Concordancias entre los trastornos del espectro del autismo y el Trastorno por Déficit de Atención/Hiperactividad

https://drive.google.com/drive/my-drive
Los autores de esta publicación son Fernando Mulas y Patricia Roca, componentes del Instituto Valenciano de Neurología Pediátrica((INVANEP).
La bibliografía actual reconoce un solapamiento de aspectos genéticos, clínicos y neuropsicológicos entre el Trastorno del Espectro del Autismo (en adelante, TEA) y el Trastorno por Déficit de Atención/Hiperactividad (en adelante, TDAH), sugiriendo que podría existir un patrón común que abarca desde la etiología genética y estructural común hasta patrones sintomatológicos compartidos.
El objetivo de este trabajo es revisar los avances actuales en estos aspectos comunes. Para ello, se han encontrado trabajos que apuntan a dificultades atencionales preescolares en la base de ambos trastornos. Desde la perspectiva genética, se estima que un 50-72% de factores genéticos se solapan entre ambos trastornos.
También comparten una disminución del volumen del cuerpo calloso y la sustancia gris frontal izquierda, y alteraciones funcionales como la hipoactivación prefrontal dorsolateral, estriadotalámica y parietal superior. Se encuentran resultados en cuanto al funcionamiento ejecutivo, con perfiles diferenciales para ambas condiciones, y también sobre la relación de los comportamientos repetitivos e impulsivos en las primeras etapas en TEA, con los problemas hiperactivos posteriores.
En conclusión, esta nueva concepción del continuo TEA-TDAH, con una base neuroevolutiva común y características clínicas asociadas, podría ser de gran utilidad para la práctica clínica y se sugiere considerar la asociación a la hora de plantear el tratamiento.

Anuncios

Alteraciones de conducta en los trastornos del espectro autista

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación ha sido realizada por Amaia Hervás e Isabel Rueda, componentes del IGAIN (Instituto Global de Atención Integral al Neurodesarrollo). Psiquiatría Infantil y Juvenil; Hospital Universitari Mútua de Terrassa(Barcelona).

Los trastornos del espectro autista (en adelante, TEA) son trastornos del neurodesarrollo que afectan  la comunicación social, presentan conductas estereotipadas y dificultades en el área sensorial. La comorbilidad asociada a trastornos de conducta es frecuente, comienza en la infancia y, en general, continúa hasta la edad adulta. En ocasiones se asocia a agresividad, negativismo, autolesiones y ruptura de normas sociales. Origina gran disfuncionalidad a la persona con TEA, a la familia, a los profesionales y al entorno, y es causa principal de tratamiento farmacológico, hospitalización y educación especial.
El objetivo de esta publicación es revisar los factores desencadenantes, causas, evaluación y tratamiento de los problemas de conducta asociados a TEA.
A modo de conclusión, el TEA comórbido con problemas de conducta es frecuente, comienza en la primera infancia y continúa a lo largo de la vida. Una detallada evaluación, que incluya un análisis funcional de la conducta a extinguir, y un tratamiento con diferentes estrategias psicológicas, educativas sociales y farmacológicas resultan esenciales.

 

Sistema de Detección Precoz de los Trastornos del Desarrollo

https://drive.google.com/drive/my-drive
Esta publicación ha sido realizada por Francisco Alcantud, Yurena Alonso y Dario Rico, pertenecientes a la Universitat de Valencia(España).
El Sistema de Detección Precoz de los Trastornos del Desarrollo(en adelante, SDPTD) fue desarrollado con el principal objetivo de detectar cualquier problema que pudiera surgir en el desarrollo de un niño/a, con el objeto de comenzar las intervenciones necesarias lo antes posible. Está diseñado para ser administrado en línea y contestado por los padres o cuidadores habituales del niño. El SDPTD está compuesto de dos tipos de cuestionarios, los que detectan retraso psicomotor general y otros específicos dirigidos a trastornos específicos, como el autismo. Los cuestionarios que detectan retraso psicomotor están dirigidos a niños desde los tres meses hasta 3 años de edad divididos en horquillas de edad (3, 6, 9, 12, 18, 24, 36 meses). Todos los cuestionarios se administran por medio de una aplicación web de forma que son accesibles a toda la población con la única restricción de tener acceso a la red y nivel suficiente para la navegación por ella mediante un navegador estándar fue desarrollado con el principal objetivo de detectar cualquier problema que pudiera surgir en el desarrollo de un niño/a, con el objeto de comenzar las intervenciones necesarias lo antes posible.
Se puede acceder a través de la página web del Centro Universitari de Diagnòstic i AtencióPrimerenca (CUDAP) http://cudap.uv.es

Calidad de vida en niños y adolescentes con trastorno del espectro autista sin discapacidad intelectual

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación ha sido realizada por José Luis Cuesta-Gómez, perteneciente a la Facultad de Educación de la Universidad de Burgos(España); Ruth Vidriales-Fernández,  componente de la Asesoría Técnica de la Confederación Autismo España y Fernando Carvajal-Molina,  perteneciente al Departamento de Psicología Biológica y de la Salud de la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Madrid(España).

Para estos autores, resulta indiscutible que el alcance de una calidad de vida satisfactoria debe ser el objetivo de las intervenciones clínicas dirigidas al colectivo de personas con trastorno del espectro autista (en adelante, TEA), y un elemento clave para diseñar los tratamientos necesarios que mejoren el pronóstico de desarrollo futuro. A pesar de ello, el conocimiento sobre las condiciones objetivas y subjetivas que predicen una mayor satisfacción en las personas con TEA es aún muy limitado.
El objetivo de este estudio es explorar la percepción de la calidad de vida-entendida, según Schalock y Verdugo, como un estado deseado de bienestar personal, de carácter multidimensional, que tiene propiedades universales y propiedades ligadas a la cultura, y que está influenciado por las características personales y por los factores ambientales-que experimenta un grupo de niños y adolescentes con TEA sin discapacidad intelectual asociada. La muestra estuvo compuesta por 12 niños y 11 adolescentes con TEA sin discapacidad intelectual asociada. Dependiendo de la edad, se les aplicó el cuestionario de calidad de vida específico.
Los resultados informan positivamente sobre su calidad, sin que existan diferencias en las dimensiones básicas. No obstante, en el caso de los adolescentes se obtienen puntuaciones más bajas en el área de autodeterminación en comparación con las demás.
A modo de conclusión, la discusión se centra en la identificación de las dimensiones más relevantes para la calidad de vida, las implicaciones para la intervención y la necesidad de adecuar las metodologías empleadas para la evaluación subjetiva de estos factores, debido a que las características de los TEA pueden alterar las habilidades necesarias para la valoración de la experiencia personal y requerir la adaptación de los procedimientos empleados.