Desempeño ejecutivo y rendimiento lector en estudiantes con trastorno por déficit de atención con hiperactividad

https://drive.google.com/drive/my-drive?hl=es

Esta publicación ha sido realizada por María Jesús Tapia Pérez y Mónica Veliz de Vos, pertenecientes a la Universidad de Concepción (Chile) y por Fernando Reyes Reyes, componente de la Universidad del Desarrollo de Chile.

Los niños con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) presentan alteraciones en el desarrollo de la función ejecutiva(en adelante, FE( que se traducen en dificultades del control atencional y de la flexibilidad cognitiva.
Considerando la complejidad de los procesos involucrados en la comprensión de lectura y el papel fundamental que en ellos cumple la FE, puede esperarse que los niños con TDAH presenten diferencias en su desempeño lector en comparación con sus pares sin TDAH. El presente estudio, de carácter correlacional-predictivo, tiene como propósito determinar si tales diferencias de comprensión lectora existen realmente y si es posible predecirlas a partir de la función ejecutiva. Para ello se seleccionaron 71 escolares de tercer y cuarto año de enseñanza básica (32 con TDAH, 39 sin TDAH) y se les evaluó la habilidad de comprensión de lectura, el reconocimiento de palabras, la amplitud de la memoria de trabajo verbal, el control atencional y la velocidad de procesamiento. Con el fin de determinar qué variables tenían capacidad para predecir el nivel de comprensión de los escolares se aplicó un análisis de regresión logística binaria. Los resultados ponen en evidencia que el TDAH afecta significativamente el desempeño lector de los escolares y que las variables vinculadas a la FE, especialmente la memoria de trabajo, son buenos predictores del rendimiento en comprensión de lectura.

Funciones ejecutivas en escolares con y sin TDAH según padres y profesores

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación ha sido realizada por Hernán Salazar, componente del Liceo Tecnológico de Copiapó (Chile); Sonia Salas y Mauricio González, miembros de la Universidad de La Serena, Ceaza( Chile); y Angelo Araya, perteneciente a Francis School, Coquimbo (Chile).

El TDAH constituye un trastorno de gran frecuencia en la niñez. Se caracteriza por patrones persistentes de desatención, hiperactividad e impulsividad. La condición de TDAH se ha asociado con el mecanismo cerebral cognitivo de autorregulación conocido como Funciones Ejecutivas (en adelante, FE). El presente trabajo de carácter cuantitativo, correlacional y transversal se focalizó en describir y comparar el rendimiento de Funciones Ejecutivas según padres y profesores en una muestra de escolares (50) con y sin diagnóstico de TDAH. La metodología considero la administración de pruebas de diagnóstico de TDAH (Conners) y de evaluación de FE a través del Inventario Comprensivo de Funciones Ejecutivas (CEFI). Los resultados indicaron diferencias significativas entre la evaluación de padres y profesores, como también entre las pruebas administradas. Los padres tenderían a evaluar el rendimiento de funciones ejecutivas en términos más flexibles que los docentes.

Paradigmas de ejecución dual: aspectos conceptuales

https://drive.google.com/drive/u/1/my-drive

Esta publicación ha sido realizada por Inma Piqueres-Juan, componente del Colegio Virgen de las Nieves en Aspe(Alicante, España); Javier Tirapu-Ustárroz, perteneciente a la Clínica San Juan de Dios de Pamplona(España) y Miguel García-Sala, componente del Conservatorio Profesional de Música de Alicante(España).

Los paradigmas de doble tarea (o tareas de ejecución dual) se hallan implicados en múltiples y variadas actividades de nuestra vida cotidiana, ya que se consideran una ventaja evolutiva de la filogenia que posibilita llevar a cabo varias tareas al mismo tiempo con una optimización ‘de los recursos neuronales’ en comparación con las tareas que, por el contrario, se realizarían como una tarea única o simple.
En este trabajo, se revisa la bibliografía relacionada con tres paradigmas de ejecución de doble tarea: a) paradigma cognitivo/motor que hace referencia a modelos, en los que se hallan implicadas una tarea con un componente cognitivo y una tarea con un componente motor; b) paradigma motor/motor que hace referencia a una tarea motora y una tarea simultánea también motora, y c) paradigma cognitivo/cognitivo, en el que se implican una tarea con un componente cognitivo y otra también cognitiva.
Conclusiones. Las tareas duales son una eficiente herramienta para detectar el deterioro cognitivo leve, así como un paradigma idóneo para la intervención en rehabilitación, dado el incremento de recursos atencionales y funciones ejecutivas implicados en su ejecución. En cuanto a la neuroimagen, ésta puede aportar: a) localizar los procesos cognitivos, motores y/o perceptivos implicados en los diferentes paradigmas de ejecución dual; b) caracterizar las respuestas y función de determinadas señales cerebrales en cada una de las tareas, y c) relacionar modificaciones en la actividad neural con la eficacia de diferentes programas de intervención.

Corteza prefrontal, funciones ejecutivas y regulación de la conducta

 

https://drive.google.com/drive/my-drive

Este articulo ha sido escrito por Javier Tirapu Ustárroz, componente del Servicio de Rehabilitación Neurológica de la Clínica Ubarmin, Fundación Argibide. Elcano, Navarra(España); Alberto García Molina, miembro del Área de Rehabilitación Neuropsicosocial del Institut Universitari de Neurorehabilitació Guttmann-UAB. Badalona, Barcelona(España); P. Luna Lario, de la Unidad de Rehabilitación Neurológica de la Clínica Ubarmin. Fundación Argibide. Elcano, Navarra(España); A. Verdejo García, perteneciente al Departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico de la Universidad de Granada(España); y Marcos Ríos Lago, miembro del Departamento de Psicología Básica II. UNED. Madrid (España).

Forma parte de la obra Neuropsicología de la corteza prefrontal y las funciones ejecutivas, cuyos autores son Javier Tirapu Ustárroz, Alberto García Molina, Marcos Ríos Lago y Alfredo Ardila Ardila(coord.). Publicada con Viguera Ediciones, Barcelona, 2012. Pretende ser el mayor compendio en lengua castellana sobre esta región cerebral y los procesos cognitivos ligados a ella; región cerebral tan mencionada, referida, estudiada y nombrada, pero, paradójicamente, en ocasiones, tan imprecisamente definida y acotada en cuanto a sus funciones.

