TDAH, entre la patología y la normalidad

https://drive.google.com/drive/my-drive

El autor de esta publicación es Rafael Guerrero Tomás, psicólogo y Profesor de la Facultad de Educación de la Universidad Complutense de Madrid(España).
En esta entrada, se recoge el capítulo I de dicho libro, cuyo prólogo es de Joaquín M. Fuster, neurocientífico español y cuya investigación ha hecho contribuciones fundamentales para la comprensión de las estructuras neuronales que subyacen en la cognición y el comportamiento; y la introducción de Luis Rojas Marcos, componente de la Academia de Medicina de Nueva York(Estados Unidos) y miembro distinguido vitalicio de la Asociación Americana de Psiquiatría.

Está editado por la Editorial Planeta S. A.  La primera edición es del año 2016.

Anuncios

TDAH y trastornos asociados

https://drive.google.com/drive/my-drive
Esta publicación colectiva ha sido editada, en español, por Enrique Vázquez-Justo, Adolfo Piñón Blanco y Sara M. Fernandes, en el año 2017. La misma, desarrollada a partir de un enfoque multidisciplinar, ofrece una revisión de los procesos involucrados en los trastornos del neurodesarrollo; tomando el TDAH como la entidad más relevante, ofrece una amplia revisión de las bases neurobiológicas, los modelos neuropsicológicos, los déficits neuropsicológicos, neuroanatómicos y neurofisiológicos. Este libro está dirigido a profesionales y estudiantes del campo educativo, psicosocial y de la salud interesados en el TDAH y sus trastornos asociados. Se desarrollan temas relacionados con la evaluación neuropsicológica, los criterios diagnósticos, las comorbilidades más frecuentes y las diferentes opciones de tratamiento en personas afectadas por TDAH.

Concordancias entre los trastornos del espectro del autismo y el Trastorno por Déficit de Atención/Hiperactividad

https://drive.google.com/drive/my-drive
Los autores de esta publicación son Fernando Mulas y Patricia Roca, componentes del Instituto Valenciano de Neurología Pediátrica((INVANEP).
La bibliografía actual reconoce un solapamiento de aspectos genéticos, clínicos y neuropsicológicos entre el Trastorno del Espectro del Autismo (en adelante, TEA) y el Trastorno por Déficit de Atención/Hiperactividad (en adelante, TDAH), sugiriendo que podría existir un patrón común que abarca desde la etiología genética y estructural común hasta patrones sintomatológicos compartidos.
El objetivo de este trabajo es revisar los avances actuales en estos aspectos comunes. Para ello, se han encontrado trabajos que apuntan a dificultades atencionales preescolares en la base de ambos trastornos. Desde la perspectiva genética, se estima que un 50-72% de factores genéticos se solapan entre ambos trastornos.
También comparten una disminución del volumen del cuerpo calloso y la sustancia gris frontal izquierda, y alteraciones funcionales como la hipoactivación prefrontal dorsolateral, estriadotalámica y parietal superior. Se encuentran resultados en cuanto al funcionamiento ejecutivo, con perfiles diferenciales para ambas condiciones, y también sobre la relación de los comportamientos repetitivos e impulsivos en las primeras etapas en TEA, con los problemas hiperactivos posteriores.
En conclusión, esta nueva concepción del continuo TEA-TDAH, con una base neuroevolutiva común y características clínicas asociadas, podría ser de gran utilidad para la práctica clínica y se sugiere considerar la asociación a la hora de plantear el tratamiento.

Efectos secundarios del metilfenidato en población infantil y juvenil

https://drive.google.com/drive/my-drive
Esta publicación ha sido realizada por Marta Espadas, Inmaculada Insa y Marta Chamorro, componentes del Centro de Salud Mental Infanto-Juvenil del Hospital Sant Joan de Déu; Mollet del Vallès, Barcelona(España); y José A. Alda-Díez, miembro de la Unidad de Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad del Hospital Sant Joan de Déu de Esplugues de Llobregat, Barcelona(España).
El uso de fármacos psicoestimulantes está presente en la práctica médica habitual desde principios del siglo pasado y ha experimentado un incremento exponencial en cuanto a prescripciones.
El objetivo de este estudio es revisar el estado de conocimiento actual sobre los efectos secundarios de los psicoestimulantes en población infantil y juvenil. Para tal fin, se ha realizado una revisión tras consultar diferentes bases de datos, incluyendo en esta revisión análisis clínicos, metaanálisis, estudios prospectivos observacionales y revisiones sistemáticas. Se observa un incremento mínimo en la tensión arterial y la frecuencia cardíaca, pero algunos estudios recientes apuntan a una infraestimación del riesgo a largo plazo. En lo que se refiere al apetito y el crecimiento, casi toda la bibliografía actual apunta a una ralentización del ritmo de crecimiento, que se recupera al interrumpir el tratamiento. Un factor importante, como es la evolución en paralelo de la edad ósea, no se ha valorado en la mayoría de los estudios realizados. En el sueño no habría empeoramiento significativo en los pacientes tratados con psicoestimulantes respecto a los no tratados. En relación con el sistema nervioso central, no parece haber evidencia de un incremento del riesgo de aparición o empeoramiento de tics tras introducir el tratamiento. El afecto y la emoción son áreas poco exploradas.
A modo de conclusión, es importante tener una mayor evidencia de la seguridad de estos fármacos. Para ello es imprescindible poder disponer de estudios de una extensión en el tiempo consecuente con la duración de estos tratamientos.

Guía de práctica clínica sobre las intervenciones terapéuticas en el TDAH

https://drive.google.com/drive/my-drive
Este documento ha sido elaborado por un Grupo de trabajo de la Guía de Práctica Clínica(en adelante, GPC) sobre las Intervenciones Terapéuticas en el Trastorno por Déficit de Atención(en adelante, TDAH). Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud (IACS); 2017 Guías de Práctica Clínica en el SNS.
Es el resultado del gran esfuerzo realizado por un grupo de profesionales sanitarios pertenecientes a distintas especialidades y sociedades científicas, y representantes de varias Sociedades Científicas implicadas en el manejo de personas con este proceso.
Esta GPC se centra en el abordaje terapéutico del TDAH mediante el análisis de las intervenciones psicológicas (psicosociales), psicopedagógicas y farmacológicas, sobre aspectos específicos de cada una de estas intervenciones, así como del manejo combinado de las mismas. De esta manera, los profesionales de la salud y educación, cuentan con unas recomendaciones basadas en la evidencia científica de ayuda a la toma de decisiones, tanto en el ámbito clínico como educativo, con el objetivo también de mostrar que un abordaje multidisciplinar permitirá una mejor atención a estas personas, muchas de ellas en etapa formativa.

