Educar con filosofía, educar con fundamento

 

¿Qué diría Sócrates a los padres y madres de hoy? ¿Cómo resolverían los filósofos clásicos un conflicto cotidiano con nuestros hijos? Carlos Goñi Zubieta-Doctor en filosofía y escritor- lleva más de 25 años uniendo la filosofía a la educación, aportando claves útiles a los padres a la hora de educar a sus hijos. Todo ello junto a su mujer, la psicóloga y pedagoga Pilar Guembe. Para él, las reflexiones de los grandes filósofos de la historia pueden convertirse en claves pedagógicas para enfrentar el reto que supone educar: “Gestionar la libertad de un adolescente, ayudarle a entender sus emociones o explicarle la importancia de los valores en la vida… todo esto ya lo explicaron los filósofos y nosotros podemos aplicarlo”, resume.

Diez ideas para educar a tus hijos con filosofía

En este vídeo, Carlos Goñi Zubieta-Doctor en filosofía y escritor-explica diez claves pedagógicas útiles para educar con filosofía. “Muchas veces, el sentido común es el gran olvidado de la educación y la filosofía puede aportarnos ese conocimiento y fundamento para educar con criterio”, afirma. Para concluir, nos lanza una pregunta clave: ¿qué es lo más importante en la educación de los hijos? “La educación de los padres”, asegura. “En la época en la que estamos no vale con tirar de buena voluntad y afecto. Los padres de hoy debemos formarnos, informarnos y leer sobre educación para aprender, en definitiva, a ser padres”, concluye.

Las claves educativas en la era de la inteligencia artificial

 

En este vídeo, el experto en inteligencia artificial Kai-Fu Lee-uno de los mayores expertos mundiales en inteligencia artificial. Presidente de Sinovation Ventures, el ejecutivo taiwanés ha sido parte de los equipos de Apple, SGI, Microsoft y Google. En su último libro, ‘Superpotencias de la inteligencia artificial: China, Silicon Valley y el nuevo orden mundial’, analiza cómo los grandes avances teóricos en inteligencia artificial han producido prácticas aplicaciones que están a punto de cambiar nuestra vida-analiza el impacto que las nuevas tecnologías tendrán en el mercado laboral y en la vida de las generaciones futuras. Lee explica, además, algunos conceptos básicos sobre IA y propone un cambio educativo que prepare a los niños de hoy para el futuro. “Ahora, lo importante en una empresa es el trabajo en equipo, la colaboración y la comunicación. Eso es lo que necesitamos enseñar”, sostiene.

Cómo la inteligencia artificial ayudará a los profesores

En este vídeo, Kai-Fu Lee-uno de los mayores expertos mundiales en inteligencia artificial. Presidente de Sinovation Ventures y expresidente de Google China, el ejecutivo taiwanés también ha sido parte de los equipos de Apple, SGI y Microsoft. En su último libro, ‘Superpotencias de la inteligencia artificial: China, Silicon Valley y el nuevo orden mundial’- analiza cómo las nuevas tecnologías pueden mejorar la labor educativa y el trabajo de los profesores. Crítico con la falta de adaptación tecnológica en las aulas, Lee sostiene que “la educación debería ser reiniciada”. El experto asegura que, al integrar la inteligencia artificial en las aulas, “el profesor podría ahorrar hasta un 40 o un 50 % de su tiempo”. El científico taiwanés apuesta por invertir ese tiempo en las relaciones interpersonales, “ese es el futuro de la educación”, sostiene. Y para que los niños estén preparados para un futuro laboral en el que la tecnología tendrá un gran impacto, propone un nuevo foco de la educación: “Deberíamos centrarnos en las tres C: curiosidad, pensamiento crítico y creatividad”.

¿Quién educa a tu hijo, tu miedo o tú?

“Tengo que decirte que, en los 37 años que llevo trabajando con niños, nunca me había encontrado con tantas carencias emocionales en ellos. Hablo de miedos, miedos a casi todo, baja autoestima, desconfianza e inseguridad”, plantea Cristina Gutiérrez, educadora emocional y directora del Centro La Granja.