La corteza prefrontal actúa como un director de orquesta y en ella se hallan las funciones del ser humano que más lo diferencian de otros seres vivos y que mejor reflejan su especificidad. Desde un punto de vista funcional puede afirmarse que en esta región cerebral se encuentran las funciones cognitivas más complejas y evolucionadas del ser humano. La inteligencia, la creatividad, la ejecución de actividades complejas, la toma de decisiones o el juicio ético y moral se relacionan con la corteza prefrontal. Uno de los procesos cognitivos que se ha relacionado con la corteza frontal son las denominadas funciones ejecutivas.

Las funciones ejecutivas se han definido en neuropsicología como los procesos que asocian ideas, movimientos y acciones y los orientan a la resolución de problemas. Este término, tal y como lo entendemos actualmente, es utilizado por primera vez por Muriel Lezak en su artículo ‘The Problem of Assessing Executive Functions’, publicado en 1982 en International Journal of Psychology [5].

La conducta inteligente es el resultado de los ensayos mentales que llevamos a cabo dentro de nuestra cabeza. Es la consecuencia de la capacidad para programar, regular, controlar y verificar nuestra conducta. Una conducta inteligente no es una conducta refleja, es una elaboración que obtiene un producto que sirve para resolver una situación. Los lóbulos frontales como estructura, y las funciones ejecutivas, como procesos asentados en dichas estructuras, generan acciones potenciales. Así el sistema puede simular situaciones y verificar si la solución elegida es apropiada para la exigencia del problema. Somos criaturas con un gran potencial para imaginar el futuro y las consecuencias de nuestra conducta sobre él. Las funciones ejecutivas emergen del encuentro entre el mundo externo –que nos propone situaciones que debemos resolver– y nuestro mundo interno –que imagina soluciones y resultados de esas posibles soluciones–. El encuentro de ambos mundos se produce en la corteza prefrontal.

 

 

Intervención sobre las Funciones Ejecutivas (FE) desde el contexto educativo

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación ha sido realizada por Alexandra Pardos Véglia y María González Ruiz, componentes del Centro de Neuropsicología Alexandra Pardos, España.

Con el fin de comprender mejor los conceptos de las nuevas disciplinas como Neuroeducación o Neuropsicología infantil y, sobre todo, de aportar una propuesta práctica de aplicación de la Neurodidáctica en el aula, este artículo de revisión bibliográfica resume en primer lugar los conceptos básicos de estas disciplinas, para potenciar tanto el rendimiento académico como el ejecutivo en contexto educativo. Dentro del ámbito de la neuroeducación, las Funciones Ejecutivas (FE) constituyen un nuevo constructo que ha co-brado especial interés en los últimos años. Por ello, en un segundo lugar, este trabajo propone dos ejemplos de programas de intervención sobre las capacidades ejecutivas de metacognición y autorregulación, aplicables o adaptables al aula o a actividades educativas más amplias para niños de Educación Infantil y Primaria.

TDAH, Funciones ejecutivas y atención

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación ha sido realizada por Juan Antonio Amador Campos y Virginia Edith Krieger, componentes del Departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico de la Facultad de Psicología . Universidad de Barcelona(España).

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (en adelante, TDAH) es una alteración psicopatológica de diagnóstico controvertido. Esto se debe, en parte, a que algunas de sus características clínicas frecuentemente se superponen con las conductas propias del desarrollo normal (Martel & Nigg, 2006). Este trastorno es uno de los más comunes en la infancia con una prevalencia aproximada del 3% al 5% (Willcutt, 2012) y del 2.5% al 3.4% en la edad adulta (Simon, Czobor, Bálint, Mészáros, & Bitter, 2009). El diagnóstico es más frecuente en niños que en niñas (3:1) (Ramtekkar, Reiersen, Todorov, &Todd, 2010) aunque en la edad adulta los porcentajes de prevalencia son equivalentes (Barkley, Murphy, Fischer, & 2008; Simon et al., 2009). Entre los factores asociados con la persistencia de este trastorno se encuentran la presencia de una historia familiar de TDAH, de comorbilidades psiquiátricas y de algunos estresores psicosociales. En cuanto, a los déficits observados en términos de resultados funcionales se ha encontrado que entre el 50% y el 70% de los sujetos diagnosticados con TDAH presentan dificultades clínicas relacionadas con las habilidades de aprendizaje, ajuste y funcionamiento social o bienestar emocional (Stefanatos & Baron, 2007).
El TDAH sigue una trayectoria de desarrollo caracterizada por una marcada heterogeneidad de los síntomas de inatención, impulsividad e hiperactividad.

Las funciones ejecutivas y la lectura

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación ha sido realizada por Gerardo Restrepo, Médico Neurólogo Infantil, componente de la Université de Sherbrooke de Quebec(Canadá); Liliana Calvachi Gálvez,  Magíster en Gestión y desarrollo de los Recursos Humanos, perteneciente a la Universidad de Nariño Pasto(Colombia); Isabel Cristina Cano Álvarez, Magíster en Psicología de la Institución Universitaria CESMAG Pasto(Colombia); Adalberto León Ruiz Márquez, Phd (c) En educación y Psicología Institución Universitaria CESMAG Pasto(Colombia).

Las funciones ejecutivas son procesos cognitivos de alto nivel, responsables de la planeación, ejecución y evaluación que el sujeto hace de su propia conducta. Su estudio se justifica puesto que están involucradas en los procesos de aprendizaje y desarrollo infantil y son el núcleo mismo del comportamiento social y adaptativo del ser humano. Por consiguiente, identificar los factores que intervienen en su desarrollo se ha convertido en un objetivo esencial de las investigaciones que buscan desarrollar intervenciones eficaces, en el campo clínico y educativo, en niños y adolescentes. Este artículo revisa la literatura científica que relaciona las funciones ejecutivas y el desempeño académico con el aprendizaje de la lectura. Se revisan los artículos científicos sobre este tópico, publicados desde el 2010 hasta el 2015. De un total de 34 resultados de búsqueda, 6 publicaciones científicas fueron seleccionadas y analizadas según criterios predefinidos.