Aprendiendo a conocer y manejar los problemas del TDAH

https://drive.google.com/drive/my-drive
Esta publicación ha sido realizada por el Grupo de trabajo de la Guía de Práctica Clínica (en adelante, GPC) sobre las Intervenciones Terapéuticas en el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (en adelante, TDAH) elaborada para el Sistema Nacional de Salud del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, en el año 2015.
Este documento está dirigido a:
• Padres y madres de niños/niñas con TDAH y a sus educadores.
• También va dirigida a adolescentes y adultos que presentan estos problemas de salud, para que ellos mismos o sus familiares tengan una información que les ayude a conocer mejor el TDAH.
El documento integra e incluye:
• información sobre este trastorno,
• su diagnóstico y tratamiento,
• consejos sobre cómo manejarlo día a día,
• y otros recursos de utilidad como los contactos de asociaciones de pacientes, lecturas o recursos de Internet.
Esta información no sustituye a la opinión del médico o de otros profesionales, como enfermeras y psicoterapeutas, de los equipos sanitarios o a la de profesionales del ámbito educativo, como orientadores y profesorado. Sirve para ayudar a complementar la información que se haya recibido y ser una guía para poder “saber más”.
La información que se facilita en este documento se basa y forma parte de la GPC sobre las Intervenciones Terapéuticas en el TDAH, del Sistema Nacional de Salud y las recomendaciones que en ella se encuentran se han elaborado basándose en la literatura científica existente y en el acuerdo del grupo de trabajo de dicha guía. También se han tenido en cuenta otros documentos informativos sobre el TDAH, elaborados por sociedades científicas y organismos oficiales en España, EEUU, Reino Unido y otros países. El documento ha sido realizado con la participación tanto de un amplio grupo de profesionales expertos en el tema como de padres, madres y asociaciones de pacientes que han aportado sus experiencias y necesidades.

Correlatos electrofisiológicos de la lectura en niños con trastorno por déficit de atención/hiperactividad

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación ha sido realizada por Pedro A. González-Pérez, Sergio Hernández-Expósito y Gustavo Ramírez, componentes del  Departamento de Psicología Clínica, Psicobiología y Metodología, Sección Psicología y Logopedia, Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de La Laguna, Santa Cruz de Tenerife(España); Jhoanna Pérez,  perteneciente al  Centro de Neurociencias de La Habana(Cuba); y Alberto Domínguez, miembro del Departamento de Psicología Cognitiva, Social y Organizacional, Sección Psicología y Logopedia, Facultad de Ciencias de la Salud e la Universidad de La Laguna, Santa Cruz de Tenerife(España).

El objetivo de este estudio es investigar si los déficits en las funciones ejecutivas en el trastorno por déficit de atención/hiperactividad (en adelante, TDAH) afectan a su compresión lectora e identificar un potencial marcador biológico de este endofenotipo neuropsicológico a través de potenciales relacionados con eventos. Específicamente, hipotetizar si las diferencias en memoria de trabajo e inhibición mantienen una asociación fenotípica con la comprensión lectora en el TDAH.
La muestra estuvo constituida por 52 niños con TDAH (8-13 años) divididos en dos grupos según la presencia (TDAH–; n = 27; percentil < 30) o ausencia (TDAH+; n = 25; percentil > 50) de déficit en compresión lectora y un grupo control (n = 27). Se evaluaron las funciones ejecutivas y se realizó un experimento de potenciales relacionados con eventos en el que se presentaron oraciones anafóricas de diferentes longitudes, y se registraron los potenciales relacionados con eventos en el último adjetivo de la oración que requiere acuerdo de género.
Resultados. Se encontró una relación entre memoria de trabajo e inhibición con el rendimiento en compresión lectora. Mientras que los grupos de TDAH+ y control mostraron signos de detección de no concordancia sintáctica a los 100 ms, el grupo de TDAH– no activó la memoria de trabajo hasta los 250 ms.
Conclusiones. La lentitud en la puesta en marcha de los mecanismos de memoria de trabajo nos ayuda a entender los déficits en comprensión lectora del grupo de TDAH–.

 

Dificultades de reconocimiento emocional facial como déficit primario en niños con trastorno por déficit de atención/ hiperactividad: revisión sistemática

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación ha sido realizada por  Débora Rodrigo-Ruiz y Juan Carlos Pérez-González, pertenecientes al Departamento de Métodos de Investigación y Diagnóstico en Educación II, de la Universidad Nacional de Educación a Distancia de Madrid(España); y Javier Cejudo, componente del Departamento de Psicología de la  Universidad de Castilla-La Mancha de  Albacete(España)

Recientemente se ha advertido que los niños con Trastorno por Déficit de Atención/Hiperactividad (en adelante, TDAH) muestran algún déficit en su competencia o inteligencia emocional, en concreto, en su capacidad de reconocimiento emocional.
En este estudio, se presenta una revisión sistemática de la literatura científica referente al reconocimiento emocional de expresiones faciales en niños con TDAH con el objeto de establecer o descartar la existencia de déficits emocionales como disfunciones primarias en dicho trastorno y, en su caso, el tamaño del efecto de las diferencias con niños de desarrollo normal o neurotípico.
Los resultados desvelan lo reciente del interés sobre el asunto y la limitada información al respecto. A pesar de que no hay acuerdo total, la mayor parte de los estudios evidencia que el reconocimiento emocional de expresiones faciales está afectado en los niños con TDAH, y éstos se muestran significativamente menos precisos que niños pertenecientes a grupos control en el reconocimiento de emociones comunicadas a través de expresiones faciales. Una parte de estos estudios realiza comparaciones en el reconocimiento de diferentes emociones discretas, y se observa en los niños con TDAH una tendencia a la mayor dificultad para el reconocimiento de emociones negativas, principalmente ira, miedo y asco.
A modo de conclusión, estos resultados tienen implicaciones directas para el diagnóstico educativo y clínico del TDAH, y para la intervención educativa con niños con TDAH, a quienes la educación emocional podría suponerles una ventajosa ayuda.

Comparación entre el diagnóstico del trastorno por déficit de atención/hiperactividad con el DSM-5 y la valoración neuropsicológica de las funciones ejecutivas

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación ha sido realizada por  Luis Abad-Mas, Olivia Caloca-Català y Rosalía Ruiz-Andrés, componentes de Centros de Desarrollo Cognitivo RED-CENIT Valencia (España); y Fernando Mulas, del Instituto Valenciano de Neurología Pediátrica(INVANEP).

El trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH) tiene una prevalencia del 3-7% de la población en edad escolar y cursa con problemas académicos y disfunciones ejecutivas.
El objetivo de este trabajo es estudiar la relación entre el diagnóstico del TDAH por medio de los criterios del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, quinta edición (DSM-5), y la evaluación neuropsicológica de las funciones ejecutivas. Para ello, se evaluó a 50 sujetos, 12 mujeres y 38 varones, entre 8 y 10 años. Para evaluar el control inhibitorio se utilizó el Continuous Performance Test (CPT) y el test de Stroop; para la inteligencia y la memoria de trabajo, la escala de inteligencia de Wechsler para niños-IV; y para la atención, el CPT y el Selective Attention Test.
Resultados. No había diferencias significativas entre ambos subtipos de TDAH en cuanto a la Memoria de Trabajo. Las niñas presentaban mejores habilidades en la tarea de flexibilidad cognitiva que los niños, y los sujetos diagnosticados de TDAH combinado presentaban mayores dificultades en el control inhibitorio.
A modo de conclusión, se confirma que las definiciones del TDAH en el DSM-5 son imprecisas. Son una escasa enumeración de síntomas clínicos del trastorno, sin definir con claridad criterios propios de él. Por lo tanto, la definición del trastorno se realiza por la evaluación específica de la atención y de los mecanismos de control inhibitorio y, por ello, es necesaria una evaluación neuropsicológica de las funciones cerebrales superiores.

Un estudio demuestra las alteraciones que el TDAH provoca en el oído interno

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación, en inglés, ha sido realizada por Valeria Isaac y Diego Olmedo, componentes del Departamento de Otorrinolaringología del Hospital universitario de Santiago de Chile;  F. Aboliz, miembro del Departamento de Psiquiatría y Centro Interdisciplinario de Neurociencia de la Pontificia Universidad Católica de Chile y Paul H. Delano, del Departamento de Fisiología y Biofísica dela Facultad de Medicina de la Univerdidad de Chile .

En este estudio se ha confirmado que existe en niños una relación entre las alteraciones del oído interno y el trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH) como consecuencia del propio trastorno.
Los investigadores partieron de una muestra de 26 niños, 13 de ellos con diagnóstico confirmado de TDAH (y ausencia de otras comorbilidades de naturaleza psiquiátrica), con edades comprendidas entre 5 y 10 años, y otros 13 que conformaban el grupo control, constituido por niños sanos con un nivel socioeconómico similar.
Los resultados dejaron ver diferencias significativas en el funcionamiento del sistema vestibular, que regula el equilibrio en el oído interno, en los niños afectos de TDAH. Entre otras pruebas, se recurrió al potencial evocado miogénico, que consiste en calibrar la respuesta de las células del oído a una vibración inducida, en este caso, de 500 Hz. Al comparar ambos grupos, se vio ausencia o, como mínimo, menor respuesta a la vibración en los niños con TDAH, lo que indicaba una alteración del reflejo vestibular encefálico.
El test de la marcha (dynamic gait index) también reflejó puntuaciones inferiores en los niños con TDAH, y lo mismo sucedió con una serie de pruebas posturales tomográficas. Otras pruebas utilizadas no arrojaron diferencias importantes entre ambos grupos, como el test subjetivo visual vertical, que sirve para calibrar el equilibrio ortostático.

Síndrome de piernas inquietas en pacientes diagnosticados de TDAH

https://drive.google.com/drive/my-drive

Los autores de esta publicación son: C. Castaño-De la Mota, perteneciente al Hospital Universitario Infanta Leonor de Madrid(España); N. Moreno-Acero, componente del Hospital Universitario del Sureste de Madrid(España);  R. Losada-Del Pozo, V. Soto-Insuga, del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid(España); A. Pérez-Villena, perteneciente al Hospital Universitario Infanta Sofía de Madrid(España); C. Rodríguez-Fernández, miembro del Complejo Asistencial Universitario de León(España); F. Martín-Del Valle, del Hospital Universitario Severo Ochoa de Madrid(España); M. Pons-Rodríguez, del Hospital Universitari Son Espases de Palma de Mallorca(España).

El síndrome de piernas inquietas (en adelante, SPI) es una patología neurológica común. Se ha relacionado con diferentes trastornos psiquiátricos, especialmente con el trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH).
El objetivo principal de este estudio es el describir la frecuencia del SPI en pacientes pediátricos diagnosticados de TDAH. Los objetivos secundarios del estudio fueron describir otros trastornos del sueño en pacientes con TDAH. Para ello, se realizó un estudio descriptivo prospectivo multicéntrico en nueve centros españoles de niños de 6-18 años con diagnóstico de TDAH entre enero y junio de 2015. Los datos fueron recogidos por 13 médicos investigadores mediante entrevista con el padre/cuidador y con el menor. Para valorar el grado de funcionamiento de los pacientes con TDAH se utilizó la Children’s Global Assessment Scale. Se aplicó la Sleep Disturbance Scale for Children de Bruni para el cribado del trastorno de sueño de la infancia.
Resultados. Se recogió una muestra de 73 pacientes. Cinco pacientes (6,8%) cumplen criterios diagnósticos de SPI: cuatro de ellos definitivos y uno probable.
Conclusiones. El SPI es una entidad frecuente en la edad adulta, pero también en la adolescencia y en la infancia. Los pacientes con TDAH tienen un riesgo aumentado de presentar de manera concomitante un SPI.

Actualización en el tratamiento farmacológico del trastorno por déficit de atención/hiperactividad: lisdexanfetamina y guanfacina de liberación retardada

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación ha sido realizada por Daniel Martín Fernández-Mayoralas, Ana Laura Fernández-Perrone, Nuria Muñoz-Jareño y Alberto Fernández-Jaén, componentes de la Sección de Neurología Infantil del ospital Universitario Quirón  de Madrid(España).

El trastorno por déficit de atención/hiperactividad (en adelante, TDAH) es uno de los trastornos del neurodesarrollo más
frecuentes en la población infantil. Su tratamiento es complejo y debe incluir medidas psicoeducativas, ambientales y
farmacológicas. En los últimos años, las principales novedades respecto a su tratamiento farmacológico son la aparición
de la lisdexanfetamina y la guanfacina de liberación retardada. El aumento del número de fármacos disponibles para el tratamiento del TDAH permite tratar y cubrir situaciones clínicas muy diversas. El propósito de la presente revisión es realizar un análisis de la bibliografía sobre ambos fármacos, estableciendo los puntos fuertes de ambos tratamientos, atendiendo especialmente a su mecanismo de acción, a su tolerabilidad y a su eficacia.
A modo de conclusión, la guanfacina de liberación retardada permite tratar situaciones escasamente cubiertas con los estimulantes, tales como los niños con irritabilidad y tics, con un perfil significativo de moderada eficacia y una buena tolerabilidad y seguridad. La aparición de la lisdexanfetamina ha supuesto un cambio muy importante porque, según la bibliografía, se trataría de un fármaco completo y efectivo, desde el punto de vista clínico, para mejorar los síntomas del TDAH. Además, posee un buen perfil de seguridad.

