Mitos y realidades sobre la alimentación saludable

¿Cómo diferenciar una información falsa sobre temas de salud, de una información veraz? A través de la ciencia. ¿Es cierto que el aceite de palma es peligroso? ¿La dieta mediterránea es mejor que otras dietas? ¿El azúcar es un veneno blanco? En este vídeo,  J.M. Mulet Salort-profesor de Biotecnología en la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) España,  e investigador del Instituto de Biología Molecular y Celular de Plantas, dependiente del CISC y de la UPV- desmonta uno a uno varios mitos sobre alimentación y ciencia. “Tenemos muchos ejemplos de conclusiones sacadas de estudios que luego han resultado todo lo contrario. La dieta mediterránea fue inventada por Ancel Keys, en la Universidad de Minessota(Estados Unidos) en los años 60. Y se basa en un estudio que se hizo después de la Segunda Guerra Mundial comparando la dieta de siete países, y resultó que los mejores índices de salud estaban en Creta. ¿Qué comían allí? Aceite de oliva, queso, poca carne, muchos cereales y bebían vino. Ese es el origen del mito sobre una copa de vino al día es sana, que hoy sabemos que no es verdad. No tenían en cuenta que era un país pobre, con una ingesta diaria de calorías mucho más baja que otros países, y donde además las profesiones más habituales era agricultura o pastoreo, todo lo contrario a una vida sedentaria. Pero eso no se mencionó”, señala el investigador.

En su último libro, ‘¿Qué es comer sano?’, analiza científicamente y desmonta los mitos más extendidos sobre nutrición. ¿Es más saludable la panela que el azúcar? ¿Necesitan los niños un aumento en el consumo de glucosa para mejorar su rendimiento escolar? Ambas afirmaciones son falsas, con datos científicos sobre la mesa. Divulgador de temas relacionados con alimentación, biotecnología y ciencia a través de colaboraciones habituales en medios de comunicación y de su blog ‘Tomates con genes’, Mulet también es autor de títulos como ‘Comer sin miedo’, ‘Los productos naturales, ¡vaya timo!’ y ‘Medicina sin engaños’.

¿Tiene tu hijo que tomar más azúcar en época de exámenes?

En este vídeo, el científico e investigador J.M. Mulet  Salort aclara uno de los mitos más extendidos sobre nutrición infantil y azúcar. ¿Es necesario un aumento en el consumo de glucosa para estudiar? No. Porque el metabolismo sirve para mantener el equilibrio y el cerebro extrae la glucosa que necesita de una alimentación saludable y equilibrada. Tampoco es cierto que los sustitutos del azúcar aparentemente más saludables -como la miel o panela- ayuden a controlar el sobrepeso.

“No debemos demonizar el azúcar, pero su consumo ha aumentado en los últimos años. Y el problema no está en quitar una cucharita de azúcar que tomamos con el café, sino en la cantidad excesiva de azúcar que contienen los productos hiperprocesados o refrescos”, señala el científico.