Evaluación de las Habilidades de la Corteza Prefrontal: La Escala Efeco II-VC y II-VR

https://drive.google.com/drive/u/0/my-drive

Esta publicación ha sido realizada por Carlos Ramos-Galarza, Dorys Ortiz, Pamela Acosta y Carla Villegas, componentes de la Facultad de Psicología, Pontificia Universidad Católica del Ecuador; Andrés García, miembro de la Facultad de Psicología de la Universidad de Extremadura(España); Mónica Bolaños, perteneciente al Laboratorio de Mecatrónica y Sistemas Interactivos de la Universidad Tecnológica Indoamérica de Ecuador; Nancy Lepe, componente de la Facultad de Ciencias de la Educación, Universidad Católica de Maule, Chile; Milenko Del Valle, miembro de la Facultad de Ciencias Sociales, Artes y Humanidades, Universidad de Antofagasta, Chile; y Valentina Ramos, perteneciente al SIGTI-Research Group, Escuela Politécnica Nacional.

La corteza pre-frontal es la base de las habilidades mentales de mayor complejidad del desarrollo humano. En su proceso de evaluación, la escala EFECO brinda un importante aporte para valorar su estado. En investigaciones previas se ha estudiado esta escala con su configuración de 67 ítems, narrativa centrada en el déficit y evaluación de 8 funciones ejecutivas. En esta investigación se presentan los siguientes aportes: una nueva versión de la escala, centrada en su narrativa en la habilidad ejecutiva, propuesta de ítems para valorar la función ejecutiva de verificación y una versión resumida de la escala en 42 ítems. En el estudio participaron 118 adultos saludables entre 18 y 25 años de edad (Medad = 20.72, DE = 1.65). En los resultados se encontró que la escala EFECO II-VC (versión modificada y completa) obtuvo como consistencia interna α = .96 y sus sub-escalas consistencia interna entre α = .64 y .81. La escala EFECO II-VR (versión modificada y resumida) obtuvo α = .94 y sus sub-escalas entre α = .68 y .79. La consistencia interna de los factores en los que se engloban las funciones ejecutivas se presentaron adecuados: el sistema supervisor de la cognición II-VC α = .93 y II-VR α = .70, mientras que el sistema supervisor de la conducta II-VC α = .93 y II-VR α = .81. Las correlaciones entre las funciones ejecutivas valoradas con ambas escalas fueron entre medianas y grandes r = .36 y .94. Se cierra el trabajo discutiendo el aporte clínico y científico de la modificación de la escala EFECO.

Desempeño académico y funciones ejecutivas en infancia y adolescencia. Una revisión de la literatura

https://drive.google.com/drive/u/0/my-drive

Esta publicación ha sido realizada por Florencia Stelzer y Mauricio Alejendro Cervigni, componentes del Instituto Rosario de Investigación en Ciencias de la Educación (IRICE-CONICET/UNR)/Centro de Estudios Universitarios en Neurociencias de Rosario (CEUNR) de la Facultad de Psicología Universidad Nacional de Rosario, Argentina(UNR).

Las políticas educativas diseñan el currículo académico, en función de qué conocimientos y aptitudes se consideran necesarios para la correcta inserción del sujeto en una cultura particular. De esta forma, el óptimo desempeño académico podría ser  considerado como un indicador del potencial productivo del individuo dentro de su comunidad. Numerosas investigaciones, han vinculado el desempeño académico de los sujetos, con la capacidad de control ejecutivo de los mismos. Este artículo, constituye una revisión de los diferentes vínculos hallados entre el desempeño en procesos de control cognitivo y el rendimiento académico en niños y adolescentes. El objetivo de tal revisión será identificar los principales procesos ejecutivos asociados al desempeño académico y el modo en que los mismos impactarían sobre el rendimiento de los estudiantes. Se concluirá mencionando la falta de unicidad en lo referido a las relaciones específicas existentes entre ambos constructos,  destacándose la necesidad de incrementar el número de estudios que indaguen el vínculo entre ambos. Consideramos que dicho conocimiento podría facilitar la utilización de estrategias didácticas que, apoyándose en tales procesos de control cognitivo, favorezcan el rendimiento de los alumnos en las diferentes áreas del currículo académico.

El desarrollo del pensamiento crítico y las funciones ejecutivas

Esta publicación ha sido realizada por Gilberto Pinzón y Ana María Fernández, fundadores de Edu1st-creada en Florida(Estados Unidos)-y creadores del Modelo VESS. Forma parte del libro El ágora de la neuroeducación. La neuroeducación explicada y aplicada. Las coordinadoras son Laia Lluch e Iolanda Nieves de la Vega. Ha sido publicada por por Ediciones Octaedro, S.L Barcelona, 2019. Y extraído el 27-02-2020 de https://www.facebook.com/EducacionNeurocultural/photos/pcb.360329058019008/360328548019059/?type=3&theater.

El objetivo de este artículo es definir cuáles son sus elementos constitutivos desde la perspectiva neurofisiológica, así como los aspectos cognitivos y neurológicos que intervienen en la instauración de un pensamiento crítico en el individuo. Con el fin de alcanzar el objetivo propuesto, los autores proponen un modelo de correlación entre el desarrollo del pensamiento crítico y las funciones ejecutivas.

La batalla del movimiento: la actividad física como estrategia para el logro de la autorregulación

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación ha sido realizada por María M. Richard´s, Investigadora Adjunta del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) . Docente de Grado y Postgrado de la Facultad de Psicología, Universidad Nacional de Mar del Plata(Argentina). Forma parte del libro Estrategias para fomentar la autorregulación en la escuela primaria, siendo unas de las compiladoras, junto a María Laura Andrés y Lorena Canet Juric. Su formación se ha sustentado fundamentalmente sobre la exploración y el desarrollo de los métodos y técnicas de evaluación, medición y validación de habilidades cognitivas en población normal, adulta e infantil, que requieren del funcionamiento ejecutivo. Entre los procesos y funciones que más ha estudiado se destacan los procedimientos para la evaluación del control ejecutivo (procesos inhibitorios, memoria de trabajo y flexibilidad cognitiva) y los métodos para su evaluación y análisis (modelos y técnicas de medición, análisis de propiedades psicométricas, obstáculos para su evaluación).