Neuroanatomía del trastorno por déficit de atención/ hiperactividad: correlatos neuropsicológicos y clínicos

Esta publicación ha sido realizada por Jacobo Albert, componente del Departamento de Psicología Biológica y de la Salud de la Facultad de Picología de la Universidad Autónoma de Madrid(España); Alberto Fernández-Jaén, Daniel Martín Fernández-Mayoralas y Ana Laura Fernández-Perrone, pertenecientes a la Sección de Neurología Infantil del Servicio de Neurología del Hospital Universitario Quirón de Madrid(España); Sara López-Martín, componente del Hospital Universitario Quirón de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Rey Juan Carlos, Madrid(España); Beatriz Calleja-Pérez(perteneciente al Centro de Salud Doctor Cirajas, Atención Primaria, Madrid(España); Mar Jiménez-De la Peña, Manuel Recio-Rodríguez,componentes de la Unidad de Resonancia el Hospital Universitario Quirón de Madrid(España).

El desarrollo de la resonancia magnética estructural y de nuevos métodos de análisis ha permitido examinar, como nunca antes, las bases neuroanatómicas del Trastorno por Déficit de Atención/Hhiperactividad (TDAH). No obstante, poco se sabe todavía sobre la relación de los síntomas clínicos y las disfunciones neuropsicológicas características del
TDAH con las alteraciones neuroanatómicas observadas.
El objetivo del presente trabajo es explorar la relación entre neuroanatomía, clínica y neuropsicología en el TDAH.
A nivel de grupo, existen diferencias marcadas entre el cerebro de niños adolescentes y adultos con TDAH y el
cerebro de personas con desarrollo típico. Estas diferencias se observan transversal y longitudinalmente en todas las medidas, tanto de la sustancia gris como de la sustancia blanca. Aunque todavía escasa, cada vez existe mayor evidencia que señala que estas diferencias se relacionan con los síntomas nucleares del trastorno y con el grado de disfunción clínica.
También parecen asociarse con el funcionamiento cognitivo (principalmente, atención y control inhibitorio).
A modo de conclusión, la relación entre los distintos niveles de análisis de estudio del TDAH acerca la investigación a la clínica y permite comprender y tratar mejor el trastorno. Aunque el avance en este campo es innegable, todavía son muchas las cuestiones que hay que explorar y profundizar en mayor detalle. Se requiere comprender mejor la asociación entre las medidas
neuroanatómicas y cada dimensión sintomatológica, y la relación con otros procesos neuropsicológicos también implicados en el trastorno.

Evaluación y tratamiento de los problemas de sueño en niños diagnosticados de trastorno por déficit de atención/hiperactividad: actualización de la evidencia

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación ha sido realizada por Marta Chamorro, José Pérez Lara, Marta Espadas, componentes del Centro de Salud Mental Infanto Juvenil del Hospital Sant Joan de Déu de Mollet del Vallès, Barcelona(España) y y José A. Alda-Díez, perteneciente a la Unidad de Trastornos por Déficit de Atención e Hiperactividad del Hospital Sant Joan de Déu de Esplugues de Llobregat, Barcelona(España).

El trastorno por déficit de atención/hiperactividad (en adelante, TDAH) afecta aproximadamente al 5% de los niños y adolescentes, y los problemas del sueño son comunes en estos pacientes. Sin embargo, la asociación entre los trastornos del sueño y el TDAH es multifacética y compleja.

El objetivo del presente trabajo es explorar la relación entre los trastornos del sueño y el TDAH.  Los problemas del sueño en niños con TDAH incluyen alteraciones del sueño y trastornos específicos per se o debidos a trastornos psiquiátricos comórbidos o a los fármacos estimulantes para el TDAH. Actualmente se recomienda la evaluación de las condiciones del sueño en niños con TDAH antes de la iniciación del tratamiento farmacológico. La primera línea de actuación para el manejo de los problemas de sueño es la higiene del sueño y la psicoterapia cognitivo-conductual. Otra opción es considerar la modificación de la posología y formulación de los fármacos estimulantes. La atomoxetina y la melatonina son alternativas terapéuticas para los niños con TDAH y problemas del sueño más graves. Para los trastornos respiratorios y del movimiento en el sueño existen tratamientos específicos.
A modo de conclusión, es importante evaluar el sueño en los niños que presentan síntomas sugestivos de TDAH, ya que los problemas en el sueño pueden desempeñar un papel causal o exacerbar la clínica del TDAH. Una correcta evaluación y tratamiento de los trastornos del sueño aumentan la calidad de vida de la familia y del niño y pueden disminuir la gravedad de los síntomas del TDAH.

TDAH: hacer visible lo invisible

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta es una publicación realizada por Susan Young, componente del King’s College London, Institute of Psychiatry, Reino Unido;  Michael Fitzgerald, perteneciente al Trinity College, Dublín, Irlanda; y  Maarten J. Postma de la University of Groningen, Holanda. En este Libro Blanco sobre el trastorno por Déficit de atención con hiperactividad (en adelante, TDAH) se abordan las propuestas políticas para abordar el impacto social, el coste y los resultados a largo plazo en apoyo a los afectados por este trastorno.

Este documento se ha desarrollado con motivo de una Mesa Redonda Europea sobre TDAH celebrada en Bruselas el 27 de noviembre de 2012, con la participación de médicos, asociaciones de pacientes y familias y representantes de los sistemas de educación y de justicia penal.

Tratamientos para niños y adolescentes con Trastorno por déficit de atención/hiperactividad: ¿cuál es la base de la evidencia hasta ahora?

https://drive.google.com/drive/my-drive
Esta publicación ha sido realizada por Samuele Cortese, componente del Department of Psychology University of Southampton(Reino Unido) y Rocío Roselló-Miranda, perteneciente al Hospital Arnau de Vilanova; Valencia(España).
Este artículo proporciona una visión global de la evidencia actual en relación con el tratamiento del Trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH), y expone los resultados de los más recientes metaanálisis de ensayos controlados aleatorizados que evalúan los tratamientos farmacológicos y no farmacológicos. En general, los recientes metaanálisis disponibles muestran que los psicoestimulantes, y en menor medida los no psicoestimulantes, son eficaces en términos de control de los síntomas nucleares del TDAH, al menos a corto plazo, y que la eficacia para tratar los síntomas nucleares del TDAH de los tratamientos no farmacológicos (programas comportamentales, dietas, entrenamientos cognitivos y neurofeedback) continúa siendo dudosa, aunque algunas intervenciones terapéuticas no farmacológicas son eficaces para resolver problemas asociados al trastorno, como las intervenciones conductuales para las conductas oposicionistas y las habilidades parentales, y el entrenamiento cognitivo para los déficits en la memoria de trabajo. No obstante, la mayoría de los ensayos controlados aleatorizados(ECA) son ensayos de eficacia a corto plazo con muestras de pacientes reclutadas en poblaciones seleccionadas y, como tal, no son completamente ilustrativos para la práctica clínica diaria. Con el fin de establecer una conexión entre la evidencia teórica y la práctica clínica diaria, existen ensayos clínicos comparativos, ensayos pragmáticos, ensayos retirada-placebo, metaanálisis en red y metaanálisis con datos del paciente individual.