¿Tiene solución? En su libro, ‘Crecer con valentía’, propone herramientas para fomentar la confianza y resiliencia frente a la vida. “Cuando nace un bebé nos invaden todos los miedos y es normal. Pero tenemos que tomar una difícil decisión: ¿quién quieres que eduque a tu hijo, tu miedo o tú? Los miedos también se heredan. Así encontramos dos tipos de padres: los que allanan el camino para que su hijo no sufra ni tropiece con las piedras, y los que superan su propio miedo y preparan a su hijo para el camino”.

El síndrome de la familia perfecta

 

“Esconder la vulnerabilidad es el síndrome de la familia perfecta, cada vez más presente y frecuente. Consiste en aspirar a la casa perfecta, cuerpo perfecto e hijo perfecto. Muchas veces confundimos nuestro hijo con un proyecto”. La educadora Cristina Gutiérrez-Directora del centro formativo La Granja y autora del libro ‘Crecer con valentía-con casi 40 años de experiencia en el desarrollo de habilidades sociales de niños y adultos, plantea en este vídeo las claves de las carencias emocionales de las nuevas generaciones.

Cristina Gutiérrez afirma que en los últimos años ha observado un cambio en los más pequeños. Tienen menos autoestima, menos seguridad y más miedo. También son más egoístas e impacientes, hasta el punto de formar parte de la generación “Yo, yo”, “ya, ya”, hijos del siguiente paso después de los “padres helicóptero”: los “padres dron”.

Hay que cuidar el niño que fuimos y no perder esa mirada

“Cuidar el niño que fuimos significa no olvidarse. Me sorprende que los padres hagan con sus hijos lo que no soportaban de pequeños. Y los maestros también. Se puede cambiar esto con una educación en la escucha. Escuchar significa dejar espacio al otro”, reflexiona Francesco Tonucci-Maestro y pedagogo, dibujante y ‘niñólogo’, como él mismo se define, Tonucci es uno de los grandes nombres de la historia de la pedagogía. A través de FRATO, su alter ego y seudónimo, convierte sus viñetas en ventanas desde las que invita a mirar sobre la escuela y el aprendizaje con los ojos del niño-en esta charla magistral. Con una tiza dibuja en directo cómo imagina al alumno de hoy: casi mimetizado con el mobiliario escolar, triste y aburrido. Y propone un esfuerzo colectivo para transformar el modelo de escuela.

A los seis años las niñas asumen los estereotipos sobre sus capacidades

En este vídeo, la neurobióloga Mara Dierssen-Científica, investigadora, profesora universitaria y doctora especializada en Neurobiología-analiza cómo nos enfrentamos a la diversidad desde muy pequeños y asegura que los estereotipos aparecen a medida que crecemos. “Deberíamos plantearnos cuál es el objetivo de educar”, se cuestiona la científica. Y sentencia: “Estamos perdiendo talentos diversos por el camino”.

Como investigadora del Centro de Regulación Genómica de Barcelona y del programa Genes and Disease (G&D), su principal objetivo es descifrar los genes implicados en enfermedades genéticas complejas y su influencia en los sistemas de memoria y aprendizaje.

Se espera que algún día, su laboratorio descubra las claves de la genómica que afectan a la capacidad cognitiva. Mientras tanto, dedica sus esfuerzos no solo a la investigación, sino también a la divulgación científica, crítica con los estereotipos y la falta de diversidad. Referente internacional en la investigación de la discapacidad intelectual y Síndrome de Down, el trabajo de Dierssen ha sido recogido en más de 100 publicaciones científicas y galardonado con premios como el Ramón Trias Fargas, Jaime Blanco, Premio Trifermed al Impacto Social de la Salud, o los premios Sisley-Lejeune y el Premio Nacional de Cultura Científica de la Generalitat de Catalunya.

Tu mirada puede transformar a las personas

La importancia de la memoria, de hacer crecer a los demás a través de nuestra mirada o el desafío de la humanización… Son algunos de los temas que aborda el escritor y divulgador Álex Rovira en este vídeo. Como experto en gestión de equipos, incide también en la importancia de liberarnos de prejuicios sobre los demás y de las falsas creencias que todos tenemos sobre nosotros mismos. Respecto a la educación, nos insta a aceptar a nuestros hijos como son sin proyectar nuestras frustraciones y expectativas sobre ellos. Álex Rovira nos da la clave de la `mirada apreciativa´ como herramienta de impulso a la transformación personal y como clave fundamental del aprendizaje.