El proyecto actual subraya el análisis y desarrollo de los métodos de medición, estudios de validación, adaptación y programas de entrenamiento de estos procesos autorregulatorios, considerados de manera independiente, en población infantil (6 a 11 años de edad), adolescente (12 a 17 años de edad) y adultos jóvenes (hasta 50 años).

La educación física genera una serie de respuestas agudas y crónicas que promueven condiciones que aumentan el rendimiento cognitivo. En este capítulo se describen algunas de las hipótesis que fundamentan este aumento. Los procesos asociados a la respuesta aguda al ejercicio físico son: incremento del flujo sanguíneo cerebral, incremento de la temperatura y aumento de la disponibilidad de neurotransmisores. Por otra parte los efectos crónicos asociados al ejercicio físico son: aumento de la vascularización,  neurogénesis y plasticidad neuronal. El cerebro humano, debido a su plasticidad, tiene una enorme capacidad para modificar su estructura y funcionamiento a través de la interacción con el entorno. En este proceso continuo de adaptación y supervivencia de la especie que ha permitido su desarrollo, es innegable que la actividad física ha desempeñado un papel crucial. La realización de ejercicio físico requiere una activación cerebral generalizada, pues supone el movimiento de grupos musculares, aumento de flujo sanguíneo, consumo de glucosa, respiración, y ritmo cardíaco regulado por diferentes centros nerviosos. Ello quiere decir que el ejercicio físico activa amplias zonas cerebrales.
La actividad física influye en la manera en qué se piensa y se siente y afecta al aprendizaje, al estado de ánimo, a la atención, a la ansiedad, y al estrés y tiene la capacidad de inmunizar contra algunas enfermedades o, al menos, refrenarlas o paliarlas (Diamond, 2015). Algunos de los beneficios más importantes son la neurogénesis (creación de neuronas) y la disminución de la muerte de las neuronas (apoptosis). Además, el ejercicio hace que las conexiones entre las neuronas sean mayores, más fuertes y eficaces, favoreciendo capacidades como el aprendizaje y la memoria, entre otras, y protegiendo contra las enfermedades degenerativas de las neuronas.

Atletas Mentales. Entrenando las funciones ejecutivas para mejorar el desempeño escolar

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación ha sido realizada por Yesica Aydmune-Becaria Doctoral del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Facultad de Psicología, Universidad Nacional de Mar del Plata- y Santiago Vernucci, Becario Doctoral del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET). Integrante del Instituto de Psicología Básica, Aplicada y Tecnología (IPSIBAT, UNMDP-CONICET). Forma parte del libro Estrategias para fomentar la autorregulación en la escuela primaria, cuyas compiladoras son:  María Laura Andrés, Lorena Canet Juric y María Marta Richard´s.

La denominación Funciones Ejecutivas(en adelante, FE) hace referencia a un conjunto de procesos mentales de orden superior, involucrados en el control deliberado y voluntario del comportamiento, el pensamiento y las emociones (Miyake y Friedman, 2012), para el cumplimiento de metas u objetivos individuales.

Las FE nos permiten retener información para operar mentalmente sobre ella, tomar decisiones en lugar de comportarnos de manera impulsiva, y adaptarnos de manera rápida y flexible a situaciones cambiantes (Davidson, Amso, Anderson, y Diamond, 2006), por lo que contribuyen significativamente al control del pensamiento, la conducta y las emociones (Diamond, 2013; Hofmann, Schmeichel, y Baddeley, 2012.

Los autores destacan entre ellas:

.Control inhibitorio, entendido como la capacidad de controlar las tendencias prepotentes ligadas al pensamiento, al comportamiento y a estímulos ambientales que interfieren con el logro de las tareas y objetivos actuales (Diamond, 2013).

.Memoria de Trabajo, un sistema complejo que opera con el objetivo de almacenar y procesar información de manera simultánea (Baddeley, 2012; Baddeley y Logie, 1999; Diamond, 2013).

Pero…¿es posible entrenar las FE? El entrenamiento de las FE es definido como un conjunto de procesos destinados a mejorar el funcionamiento ejecutivo. Y que la idea de “mejorar el funcionamiento ejecutivo” se basa en el postulado de que las FE son modulables por el ambiente (sin desconocer la existencia de otros factores que también son moduladores de estas funciones) (Blair, 2016).

En general, en la literatura sobre el tema se identifican dos tipos de intervenciones o paradigmas: las que están basadas en procesos y las que están basadas en las estrategias (Jolles y Crone, 2012; Karbach y Unger, 2014; Morrison y Chein, 2011. El entrenamiento basado en procesos consiste en ejercicios que apuntan a mejorar directamente la capacidad de las FE implicadas, mientras que el entrenamiento basado en estrategias no apunta a aumentar la capacidad de las FE, sino que busca primordialmente que las personas puedan usar de la manera más efectiva posible las capacidades que ya poseen (Dehn, 2011).

 

Desarrollo de las funciones ejecutivas y de la corteza prefrontal

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación ha sido realizada por Asucena Lozano Gutiérrez y Feggy Ostrosky, componentes del Laboratorio de Psicofisiología y Neuropsicología, Facultad de Psicología, Universidad Nacional Autónoma de México.

En este artículo se hace una revisión acerca de las funciones ejecutivas más estudiadas durante la infancia, su asociación con la corteza prefrontal, así como los cambios estructurales y funcionales que se dan en está región durante este periodo y los efectos de factores socioculturales durante su desarrollo.

Las funciones ejecutivas en la clínica neuropsicológica infantil

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación ha sido realizada por Vanessa Arán Filippetti, componente del Centro Interdisciplinario de Investigaciones en Psicología Matemática y Experimental (CIIPME). Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET). Universidad Adventista del Plata (UAP), Entre Ríos (Argentina); y Mariana B. López, perteneciente a Centro Interdisciplinario de Investigaciones en Psicología Matemática y Experimental (Ciipme). Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet). Docente de la Universidad Autónoma de Entre Ríos, Entre Ríos (Argentina).