El TDAH en los medios de comunicación

https://drive.google.com/drive/my-drive
Esta publicación es una obra colectiva y ha sido coordinada por el Dr. César Soutullo, director de la Unidad de Psiquiatría Infantil y Adolescente del Departamento de Psiquiatría y Psicología Médica de la Clínica Universidad de Navarra(España).
Los medios de comunicación ejercen una gran influencia en la percepción de la realidad de toda la sociedad, en su forma de ver e interpretar el mundo que nos rodea. Por esto, es importante analizar la imagen que los medios transmiten de la salud mental y física, y en particular de las personas afectadas por TDAH.
Durante la última década, se ha observado como el TDAH ha despertado un mayor interés informativo en los medios, convirtiéndose en uno de los temas socio-sanitarios con cabida tanto en prensa general, como especializada. Durante los últimos tres años(2010-2013) se han publicado cerca de 1.250 artículos sobre TDAH en los principales medios impresos de nuestro país.

El TDAH en la legislación española

https://drive.google.com/drive/my-drive
Esta publicación es una obra colectiva y ha sido coordinada por el Dr. César Soutullo, director de la Unidad de Psiquiatría Infantil y Adolescente del Departamento de Psiquiatría y Psicología Médica de la Clínica Universidad de Navarra(España).
Son pocas las referencias que existen al TDAH en los distintos ámbitos regulatorios en España.
En 2010 el Ministerio de Sanidad, en colaboración con la Generalitat de Cataluña, publicó la Guía de práctica Clínica sobre el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (en adelante, TDAH) en niños y adolescentes del Sistema nacional de Salud.
Esta Guía establece que “EL TDAH es un trastorno de origen neurobiológico de inicio en la edad infantil y cuyos síntomas pueden perdurar hasta la edad adulta. Es uno de los trastornos psiquiátricos con mayor prevalencia y representa uno de los motivos más frecuentes de consulta debido a las enormes consecuencias en los diferentes aspectos de la vida del paciente. Las repercusiones potenciales que tiene sobre el desarrollo personal y familiar de la persona afectada hacen que sea uno de los trastornos más investigados en los últimos años”.
La Guía pretende ser una herramienta útil para la población en general y los profesionales sanitarios y de la educación que dé respuestas a las cuestiones básicas del trastorno, especialmente a las relacionadas con la evaluación diagnóstica y los diferentes tipos de tratamiento del TDAH en niños y adolescentes.
En la Guía se encuentran todas las preguntas que puedan plantearse padres, profesores y científicos sobre el trastorno:
• Qué es TDAH;
• Diagnóstico;
• Instrumentos de evaluación;
• Tratamientos:
— psicológico,
— psicopedagógico,
— farmacológico,
— combinado,
— tratamiento de la comorbilidad,
— medicina alternativa y complementaria
• Así como aspectos éticos y legales.

Además de esta Guía, que es consultiva, la única alusión al trastorno la encontramos en el Ministerio de Educación, quien por primera vez en 2010, convocó becas para el alumnado con necesidad específica de apoyo educativo recogiendo expresamente el término TDAH.
También en la resolución de 2 de agosto de 2012, en la convocatoria de 2012 para el curso académico 2012-2013 así como en la convocatoria para el curso 2013-2014 publicada el 19 de agosto en el Boletín Oficial del Estado (BOE), se vuelven a convocar estas becas. Estas ayudas van dirigidas a alumnos afectados por el TDAH que requieran determinados apoyos y atenciones educativas específicas, alumnado con alguna discapacidad o trastorno grave de conducta para familias numerosas y otros requisitos recogidos en la convocatoria.

Otro importante hito fue la aprobación por unanimidad de la Moción presentada por el Grupo Popular en el Senado, en octubre de 2010 por la cual se insta al gobierno a:
• La inclusión de los fármacos indicados en el tratamiento específico del TDAH((actualmente el MPH y ATX y las innovaciones farmacoterapéuticas que puedan surgir) en el grupo de fármacos de aportación reducida de los beneficiarios.
• La puesta en marcha de protocolos para la inclusión y actuación conjunta de las administraciones implicadas (Sanidad y Política Social, Educación y Justicia) en el tratamiento, prevención y abordaje de las complicaciones de los pacientes con TDAH, previo diagnóstico realizado por los profesionales competentes, preferentemente neuropsiquiatras.
• Aumento de la dotación de medios económicos y humanos a las unidades de tratamiento psicoterapéutico del TDAH en todas las Comunidades Autónomas dentro del Consejo Interterritorial de Salud.
• Aumento de medios económicos y humanos para los Servicios de Orientación Educativa y Psicopedagógica de los colegios de infantil y primaria e institutos de educación secundaria (EOEPs y Departamentos de Orientación) así como otros servicios de atención a la diversidad de las Consejerías de Educación que apoyen en la integración psicopedagógica de los alumnos con TDAH en el ámbito educativo.

En diciembre de 2012, el Grupo Popular presentó en el Congreso de los Diputados una Proposición No de Ley, que se discutió y aprobó, por unanimidad, en junio de 2013 instando al Gobierno a:
“El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a desarrollar medidas con las que mejorar la diagnosis y el tratamiento del (TDAH), favoreciendo la detección precoz y promoviendo un abordaje multidisciplinar y transversal, estudiando la elaboración de un protocolo de actuación que implique a las administraciones sanitarias, sociales y educativas, respaldando la petición de las asociaciones de afectados para la fijación de un día internacional del TDAH, respetando las medidas adoptadas por las Comunidades Autónomas, e impulsando las recomendaciones establecidas en la Guía de Práctica Clínica sobre el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad en Niños y Adolescentes, publicada en 2010, en el marco del Plan de Calidad para el Sistema Nacional de Salud”.

Además en el Congreso de los Diputados también se ha discutido y aprobado una Proposición No de Ley, apoyando la creación del Día Mundial del TDAH.

Asimismo en pleno en junio de 2013, el Senado aprobó una moción en la que insta al Gobierno a recoger, con expresa mención en un texto normativo estatal, el derecho de cualquier alumno con TDAH, o con otros tipos de necesidades educativas especiales, con independencia de la Comunidad Autónoma dónde se halle escolarizado, a ver garantizados los apoyos educativos y la adecuada evolución y seguimiento a lo largo de toda su trayectoria de aprendizaje, salvaguardando así su derecho a la igualdad de oportunidades, en materia educativa.