Una sociedad sin educación sería un mal lugar para vivir

En este vídeo Eduardo Sacheri-escritor y profesor de secundaria. Licenciado en Historia en la Universidad de Luján(Argentina), logró popularidad en su país con sus cuentos de fútbol, pero consiguió el reconocimiento internacional por la adaptación cinematográfica de su novela ‘La pregunta de sus ojos’. La historia fue llevada a la gran pantalla de la mano del director Juan José Campanella y recibió, entre muchos otros galardones, el premio Óscar a la mejor película extranjera. Sacheri, referente de la literatura latinoamericana, ganó el Premio Alfaguara de Novela en 2016 por su obra ‘La noche de la Usina’-habla sobre sus pasiones: la enseñanza, la literatura y el fútbol. “Un trabajo en el que sentimos que de cierto modo hemos mejorado la vida de otro, me parece que es todo un privilegio y creo que enseñar incluye ese privilegio”, argumenta Sacheri.  Aunque da clases de Historia, intenta inculcar en sus alumnos su pasión por los libros: “Creo que la lectura te abre el mundo. Primero, porque te aproxima a otros mundos distintos al propio y además porque te llena de palabras”. Y justifica su gusto por usar el fútbol para explorar las idiosincrasias: “creo que mi literatura en general se nutre de mi vida cotidiana, de mis geografías, de la gente que me rodea, de los ámbitos que han poblado mi vida, y el fútbol es uno de esos ámbitos, es el juego que más me gusta.

Una sociedad sin educación sería un mal lugar para vivir

En esta ponencia Eduardo Sacheri-escritor y profesor de secundaria. Licenciado en Historia en la Universidad de Luján(Argentina), logró popularidad en su país con sus cuentos de fútbol, pero consiguió el reconocimiento internacional por la adaptación cinematográfica de su novela ‘La pregunta de sus ojos’. La historia fue llevada a la gran pantalla de la mano del director Juan José Campanella y recibió, entre muchos otros galardones, el premio Óscar a la mejor película extranjera. Sacheri, referente de la literatura latinoamericana, ganó el Premio Alfaguara de Novela en 2016 por su obra ‘La noche de la Usina’-dieserta sobre su pasión por la enseñanza y la literatura, sus dos profesiones. “Un trabajo en el que sentimos que de cierto modo hemos mejorado la vida de otro, me parece que es todo un privilegio y creo que enseñar incluye ese privilegio”, asegura. Sacheri, amante de la lectura, intenta inculcar en sus alumnos esta querencia: “Quien lee posee más herramientas para comprender la realidad, ni más ni menos, para operar sobre la realidad. Creo que la lectura te abre el mundo”.

Es un buen momento para demostrar la importancia de los profesores

Carmen Chacón García es profesora de Lengua y Literatura en un colegio madrileño y forma parte del Departamento de Lengua y Teoría de la Literatura de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), España).

Un breve cuento de Kafka le sirve de ejemplo a la ponente para explicar la importancia y las dificultades de la docencia, una profesión tan vocacional como necesaria para la sociedad.

Para ella, esta nueva situación provocada por el confinamiento pone a los profesores “en primera línea” con sus estudiantes y con el compromiso educativo, humano y social que la docencia supone: “El escenario ha cambiado, los profesores nos hemos colado en las casas y tenemos esta labor preciosa en las manos”, explica con entusiasmo. Carmen Chacón considera que este “tiempo incierto” puede convertirse en una gran oportunidad para regresar a la esencia de la educación y anima a los profesores a utilizarlo para “prepararse mejor y demostrar al mundo por qué es importante la labor de los docentes”. Y añade: “Este cambio nos ha hecho recordar lo que significa aprender desde cero y nos hace entender que ‘aprender’ no es algo que hacen sólo los estudiantes en clase, sino algo que hacemos todos a lo largo de la vida y todos los días”.

Los estudiantes nos necesitan ahora más que nunca

Los ojos de esta profesora de Literatura brillan con fuerza cuando habla de educación. Y un breve cuento de Kafka le sirve de ejemplo para explicar la importancia y las dificultades de la docencia, una profesión tan vocacional como necesaria para la sociedad.