En los últimos años, el estudio de las funciones ejecutivas (en adelante, FE) asociado a diferentes trastornos del neurodesarrollo ha experimentado un notable auge en el ámbito de la neuropsicología infantil. En el presente artículo se revisan los principales modelos teóricos del funcionamiento ejecutivo en niños atendiendo a sus implicaciones tanto para la valoración clínica como para la praxis educativa. En relación con sus bases neuroanatómicas se destacan los modelos neurofuncionales que ponen el acento en la fluida relación entre la corteza prefrontal (en adelante, CPF) y las FE así como en la riqueza de conexiones entre la CPF y diferentes regiones corticales y estructuras subcorticales. Finalmente, se examinan los perfiles de funcionamiento ejecutivo en diferentes trastornos de la clínica neuropsicológica infantil. La integración de estos aportes permite comprender la heterogeneidad del déficit ejecutivo en trastornos infantiles que no necesariamente cursan con patología primaria de los lóbulos frontales.

Estudio de la Inteligencia Emocional y Función Ejecutiva en Educación Primaria

https://drive.google.com/drive/my-drive
Esta publicación ha sido realizada por Edurne Rebollo Goñi, componente de los Centros Auditivos “GAES” de Irún (Gipuzkoa, España) y Cristina de la Peña Álvarez, miembro de la Universidad Francisco de Vitoria de Pozuelo de Alarcón, Madrid(España).
La Inteligencia Emocional y la Función Ejecutiva son claves en la educación, por la influencia en el proceso de enseñanza-aprendizaje. El objetivo de este trabajo es analizar la relación entre la Inteligencia Emocional (intrapersonal e interpersonal) y la Función Ejecutiva.
Método: Los participantes eran escolares de Educación Primaria, a los que se les administró la prueba de Evaluación Neuropsicológica de Funciones Ejecutivas en niños (Portellano, Martínez y Zumárraga, 2009) para valorar las funciones ejecutivas(test de Anillas, test de fluidez semántica y test de Interferencia) y el Cuestionario de Inteligencias Múltiples de Armstrong (2001) con las escalas de inteligencia interpersonal e inteligencia intrapersonal para valorar Inteligencia Emocional.
Resultados: El análisis evidencia que existen relaciones significativas entre Inteligencia Emocional y Funciones Ejecutivas.

A modo de conclusión, resalta la relevancia de incluir en el currículo educativo programas de intervención neuropsicológica que trabajen habilidades emocionales y competencias ejecutivas para optimizar el rendimiento académico y personal del alumnado de Educación Primaria.

Modelos de funciones y control ejecutivo (I)

https://drive.google.com/drive/my-drive

En esta publicación compartida han participado J. Tirapu-Ustárroz, A. García-Molina, y P. Luna-Lario, componentes de la Unidad de Rehabilitación Neurológica de la Clínica Ubarmin de la Fundación Argibide, Elcano, Navarra(España); T. Roig-Rovira, perteneciente al Institut Universitari de Neurorehabilitació Guttmann-UAB. Badalona, Barcelona(España) y C. Pelegrín-Valero, miembro del Servicio de Psiquiatría del Hospital San Jorge, Huesca(España).

Los seres humanos somos capaces de hacer frente a situaciones novedosas y de adaptarnos a los cambios de forma flexible. Las habilidades cognitivas que permiten al individuo controlar y regular sus comportamientos reciben el nombre de funciones ejecutivas. Anatómicamente, las funciones ejecutivas dependen de un sistema neuronal distribuido, en el cual el córtex prefrontal desempeña un papel destacado. Datos recientes apuntan a que diferentes regiones del córtex prefrontal pueden mediar en distintos aspectos implicados en el funcionamiento ejecutivo.

El propósito de este artículo es realizar una revisión de los principales modelos de funcionamiento ejecutivo con el fin de arrojar luz sobre este controvertido constructo. Los modelos planteados realizan aproximaciones a una misma realidad desde perspectivas diferentes, obviando, en algunos casos, partes de esta realidad. En esta primera parte, se revisan los modelos y teorías de la información contextual, del acontecimiento complejo estructurado, de memoria de trabajo, de codificación adaptativa, la teoría integradora de Miller y Cohen, y los modelos factoriales de control ejecutivo.

Conclusiones. No se dispone actualmente de un modelo único que permita explicar cómo procesos cognitivos específicos se controlan y coordinan durante la ejecución de actividades cognitivas complejas. No obstante, existe cierto consenso en aceptar que el constructo funciones ejecutivas no constituye un concepto unitario, sino la combinación de diversos procesos cognitivos que se combinan de múltiples maneras para operar en diferentes situaciones.

Comparación entre el diagnóstico del trastorno por déficit de atención/hiperactividad con el DSM-5 y la valoración neuropsicológica de las funciones ejecutivas

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación ha sido realizada por  Luis Abad-Mas, Olivia Caloca-Català y Rosalía Ruiz-Andrés, componentes de Centros de Desarrollo Cognitivo RED-CENIT Valencia (España); y Fernando Mulas, del Instituto Valenciano de Neurología Pediátrica(INVANEP).

El trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH) tiene una prevalencia del 3-7% de la población en edad escolar y cursa con problemas académicos y disfunciones ejecutivas.
El objetivo de este trabajo es estudiar la relación entre el diagnóstico del TDAH por medio de los criterios del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, quinta edición (DSM-5), y la evaluación neuropsicológica de las funciones ejecutivas. Para ello, se evaluó a 50 sujetos, 12 mujeres y 38 varones, entre 8 y 10 años. Para evaluar el control inhibitorio se utilizó el Continuous Performance Test (CPT) y el test de Stroop; para la inteligencia y la memoria de trabajo, la escala de inteligencia de Wechsler para niños-IV; y para la atención, el CPT y el Selective Attention Test.
Resultados. No había diferencias significativas entre ambos subtipos de TDAH en cuanto a la Memoria de Trabajo. Las niñas presentaban mejores habilidades en la tarea de flexibilidad cognitiva que los niños, y los sujetos diagnosticados de TDAH combinado presentaban mayores dificultades en el control inhibitorio.
A modo de conclusión, se confirma que las definiciones del TDAH en el DSM-5 son imprecisas. Son una escasa enumeración de síntomas clínicos del trastorno, sin definir con claridad criterios propios de él. Por lo tanto, la definición del trastorno se realiza por la evaluación específica de la atención y de los mecanismos de control inhibitorio y, por ello, es necesaria una evaluación neuropsicológica de las funciones cerebrales superiores.