Por último, el 20 de Noviembre de 2013 el Pleno del Senado aprobó una enmienda del texto de la LOMCE (Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa) con mención a la necesidad específica de apoyo educativo al afectado de TDAH. La inclusión del TDAH en la LOMCE es un hecho trascendental para los afectados más jóvenes, que tendrán así, igualdad de oportunidades en el ámbito educativo, con independencia de la comunidad autónoma en la que estén escolarizados.

Programa integral de evaluación y tratamiento del TDAH y trastornos relacionados-Material para profesores

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación ha sido realizada por la Asociación Andaluza de psiquiatría y psicología Infanto-juvenil y la Unidad de Salud Mental Infanto-juvenil de Almería.

A lo largo de la misma se aborda aspectos como: conceptualización, sintomatología, comorbilidad, etiología y tratamiento. Así mismo,  en el documento se recogen 60 recomendaciones para el manejo de los trastornos de atención en el aula.

Utilidad de las Escalas de Conners para discriminar entre sujetos con y sin TDAH

https://drive.google.com/drive/my-drive
Esta publicación ha sido realizada por Juan Antonio Amador Campos y María Forns i Santacana, pertenecientes a la Universidad de Barcelona(España); y María Ángeles Idiázabal Alecha, Javier Sangorrín García y José María Espadaler Gamissans, componentes del Hospital del Mar de Barcelona(España).
En el estudio, se evalúa la utilidad de las escalas de Conners, para padres y profesores, para clasificar a sujetos con o sin Trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), en sus diferentes subtipos, en una muestra de 153 sujetos (113 con TDAH y 40 controles), con edades comprendidas entre 7 y 10 años. La información que proporcionan los padres permite clasificar mejor a los sujetos del grupo clínico y del grupo de control que la información que proporcionan los profesores.

Impacto socioeconómico del TDAH

https://drive.google.com/drive/my-drive
Esta publicación es una obra colectiva y ha sido coordinada por el Dr. César Soutullo, director de la Unidad de Psiquiatría Infantil y Adolescente del Departamento de Psiquiatría y Psicología Médica de la Clínica Universidad de Navarra(España).
El TDAH tiene repercusiones en la vida del niño, ya que va a tener dificultades académicas (el 20% del fracaso escolar se debe al TDAH), dificultades para relacionarse y adaptarse a su entorno, y problemas familiares. Esto afecta a su autoestima, pudiéndole provocar ansiedad y depresión. Si, además, el paciente vive en una familia desestructurada o marginal, ha sido diagnosticado tardíamente y, por ello, ha desarrollado otras comorbilidades, o muestra una conducta desafiante, las repercusiones sobre su vida cotidiana se agravan todavía más.
Según la Asociación Americana de Psiquiatría (APA, 2004), los niños y adolescentes con TDAH muestran las siguientes conductas en el ámbito escolar:
• Pueden llegar a tener dificultad para escuchar cuando se les habla directamente, por ejemplo, cuando les habla el profesor.
• Les cuesta seguir la información o las normas de los juegos y pueden tener dificultad para prestar atención a las actividades o tareas asignadas.
• Son alumnos que se distraen fácilmente, con ruidos que a una persona sin TDAH pueden pasarles inadvertidos (por ejemplo la bocina de un coche).
• Presentan dificultad con los trabajos de clase que requieren un esfuerzo mental continuado.
• Suelen presentar el trabajo desordenado y sin haberle dedicado la más mínima atención.
• Suelen moverse excesivamente o retorcerse en sus sillas, tamborilear las manos sobre la mesa o no parar de mover las piernas, lo cual molesta a los compañeros.
• Se precipitan con la respuesta ante una pregunta del profesor, interrumpiendo al profesor y al resto de alumnos y tienden a cambiar de una conversación a otra o a cambiar de una actividad a otra sin haber terminado la anterior.
Según Barkley, el cerebro de los afectados por TDAH madura con entre 2 y 3 años de retraso comparado con personas sin TDAH. Esta falta de inhibición les hace ser impulsivos y su falta de capacidad visual les hace no cooperar, no compartir, no interactuar en grupo, no imitar y no tener un sentido del tiempo. El fallo en la memoria del trabajo verbal les hace tener una pobre autodescripción, autoinstrucciones y tener problemas con lo que oyen, leen o ven. Su pobre capacidad emocional les hace no tener control de las frustraciones y de las emociones. Su fallo en la función de la habilidad para solucionar problemas les impide automotivarse, solventar problemas y recopilar información, transformándola en un narrativa coherente (Barkley RA., 1997) (Brown TE., 2002).
Según el Proyecto PANDAH, los niños con TDAH se valoran a sí mismos más negativamente, con más problemas, más impopulares y menos felices que los niños de su misma edad.
Los niños con TDAH pueden tener mayor frecuencia de problemas de conducta. En términos de comportamiento hubo un número significativamente mayor de chicos de 13 y más años con TDAH que sin TDAH que participaron en peleas (22% y 4% respectivamente), o que consumían cantidades excesivas de alcohol (11% y 5% respectivamente) (Young S. et al, 2013).

La fase de seguimiento(del TDAH)

https://drive.google.com/drive/my-drive
La GPCM propone una
periodicidad mínima anual
de visitas en la fase de
seguimiento.

Esta publicación es una obra colectiva y ha sido coordinada por el Dr. César Soutullo, director de la Unidad de Psiquiatría Infantil y Adolescente del Departamento de Psiquiatría y Psicología Médica de la Clínica Universidad de Navarra(España).
El seguimiento es una fase clave en el manejo del TDAH, que sin embargo todos los profesionales implicados consultados en el Proyecto PANDAH coinciden en definir como una de las fases menos cubiertas en la actualidad. Así, según el colectivo de psiquiatras, los pacientes adolescentes y adultos son los que presentan más dificultades en la cobertura de la fase de seguimiento. Estos dos colectivos se enfrentan a un vacío asistencial por la falta de formación específica en TDAH y concienciación sobre el trastorno por parte de algunos médicos de Atención Primaria y algunos psiquiatras.
Sin embargo, el seguimiento periódico resulta vital con el fin de valorar la evolución del trastorno y las dificultades asociadas desde la perspectiva del paciente (y su familia, en el caso del niño). Además es necesario hacer un seguimiento para:
• Valorar la eficacia del fármaco: el control o remisión de los síntomas.
• Vigilar los efectos secundarios (tensión arterial, higiene del sueño y pautas alimentarias, pautas éstas últimas que no suelen ser adecuadas en pacientes con TDAH).
• Derivar las visitas al psicólogo o al especialista que proceda para la terapia correspondiente, en los que casos que sea necesario.
Uno de los principales objetivos de las visitas de las revisiones periódicas es monitorizar los resultados del tratamiento después de haber decidido un método objetivo
que evalúe los resultados (Fernandez M. et al, 2009). En estas visitas de seguimiento si el tratamiento seleccionado para el niño con TDAH no cumple los objetivos, los médicos clínicos deben evaluar el diagnóstico, el uso adecuado de los tratamientos, la adherencia o la presencia de comorbilidades.