Carmen Chacón García es profesora de Lengua y Literatura en un colegio madrileño y forma parte del Departamento de Lengua y Teoría de la Literatura de la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

Para la ponente, en este vídeo, esta nueva situación pone a los profesores “en primera línea” con sus estudiantes y con el compromiso educativo, humano y social que la docencia supone: “El escenario ha cambiado, los profesores nos hemos colado en las casas y tenemos esta labor preciosa en las manos”, explica con entusiasmo. Carmen Chacón considera que este “tiempo incierto” puede convertirse en una gran oportunidad para regresar a la esencia de la educación y anima a los profesores a utilizarlo para “prepararse mejor y demostrar al mundo por qué es importante la labor de los docentes”.

Esta entrada es un extracto de Es un buen momento para demostrar la importancia de los profesores, publicada el 27/07/2020.

Cómo Einstein me ayudó a convertirme en científico

¿Cómo será el futuro? El físico estadounidense Michio Kaku-Físico y divulgador, cofundador de la teoría de cuerdas y uno científicos más reconocidos a nivel mundial. Profesor y autor de libros superventas como ‘Física de lo imposible’ o ‘El futuro de nuestra mente’, Kaku investiga hacia dónde irá la ciencia y la tecnología del mañana. Actualmente ocupa la prestigiosa cátedra Henry Semat de Física Teórica en la Universidad de Nueva York(Estados Unidos)-asegura que el futuro se está inventando en los laboratorios científicos. En este vídeo analiza cómo los avances de la ciencia cambian continuamente nuestra vida y, consciente de que afectarán también la educación, reflexiona sobre la importancia de enseñar cosas útiles a los alumnos. “En el futuro la memorización quedará obsoleta, con un solo parpadeo podremos ver la información porque tendremos Internet en las lentillas”, asegura. Además, Kaku alaba la labor de los profesores de los que cree “nunca podrán ser sustituidos por robots”.

 

Un robot nunca podrá sustituir a un profesor

Michio Kaku-físico y divulgador, cofundador de la teoría de cuerdas y uno científicos más reconocidos a nivel mundial. Profesor y autor de libros superventas como ‘Física de lo imposible’ o ‘El futuro de nuestra mente’, Kaku investiga hacia dónde irá la ciencia y la tecnología del mañana. Actualmente ocupa la prestigiosa cátedra Henry Semat de Física Teórica en la Universidad de Nueva York(Estados Unidos)-lleva años entrevistando a los científicos más importantes del mundo en su programa de radio y preguntándoles: “¿Cómo empezó todo?”. Kaku se sorprende ante una respuesta casi unánime: “Cuando tenía diez años pasó algo que cambió mi vida”, dicen los entrevistados. Para Michio Kaku es durante esta parte de la infancia cuando descubrimos el universo que nos rodea. Pero según el físico la educación desaprovecha esa curiosidad al llegar al instituto: “Nuestro sistema educativo está anticuado y nos obliga a memorizar”, asegura.

En este vídeo, Michio Kaku también pone en valor el papel de los profesores. “¿Cuál será la función de los profesores en el futuro?”, se pregunta. Según él “necesitas un mentor y los robots no pueden darte consejos personalizados”, concluye.

Enseñar desde el cerebro que aprende

En este vídeo, José Antonio Fernández Bravo-Doctor en Ciencias de la Educación, investigador y escritor, este docente cuenta, además, con tres maestrías sobre lógica, formación del profesorado y diseño educacional. Observar y “enseñar desde el cerebro del que aprende” son los pilares de su fórmula pedagógica. “Dedico mi vida a escuchar a los niños. Se trata de amar lo que haces, amando a aquel al que diriges lo que haces”, asegura. Es autor de más de un centenar de obras sobre educación y aprendizaje. Fernández Bravo, goza de reconocimiento nacional e internacional por su carácter innovador y por la brillante adaptación de la función docente en la didáctica de la matemática-diserta sobre la docencia y la enseñanza desde el cerebro del que aprende.

Todo lo que me enseñaron los niños

En este vídeo, José Antonio Fernández Bravo-Doctor en Ciencias de la Educación, investigador y escritor, este docente cuenta, además, con tres maestrías sobre lógica, formación del profesorado y diseño educacional. Observar y “enseñar desde el cerebro del que aprende” son los pilares de su fórmula pedagógica. “Dedico mi vida a escuchar a los niños. Se trata de amar lo que haces, amando a aquel al que diriges lo que haces”, asegura. Es autor de más de un centenar de obras sobre educación y aprendizaje. Fernández Bravo, goza de reconocimiento nacional e internacional por su carácter innovador y por la brillante adaptación de la función docente en la didáctica de la matemática-comparte anécdotas de su larga trayectoria educativa como profesor de matemáticas. Con gran sensibilidad y sentido del humor, reflexiona sobre lo que ha aprendido de sus alumnos a través de la escucha y la observación. “Los niños me enseñaron que no existe método de enseñanza superior a la capacidad de aprendizaje de la mente humana”, sostiene.