Memoria de trabajo en los procesos básicos del aprendizaje

https://drive.google.com/drive/my-drive

Los autores de esta publicación son M.C. Etchepareborda, y L. Abad-Mas, componentes de Red-Cenit Valencia, Centro de Neurodesarrollo Interdisciplinar de Valencia(España).

La memoria de trabajo(en adelante, MT) o memoria operativa se considera un elemento distintivo de la función ejecutiva. Hoy se sabe, por estudios de resonancia magnética, que la corteza prefrontal dorsolateral, desempeña un papel crucial en la MT. Se ha podido observar que durante los intervalos de retención de información, en los tiempos de respuesta con retraso, existe una intensa y persistente actividad en la zona. La MT es fundamental para realizar un análisis y síntesis de la información, retener datos necesarios para la consecución de un determinado proceso mental, participar del priming (impresión mnésica de algo vivido, como por ejemplo palabras, objetos o eventos), realizar una actividad tutora prefuncional y las monitorizaciones posfuncionales.

La afectación de los mecanismos básicos propios de la MT provocará una disfunción que influirá en un sinnúmero de procesos de aprendizaje formal académico: dificultad en el manejo de la dirección de la atención, dificultad en inhibir estímulos irrelevantes, dificultad en el reconocimiento de los patrones de prioridad, falta de reconocimiento de las jerarquías y significado de los estímulos (análisis y síntesis), impedimento en formular una intención, dificultad en reconocer y seleccionar las metas adecuadas para la resolución de un problema, imposibilidad de establecer un plan de consecución de logros, falta de análisis sobre las actividades necesarias para la consecución de un fin y dificultades para la ejecución de un plan, no logrando la monitorización ni la posible modificación de la tarea según lo planificado.

Trastornos de las funciones ejecutivas. Diagnóstico y tratamiento

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación ha sido realizada por Iván D. Delgado-Mejía,  perteneciente al Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas(CONICET) de Buenos Aires(Argentina) y Máximo C. Etchepareborda, componente del Laboratorio para el Estudio de las funciones Cerebrales Superiores(LAFUN) de Buenos Aires(Argentina).

Las diferentes aportaciones de  de la literatura científica ratifican, desde hace un par de décadas, a la corteza prefrontal como base neurobiológica de las funciones ejecutivas. En la actualidad, tanto los protocolos de evaluación para la realización del diagnóstico como la estructuración de los planes de tratamiento y estimulación neurocognitiva deben hacer la lectura de cada uno de los síndromes prefrontales (dorsolateral, medial o del cíngulo anterior, y orbitofrontal) implicados en la etiopatogenia de los diferentes trastornos del neurodesarrollo y del adulto en los que se ven afectadas las funciones ejecutivas.
Los objetivos de este trabajo es exponer los últimos avances sobre diagnóstico y tratamiento de las funciones ejecutivas y resaltar la importancia de identificar y comprender en la fase diagnóstica y en la rehabilitación neurocognitiva los tres síndromes de disfunción prefrontal.
Se realiza una revisión bibliográfica sobre los últimos avances neurocientíficos alrededor de las bases neurobiológicas, neuropsicológicas, diagnóstico y tratamiento de las funciones ejecutivas.
Como conclusión, cada día la comunidad neurocientífica ratifica la importancia de identificar y comprender en la etapa diagnóstica los circuitos cerebrales, específicamente los síndromes de disfunción prefrontal implicados en los déficits neuropsicológicos de los diferentes trastornos del neurodesarrollo y del adulto para poder establecer protocolos eficaces de estimulación neurocognitiva.

Actualización en Tests neuropsicológicos de Funciones Ejecutivas

https://drive.google.com/drive/my-drive

El autor de de  esta  publicación es Julián C. Marino D., componente de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Córdoba(Argentina).

En esta revisión se presentan diferentes problemas relacionados a la evaluación de las Funciones Ejecutivas (en adelante, FE) mediante tests neurocognitivos. Ante el problema de su definición, se presenta una estructura de cuatro elementos constitutivos. Se repasan los modelos teóricos de FE de acuerdo a diferentes clasificaciones propuestas e intentos de integración de listados inductivos de funciones. En relación a la historia de los tests de FE, se destaca su surgimiento en contextos ajenos a la neuropsicología, lo que permite formular hipótesis sobre las consecuencias que esto tiene en la evaluación actual. Finalmente, se propone una clasificación de tests que miden FE y se analiza la idea de una nueva generación de instrumentos, apoyada por avances tecnológicos y teóricos, así como por el desarrollo de ontologías, inferencias inversas y análisis de validez ecológica y etológica.

Validez ecológica en la exploración de las funciones ejecutivas

https://drive.google.com/drive/my-drive
Esta publicación ha sido realizada por Alberto García-Molina y Teresa Roig-Rovira, pertenecientes al Institut Universitari de Neurorehabilitació Guttmann-UAB de Badalona (Barcelona) y Javier Tirapu-Ustárroz, componente del Servicio de Neuropsicología. Clínica Ubarmin. Elcano (Navarra).

La validez ecológica ha adquirido gran importancia en el campo de la neuropsicología, especialmente respecto a las funciones ejecutivas. La exploración de las funciones ejecutivas es crítica para poder predecir la capacidad funcional del sujeto. Este artículo revisa los estudios sobre validez ecológica y exploración neuropsicológica de las funciones ejecutivas aparecidos en la literatura. El análisis realizado sugiere que muchos tests ejecutivos presentan moderados niveles de validez ecológica cuando estos son empleados para predecir la capacidad funcional del individuo. Las demandas cognitivas ambientales y las estrategias compensatorias parecen afectar la capacidad de los tests neuropsicológicos para valorar la influencia de las funciones ejecutivas en las actividades de vida diaria. Esta revisión discute sobre la validez ecológica en la exploración de las funciones ejecutivas e implicaciones para el futuro. Son indispensables futuros estudios que permitan identificar el papel desempeñado por diversos factores en la validez ecológica de los tests neuropsicológicos utilizados en la exploración de las funciones ejecutivas.