El seguimiento de un niño con TDAH, especialmente si está en tratamiento farmacológico, requiere la implicación de padres, maestros, equipo psicopedagógico y médicos para valorar la eficacia del tratamiento teniendo en cuenta variables clínicas como la intensidad de los síntomas nucleares y asociados, la repercusión personal, familiar, académica y social. Esta evaluación se realizará mediante la entrevista clínica con el niño y los padres, y la información proporcionada de los profesores (GPCM, 2010).

Tratamientos de medicina alternativa y complementaria del TDAH

https://drive.google.com/drive/my-drive
Esta publicación es una obra colectiva y ha sido coordinada por el Dr. César Soutullo, director de la Unidad de Psiquiatría Infantil y Adolescente del Departamento de Psiquiatría y Psicología Médica de la Clínica Universidad de Navarra(España).
La medicina o terapias alternativas y complementarias han crecido mucho en los últimos años y también en el caso del TDAH. Existen varias razones para ello:
• el desconocimiento de los padres sobre el TDAH,
• el miedo a la medicación,
• la presión social,
• el sesgo de la opinión pública y de los medios de comunicación a favor de la medicina “natural” (aunque no haya datos que la avalen),
• y el hecho de que a menudo las terapias alternativas se presenten ante el público como la panacea del TDHA (Soutullo C. et al, 2007) favorece que muchos padres duden entre la medicina alopática y la alternativa.
En ocasiones, algunos pacientes no revelan a sus médicos que paralelamente están siguiendo una terapia alternativa, sin ser conscientes de que ésta puede estar interfiriendo en el tratamiento alopático, anular su eficacia o desencadenar efectos adversos.
Algunas de las terapias alternativas para el TDAH en niños y adolescentes incluyen: tratamientos dietéticos, tratamientos de optometría, homeopatía, medicina herbaria, estimulación auditiva (método Tomatis) y biofeedback por encefalograma (EEG-biofeedback, neurofeedback o neuroterapia), psicomotricidad y osteopatía(GPCM, 2010).

Tratamiento farmacológico del TDAH

En muchos casos, el tratamiento farmacológico es la pieza fundamental que permite trabajar con el niño a diferentes niveles, al potenciar en él un estado de mayor tranquilidad y concentración (GPCM, 2010).

https://drive.google.com/drive/my-drive
Esta publicación es una obra colectiva y ha sido coordinada por el Dr. César Soutullo, director de la Unidad de Psiquiatría Infantil y Adolescente del Departamento de Psiquiatría y Psicología Médica de la Clínica Universidad de Navarra(España).
La prescripción de psicofármacos a niños y adolescentes es una práctica relativamente moderna en la clínica psiquiátrica y pediátrica. Hasta finales de los años 1970, la Psiquiatría Infantil en España estaba dominada por las teorías psicoanalíticas y era inconcebible el planteamiento terapéutico psicofarmacológico en niños y adolescentes. Todavía en la década de los 1980, en muchos servicios de psiquiatría infantil de orientación psicodinámica, la prescripción de psicofármacos a niños se consideraba innecesaria o, incluso, contraproducente y nociva. Otra razón por la que la utilización de psicofármacos en niños arrastra este retraso, es la creencia de que los trastornos psicopatológicos infantiles eran consecuencia del ambiente. Por otra parte, las normas impuestas por la administración para la investigación clínica y prescripción de fármacos en niños ha frenado el desarrollo de una psicofarmacología infantil basada en estudios bien diseñados. A todo hay que añadir la escasez de profesionales bien formados en Psiquiatrías del Niño y del Adolescente en España (Soutullo C., 2011).
Los primeros fármacos para el tratamiento del TDAH se comercializaron en España hace más de veinticinco años. Estos fármacos están entre los más estudiados y seguros de todos los que se utilizan en niños y adolescentes, siendo todos ellos muy eficaces para el tratamiento de los síntomas del TDAH (GPCM, 2010).
Las medicaciones aprobadas para niños y adolescentes con TDAH son de dos tipos: estimulantes y no estimulantes. Entre el 70% y el 80% de los pacientes responden de forma favorable al primer tratamiento utilizado. Por tanto, por su seguridad, alta eficacia y buena tolerancia se recomienda el tratamiento farmacológico para el abordaje de estos pacientes. Gracias a la acción de los fármacos se reducen los síntomas del TDAH, mejorando el rendimiento escolar y el comportamiento del niño y las relaciones tanto en casa como en la escuela. Al mismo tiempo, potencian el efecto de las intervenciones psicológicas y psicopedagógicas (GPCM, 2010).
La decisión de iniciar tratamiento farmacológico debe ser individualizada para cada paciente y la mayoría de las guías clínicas recomiendan iniciar el tratamiento a partir de los 6 años porque la mayoría de los estudios se refieren a niños mayores de esa edad. Sin embargo, también hay datos sobre la eficacia de las medicaciones en niños de edad inferior, y el tratamiento se puede empezar en niños pequeños si el TDAH es grave a moderado y causa deterioro.

Tratamiento psicopedagógico del TDAH

https://drive.google.com/drive/my-drive
Esta publicación es una obra colectiva y ha sido coordinada por el Dr. César Soutullo, director de la Unidad de Psiquiatría Infantil y Adolescente del Departamento de Psiquiatría y Psicología Médica de la Clínica Universidad de Navarra(España).
El tratamiento psicopedagógico debe entenderse y proyectarse como un recurso psicoeducativo indispensable y necesario para responder adecuadamente a las necesidades educativas específicas que pueden presentar los alumnos con TDAH, a fin de alcanzar una intervención eficaz teniendo en cuenta que el aprendizaje no depende exclusivamente de factores individuales y que los problemas que aparecen en el contexto escolar habitualmente tienen un origen complejo y multifactorial (González Lajas JJ. 2012).
La orientación educativa y la intervención psicopedagógica son dos referentes conceptuales afines y necesarios entre sí, porque siempre que orientamos una acción psicoeducativa, lo hacemos interviniendo, y cada vez que intervenimos como resultado de dicho proceso, lo hacemos orientando.
Según la GPCM, los niños y adolescentes con TDAH precisan de un programa de intervención individualizado en la escuela que incluya aspectos académicos, conductuales, sociales y emocionales. Además, los programas deben implicar a la mayor parte del cuadro docente y contar con la familia u otros profesionales para facilitar su eficacia (GPCM, 2010).

El tratamiento multimodal del TDAH

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación es una obra colectiva y ha sido coordinada por el Dr. César Soutullo, director de la Unidad de Psiquiatría Infantil y Adolescente del Departamento de Psiquiatría y Psicología Médica de la Clínica Universidad de Navarra(España).

