psicología, Universidad Nacional de Mar del Plata(Argentina). Forma parte del libro Estrategias para fomentar la autorregulación en la escuela primaria, siendo unas de las compiladoras, junto a María Laura Andrés y Lorena Canet Juric. Su formación se ha sustentado fundamentalmente sobre la exploración y el desarrollo de los métodos y técnicas de evaluación, medición y validación de habilidades cognitivas en población normal, adulta e infantil, que requieren del funcionamiento ejecutivo. Entre los procesos y funciones que más ha estudiado se destacan los procedimientos para la evaluación del control ejecutivo (procesos inhibitorios, memoria de trabajo y flexibilidad cognitiva) y los métodos para su evaluación y análisis (modelos y técnicas de medición, análisis de propiedades psicométricas, obstáculos para su evaluación).

El proyecto actual subraya el análisis y desarrollo de los métodos de medición, estudios de validación, adaptación y programas de entrenamiento de estos procesos autorregulatorios, considerados de manera independiente, en población infantil (6 a 11 años de edad), adolescente (12 a 17 años de edad) y adultos jóvenes (hasta 50 años).

La educación física genera una serie de respuestas agudas y crónicas que promueven condiciones que aumentan el rendimiento cognitivo. En este capítulo se describen algunas de las hipótesis que fundamentan este aumento. Los procesos asociados a la respuesta aguda al ejercicio físico son: incremento del flujo sanguíneo cerebral, incremento de la temperatura y aumento de la disponibilidad de neurotransmisores. Por otra parte los efectos crónicos asociados al ejercicio físico son: aumento de la vascularización,  neurogénesis y plasticidad neuronal. El cerebro humano, debido a su plasticidad, tiene una enorme capacidad para modificar su estructura y funcionamiento a través de la interacción con el entorno. En este proceso continuo de adaptación y supervivencia de la especie que ha permitido su desarrollo, es innegable que la actividad física ha desempeñado un papel crucial. La realización de ejercicio físico requiere una activación cerebral generalizada, pues supone el movimiento de grupos musculares, aumento de flujo sanguíneo, consumo de glucosa, respiración, y ritmo cardíaco regulado por diferentes centros nerviosos. Ello quiere decir que el ejercicio físico activa amplias zonas cerebrales.
La actividad física influye en la manera en qué se piensa y se siente y afecta al aprendizaje, al estado de ánimo, a la atención, a la ansiedad, y al estrés y tiene la capacidad de inmunizar contra algunas enfermedades o, al menos, refrenarlas o paliarlas (Diamond, 2015). Algunos de los beneficios más importantes son la neurogénesis (creación de neuronas) y la disminución de la muerte de las neuronas (apoptosis). Además, el ejercicio hace que las conexiones entre las neuronas sean mayores, más fuertes y eficaces, favoreciendo capacidades como el aprendizaje y la memoria, entre otras, y protegiendo contra las enfermedades degenerativas de las neuronas.

Trastorno por déficit de atención con hiperactividad. Ideas esenciales para los padres de familia

Esta ponencia es impartida por Russell A. Barkley-científico, psicólogo e investigador norteamericano y uno de los mayores expertos en Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) y en los problemas relacionados con este trastorno en la infancia y profesor en el Departamento de Psiquiatría y Pediatría en la Universidad de Carolina del Sur(Estados Unidos).

Autor de numerosas investigaciones y libros, conocido sobre todo por desarrollar el modelo de inhibición conductual como posible explicación del cuadro sintomático del TDAH.  

¿Comprenden bien los lectores con autismo?

En esta ponencia, David Saldaña Sage-Profesor Titular del Departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación de la Universidad de Sevilla(España)-dentro del marco del II Congreso Internacional de Comprensión Lectora Infantil y Primaria(CICLIP), repasa los trabajos más recientes sobre esta temática y las implicaciones que pueden tener para la intervención y evaluación educativas.

Locus de control y autorregulación conductual: revisiones conceptual y experimental

https://drive.google.com/drive/my-drive
Esta publicación la han realizado J. Carmelo Visdómine-Lozano y Carmen Luciano, pertenecientes al Departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológicos de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de la Universidad de Almería(España).
El locus de control es un tópico ampliamente utilizado en la mayoría de ámbitos de la Psicología. Este estudio teórico pretende realizar una doble revisión que sea capaz de mostrar el estado y utilidad del constructo de locus de control. Por una parte, se plantea una revisión conceptual de dicho constructo; se revisa desde la definición original de Rotter de 1966 hasta las acotaciones y transformaciones posteriores del propio autor, en las que amplía, reformula y/o añade constructos; asimismo, se proyecta una revisión del resto de constructos que guardan un parecido de familia con locus dentro del ámbito de la autorregulación conductual, tales como autoeficacia, competencia, atribuciones, etc. Y por otra parte, se plantea una revisión de estudios experimentales sobre expectativas generalizadas y específicas de control, a partir de la cual discutir si el tópico ha sido convenientemente analizado por su validez. De ahí que finalmente se proponga la necesidad de un análisis crítico y de una aproximación conceptual alternativa.

Papel de la experiencia en la neurología de la expresión facial de las emociones

https://drive.google.com/drive/my-drive?ltmpl=drive
Esta publicación ha sido realizada por L. Mestas, componente de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México DF; J.M. Arana, perteneciente del Departamento de Psicología de la Universidad de Salamanca(España); Fernando Gordillo León y M.A. Pérez, miembros del Departamento de Psicología de la Universidad Camilo José Cela de Villafranca del Castillo(Madrid, España); y R.M. López, componente del Nonverbal Behavior Analysis Group del Behavior and Law Research Foundation de Madrid(España).
El objetivo de este estudio es discutir qué función desempeña la experiencia en el reconocimiento de la expresión facial de las emociones y analizar los sesgos que las experiencias negativas y positivas podrían tener sobre la percepción emocional.
La conclusión del presente trabajo es que las personas que son capaces de utilizar la expresión facial de las emociones como un canal de comprensión y expresión interaccionarán de manera adecuada con su entorno. Este entorno, a su vez, dará lugar a experiencias que modulan dicha capacidad. Por lo tanto, es un proceso autorregulatorio que puede ser dirigido a través de la implementación de programas de intervención sobre los aspectos emocionales.