Evaluación de las funciones ejecutivas en el niño

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación ha sido realizada por  Ana M. Soprano,  componente del Departamento de Neurología de la Universidad de Belgrano. Hospital de Pediatría J.P. Garrahan. Buenos Aires(Argentina).

El objetivo de este estudio es revisar las principales técnicas disponibles para la evaluación de las funciones ejecutivas (en adelante, FE) en el ámbito neuropediátrico.
El término FE se aplica a un amplio espectro de procesos vinculados a la capacidad de organización, anticipación, planificación, inhibición, memoria de trabajo, flexibilidad, control y autorregulación de la conducta, todas ellas habilidades importantes para resolver problemas de modo eficaz. Las FE se alteran en muchos cuadros neurológicos y psicopatológicos, que incluyen problemas de conducta, lenguaje y aprendizaje, trastorno obsesivocompulsivo, trastorno por déficit de atención con hiperactividad, autismo, síndrome de Tourette, de Turner y de Asperger, epilepsia del lóbulo temporal, etc. Ello justifica la necesidad de contar con instrumentos adecuados para profundizar en el conocimiento de estas patologías, algunas de consulta muy frecuente en la práctica cotidiana. Sin embargo, la amplitud y vaguedad del ‘constructo’ FE ocasiona que los recursos propuestos para su evaluación sean muy variados, y hasta disímiles entre sí, lo cual trae aparejado cierto grado de confusión. Con fines prácticos, se hace una selección y una breve descripción de las principales pruebas, en particular de las que poseen normas para niños y adolescentes.

En conclusión, la evaluación de las FE todavía plantea numerosas dudas y problemas, debido en parte a la carencia de un modelo teórico más sólido y preciso. No obstante, en los últimos años se han realizado progresos, plasmados en el diseño de nuevos tests que han enriquecido la clínica y hacen vislumbrar un futuro prometedor

Funciones ejecutivas

¿Qué son las funciones ejecutivas? ¿De qué hablamos?
La palabra función del latín functio, -ōnis.-según el Diccionario de la Lengua  Española, en la edición del tricentenario-es la tarea que corresponde realizar a una institución o entidad, o a sus órganos o personas; ejecutiva, del lat. exsecūtus,  que ejecuta  o hace algo.

Esta terminología fue usada por vez primera por Muriel Lezak en los años ochenta del siglo pasado, siendo el antecesor directo Luria.

No existe actualmente una definición consensuada sobre este constructo. Veamos algunas de ellas.

Las funciones ejecutivas son un conjunto de habilidades cognitivas y metacognitivas que nos permiten dirigir nuestra conducta hacia un fin e incluyen la capacidad para  planificar, llevar a cabo y corregir nuestra conducta. (Alderman, Evans, Burgess y Wilson, 1991).

Todas aquellas actividades mentales autodirigidas que ayudan al individuo a resistir la distracción , a fijarse unas metas nuevas más adecuadas que la respuesta inhibida inicial y a dar los pasos necesarios para alcanzarlos ( Burkley, 1997)‏.

Las funciones ejecutivas son un conjunto de habilidades implicadas en la generación, la supervisión, la regulación, la ejecución y el reajuste de conductas adecuadas para alcanzar objetivos complejos, especialmente aquellos que requieren un abordaje novedoso y creativo (Gilbert y Burgess, 2008; Lezak, 2004).

Se puede decir  que esta terminología hace referencia a una serie de habilidades implicadas en la optimización de los procesos cognitivos para orientarlos hacia la resolución de situaciones complejas.

Relación entre el funcionamiento ejecutivo y la conducta en niños con parálisis cerebral

https://drive.google.com/drive/my-drive
Los autores de esta publicación son: Vega Muriel, Alberto García-Molina, Celeste Aparicio-López, Antònia Enseñat y Teresa Roig-Rovira, pertenecientes al Institut Guttmann; Institut Universitari de Neurorehabilitació de la Universitat Autònoma de Barcelona(España).
La parálisis cerebral se define como un grupo de trastornos del desarrollo del movimiento y la postura que cursa con déficits cognitivos, alteraciones emocionales, de conducta y sociales.
El objetivo de este estudio es estudiar la relación entre el funcionamiento ejecutivo y la conducta en niños con parálisis cerebral a partir de las respuestas aportadas por padres y profesores en el Behavior Rating Inventory of Executive Function(BRIEF) y el sistema de evaluación de la conducta adaptativa(ABAS-II). La muestra quedó formada por 46 niños con parálisis cerebral, con una edad media de 10,26 ±2,95 años. Del total, 44 niños se distribuyeron en el Gross Motor Function Classification System(GMFCS) en nivel I (n = 16), nivel II (n = 3), nivel III (n = 11), nivel IV (n = 10) y nivel V (n = 4). Los resultados mostraron relación entre el BRIEF y el ABAS-II; además, se obtuvieron discrepancias entre las respuestas aportadas por padres y profesores, tanto en el ABAS-II como en el BRIEF. Asimismo, se halló relación entre el GMFCS y los subíndices de vida en el hogar, índice práctico y autocuidado del ABAS-II.
Conclusiones. Se encontró relación entre el funcionamiento ejecutivo y la conducta adaptativa en niños con parálisis cerebral. Se hallaron discrepancias en las respuestas aportadas por padres y profesores. Por último, los datos muestran que, a mayor afectación motora, mayores dificultades en el hogar, en el índice práctico y en el autocuidado.