El tratamiento de un niño o un adolescente con TDAH debe ser multimodal, es  decir, incluir la participación de médicos, terapeutas, profesores y padres. Además, debe llevarse a cabo en el ámbito sanitario, aplicando intervenciones basadas en la evidencia, que figuran en las guías y protocolos clínicos. Debe existir una estrecha colaboración entre todos los profesionales implicados y los familiares del paciente (Soutullo C., 2010).
El  tratamiento farmacológico está dirigido al control de los síntomas nucleares (hiperactividad, inatención e impulsividad), y el psicológico y psicopedagógico se centran en los problemas de conducta y de aprendizaje consecuencia de éstos. Esta combinación de tratamientos tiene efectos positivos a corto y largo plazo.
De manera inmediata, la combinación del tratamiento farmacológico y psicológico provoca mejoras visibles sobre los síntomas del TDAH, y a medio y largo plazo, el afectado mejora sus habilidades cognitivas y conductuales, lo que se traduce en un mejor funcionamiento escolar, familiar, social, etc.

Tratamiento psicológico del TDAH

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación es una obra colectiva y ha sido coordinada por el Dr. César Soutullo, director de la Unidad de Psiquiatría Infantil y Adolescente del Departamento de Psiquiatría y Psicología Médica de la Clínica Universidad de Navarra(España).
El tratamiento psicológico en el TDAH tiene como objetivo ayudar al pacientes y a su familia a manejar los síntomas nucleares del trastorno, aumentar el autocontrol, mejorar la socialización y gestionar la frustración a través de procedimientos basados en las escuelas psicológicas conductista y cognitiva, las dos únicas corrientes psicológicas respaldadas por la evidencia científica.
Dicha intervención debe hacerse sobre el propio afectado, su entorno familiar y escolar (intervención psicopedagógica), y se diseñará un plan personalizado, en función de las necesidades de cada caso y de las áreas más afectadas: cognitiva, conductual o emocional.
Según la guía NICE 2009 (National Institute for Health and Clinical Excellence, 2009) la intervención cognitivo-conductual en TDAH para niños en edad escolar debe tener una duración óptima de 8 a 12 sesiones de 50-90 minutos dirigida a los niños más 8 sesiones de 50-120 minutos destinada a los padres.
La evaluación del tratamiento se realizará a los 3 meses del inicio, al finalizarlo (en caso de tener un límite temporal definido), o en el momento que el clínico lo considere oportuno (GPCM, 2010).
La GPCM (GPCM, 2010) recomienda la terapia cognitivo-conductual como tratamiento inicial en cualquiera de las siguientes situaciones:
• Los síntomas del TDAH son leves.
• El impacto del TDAH es mínimo.
• Hay una notable discrepancia sobre la frecuencia e intensidad de los síntomas entre los padres, o entre éstos y los profesores.
• El diagnóstico de TDAH es incierto.
• Los padres rechazan el empleo de medicación.
• En niños menores de 5 años.
El tipo de intervenciones psicológicas que se aplican habitualmente son:
• terapia de conducta,
• entrenamiento para padres,
• terapia cognitiva,
• entrenamiento en habilidades sociales,
• y técnicas de relajación.

La detección del TDAH

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación es una obra colectiva y ha sido coordinada por el Dr. César Soutullo, director de la Unidad de Psiquiatría Infantil y Adolescente del Departamento de Psiquiatría y Psicología Médica de la Clínica Universidad de Navarra(España).

La detección del TDAH es el punto clave en el que se ha de incidir con mayor vehemencia en los próximos años, puesto que detectar a tiempo implica aumentar las posibilidades de éxito del tratamiento y reducir la aparición de comorbilidades. Sin embargo, en nuestro país, a pesar de los avances en los últimos diez años, la detección del TDAH todavía es tardía en un porcentaje demasiado elevado de los casos, con las implicaciones que esto supone para la vida del niño en el presente y el futuro.
En cuanto a la detección en el adulto, la situación es todavía peor. No es fácil detectar a los pacientes adultos porque el trastorno va modificando sus características con el paso de los años, las personas afectadas encuentran los mecanismos para compensar sus déficits y existe una comorbilidad severa asociada al trastorno que camufla su presencia (Benito R., 2008).

Realizar un diagnóstico precoz y disponer de las medidas necesarias, farmacológicas y no farmacológicas, individualizadas para cada niño y familia es fundamental, ya que de esta manera se consigue mejoría hasta en el 80% de los casos (Servicio Murciano de Salud, 2008) (Lora Espinosa A. et al, 2006).

Neuroanatomía del trastorno por déficit de atención/ hiperactividad: correlatos neuropsicológicos y clínicos

En esta publicación han participado: Jacobo Albert, componente del Departamento de Psicología Biológica y de la Salud de la Facultad de la Psicología de la Universidad Autónoma de Madrid(España); Alberto Fernández-Jaén, Daniel Martín Fernández-Mayoralas y Ana Laura Fernández-Perrone, componentes de de la Sección de Neurología Infantil del Servicio de Neurología del Hospital Universitario Quirón de Mdrid(España); Mar Jiménez-De la Peña y Manuel Recio-Rodríguez, pertenecientes a la Unidad de Resonancia del Hospital Universitario Quirón de Mdrid(España); Sara López-Martín, componente de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid(españa); y Beatriz Calleja-Pérez, del Centro de Salud Doctor Cirajas de Madrid (España).

El desarrollo de la resonancia magnética estructural y de nuevos métodos de análisis ha permitido examinar, como nunca antes, las bases neuroanatómicas del trastorno por déficit de atención/hiperactividad (en adelante, TDAH). No obstante, poco se sabe todavía sobre la relación de los síntomas clínicos y las disfunciones neuropsicológicas características del TDAH con las alteraciones neuroanatómicas observadas.
El objetivo de este estudio es explorar la relación entre neuroanatomía, clínica y neuropsicología en el TDAH. A nivel de grupo, existen diferencias marcadas entre el cerebro de niños adolescentes y adultos con TDAH y el cerebro de personas con desarrollo típico. Estas diferencias se observan transversal y longitudinalmente en todas las medidas, tanto de la sustancia gris como de la sustancia blanca. Aunque todavía escasa, cada vez existe mayor evidencia que señala que estas diferencias se relacionan con los síntomas nucleares del trastorno y con el grado de disfunción clínica. También parecen asociarse con el funcionamiento cognitivo (principalmente, atención y control inhibitorio).
A modo de conclusión, la relación entre los distintos niveles de análisis de estudio del TDAH acerca la investigación a la clínica y permite comprender y tratar mejor el trastorno. Aunque el avance en este campo es innegable, todavía son muchas las cuestiones que hay que explorar y profundizar en mayor detalle. Se requiere comprender mejor la asociación entre las medidas neuroanatómicas y cada dimensión sintomatológica, y la relación con otros procesos neuropsicológicos también implicados en el trastorno.