Evaluación de la memoria mediante realidad virtual: presente y futuro

Esta publicación ha sido realizada por Unai Díaz-Orueta y Gema Climent, pertenecientes a Nesplora, Technology &and Behavior; Jaione Cardas-Ibáñez, componente de la Universidad del País Vasco en Donostia-San Sebastián, Gipuzkoa(España); Laura Alonso y Juan Olmo-Osa, componentes del Centro de Día Ehari AyG Asistencial de Vitoria-Gasteiz, Álava(España); y  Javier Tirapu-Ustárroz, perteneciente a la Fundación Argibide de Pamplona(España).
La memoria humana es un complejo sistema cognitivo cuya estrecha relación con las funciones ejecutivas hace que, en muchas ocasiones, un déficit mnémico lleve aparejadas dificultades para operar con contenidos correctamente almacenados. Los tests de memoria tradicionales, que se centran más en el almacenamiento de la información que en su procesamiento, pueden ser poco sensibles tanto al funcionamiento cotidiano de los sujetos como a los cambios originados por los programas de rehabilitación. En la evaluación de la memoria hay abundante evidencia acerca de la necesidad de mejorarla mediante tests que ofrezcan una mayor validez ecológica, con información que pueda presentarse en varias modalidades sensoriales y que se produzca de modo simultáneo, tal como sucede en la vida real, con la presencia gradual y controlada de distractores. La realidad virtual reproduce entornos tridimensionales con los que el paciente interactúa de forma dinámica, con una sensación de inmersión en el entorno similar a la presencia y exposición a un entorno real, y en los que se puede controlar de forma sistemática la presentación de dichos estímulos, distractores y otras variables. La presente revisión tiene como objetivo profundizar en la trayectoria de la evaluación neuropsicológica de la memoria basada en entornos de realidad virtual, y realiza un recorrido por los tests existentes para la evaluación del aprendizaje, memoria prospectiva, episódica y espacial, así como por los intentos más recientes de realizar una evaluación integral de todos los componentes de la memoria.

¿Son lo mismo inteligencia y funciones ejecutivas?

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación ha sido realizada por Alberto García-Molina,  componente del Institut Universitari de Neurorehabilitació Guttmann-UAB; Badalona, Barcelona(España); Javier Tirapu-Ustárroz y Pilar Luna-Lario, pertenecientes al Servicio de Neuropsicología; Unidad de Rehabilitación Neurológica de la Clínica Ubarmin de la Fundación Argibide; Elcano( Navarra, España);  Joaquín Ibáñez y Pablo Duque, componentes del Programa de I+D+i en Neuropsicología Clínica; Área Hospitalaria Virgen Macarena de Sevilla(España).

Con el auge de la ciencia cognitiva, el estudio de los componentes cognitivos que intervienen en la resolución de las pruebas que valoran la inteligencia adquiere especial relevancia. Desde esta perspectiva, el factor g se concibe como el representante de la operación de procesos cognitivos de alto nivel que controlan los programas computacionales del cerebro. Se han utilizado diferentes nombres para designar a los procesos cognitivos que subyacen al factor g: procesos de control, funcionamiento ejecutivo, control ejecutivo o funciones ejecutivas.
En este trabajo se revisa la relación de la inteligencia con la memoria de trabajo y con el constructo de las funciones ejecutivas. Asimismo, se revisa la relación entre la inteligencia y el córtex prefrontal como posible sustrato neuroanatómico de ésta.
Los estudios revisados ofrecen diferentes respuestas a la cuestión de si son lo mismo inteligencia y funciones ejecutivas, siendo la hipótesis que goza de mayor aceptación la que considera que inteligencia y funciones ejecutivas se superponen en algunos aspectos, pero en otros no.

Entrenamiento de funciones ejecutivas en el trastorno por déficit de atención/hiperactividad

https://drive.google.com/drive/my-drive
Esta publicación ha sido realizada por Luis Abad-Mas, Rosalía Ruiz-Andrés, Francisca Moreno-Madrid, M. Ángeles Sirera-Conca, Marcel Cornesse y Máximo C. Etchepareborda, pertenecientes al Centro de Neurodesarrollo Interdisciplinar, Red Cenit de Valencia(España); e Iván D. Delgado-Mejía, componente del Laboratorio para el Estudio de las Funciones Cerebrales Superiores, LAFUN de Buenos Aires(Argentina).
Las propuestas de tratamiento del trastorno por déficit de atención/hiperactividad (en adelante, TDAH) son variadas; sin embargo, existe poca cantidad de material publicado para mejorar el rendimiento de los mecanismos atencionales, de control inhibitorio, de flexibilidad cognitiva y de memoria de trabajo en estos niños. Consideran los autores que un modelo de trabajo eficaz en el tratamiento de personas con TDAH requiere una comprensión exhaustiva de los síndromes que están involucrados en este déficit.
Este trabajo, además de revisar las propuestas más relevantes y actualizadas dirigidas a mejorar la comprensión cognitiva del trastorno, hace referencia a tres síndromes neurobiológicos reconocidos dentro del TDAH, como el síndrome medial del cíngulo, el síndrome dorsolateral y el síndrome orbitofrontal.
Los avances en investigación neurocientífica y el diseño de materiales computarizados de tratamiento aportan datos muy valiosos que, sin duda, contribuyen a mejorar los resultados de las intervenciones psicopedagógicas y neuropsicológicas en el TDAH, puesto que nos brindan información relacionada con la ecuación temporoespacial.

Bases cerebrales de la atención sostenida y la memoria de trabajo: un estudio de resonancia magnética funcional basado en el Continuous Performance Test

https://drive.google.com/drive/#my-drive
En esta publicación-realizada por Manel Bartés-Serrallonga y Jordi Solé-Casals, pertenecientes al Grup de Tecnologies Digitals de la Universitat de Vich(Barcelona); Ana Adan, Xavier Caldú, Montserrat Pérez-Pàmies, Josep M. Serra-Grabulosa, componentes de la Universidad de Barcelona; Carles Falcón, perteneciente a CIBER-BBN; y Núria Bargalló, del Hospital Clínic de Barcelona(España)-los autores se plantean el diseñar una tarea para evaluar evaluar las regiones cerebrales asociadas a la atención sostenida y la memoria de trabajo mediante Resonancia Magnética Funcional(RMF).
El estudio contó con la participación de 40 estudiantes, todos ellos diestros (50%, mujeres; rango: 18-25 años). La tarea de Continuous Performance Test, versión de pares idénticos(CPT-IP) se diseñó como una tarea de bloques, en la que se combinaban los períodos CPT-IP con los de reposo.
Los resultados concluyen que la tarea de CPT-IP utilizada activa una red formada por regiones frontales, parietales y occipitales, y éstas se relacionan con funciones ejecutivas y atencionales.
La conclusión del estudio es que la tarea de CPT-IP utilizada en el trabajo proporciona datos normativos en adultos sanos para el estudio del sustrato neural de la atención sostenida y la memoria de trabajo. Estos datos podrían ser útiles para evaluar trastornos que cursan con déficits en memoria de trabajo y en atención sostenida.