La historia de un maestro y un rectángulo con ojos

En este vídeo el maestro José Antonio Fernández Bravo-Doctor en Ciencias de la Educación, investigador y escritor. Este docente madrileño cuenta, además, con tres maestrías sobre lógica, formación del profesorado y diseño educacional. Observar y “enseñar desde el cerebro del que aprende” son los pilares de su fórmula pedagógica. “Dedico mi vida a escuchar a los niños. Se trata de amar lo que haces, amando a aquel al que diriges lo que haces”, asegura. Es autor de más de un centenar de obras sobre educación y aprendizaje. Reconocido nacional e internacional por su carácter innovador y por la brillante adaptación a la función docente en la didáctica de la matemática- afirma que la educación debería tener dos objetivos básicos: “uno, hacernos más listos y dos, mejores personas”. Además reconoce que la finalidad debería ser el “saber”, desde donde reivindica el “saber convivir, saber estar y saber sentir”.

‘Ayudar en casa’ no es suficiente, hay que compartir la carga mental

Alberto Soler-psicólogo y magíster en ‘Psicología Clínica y de la Salud’, con más de 10 años de experiencia clínica y asesoramiento a padres. Soler es conferenciante y colaborador habitual en prensa, radio y televisión. En su videoblog, ‘Píldoras de Psicología’, y en el libro ‘Hijos de padres felices’, del que es coautor, da respuesta a dudas universales de la educación, el crecimiento personal y la crianza-destaca el concepto de la ‘copaternidad’, donde los hombres “no ayudan en casa”, sino que se responsabilizan de aquello “que es también su responsabilidad, de forma realmente igualitaria”. Algo que considera fundamental en la sociedad del siglo XXI, al igual que el hecho de que los hombres adquieran un papel más activo en la crianza de los hijos y la gestión doméstica, no solo en algunas tareas del hogar. Para él, la parentalidad consiste en reconocer y dar espacio tanto a la educación de las madres como de los padres, con sus diferencias y peculiaridades, pero siempre de forma corresponsable y ofreciendo a los hijos un modelo igualitario a seguir.

La educación no debería ser rutinaria ni competitiva

Medios de comunicación poco fiables, redes sociales, noticias falsas e inteligencia artificial… Para Alex Beard-lleva una década dedicado a la investigación educativa. Forma parte de ‘Teach For All’, una red de organizaciones educativas independientes de todo el mundo que trabaja para garantizar que todos los niños y niñas puedan desarrollar su potencial. También es autor de varios libros, entre los que destacan ‘Natural Born Learners’ (2018) y ‘Otras formas de aprender: qué funciona en educación y por qué’ (2019)-el mundo ha cambiado y el sistema educativo actual no está dando respuestas efectivas a estos cambios: “Los jóvenes de hoy tienen que ser capaces de entender cómo funcionan los algoritmos que dan forma a sus vidas, y quién los diseña”, afirma. Este educador y escritor británico se planteó en su etapa como docente una pregunta: ¿cómo debería ser el aprendizaje del siglo XXI? Con el fin de investigarlo, decidió colgarse una mochila al hombro para recorrer el mundo estudiando los métodos educativos más innovadores y punteros. Para él, algunos métodos del pasado están obsoletos y no sirven para enfrentar el paradigma del siglo XXI. Esto no permite a los estudiantes desarrollar las habilidades que serán claves para los seres humanos del futuro: la creatividad, el espíritu crítico y la inteligencia emocional.

Inteligencia artificial: cómo educar para los retos del futuro

Adaptar la educación de hoy a los retos y desafíos de las generaciones del mañana. Esa es la gran preocupación, y también el objeto de estudio, del educador y escritor británico Alex Beard, que lleva una década dedicado a la investigación educativa. Forma parte de ‘Teach For All’, una red de organizaciones educativas independientes de todo el mundo que trabaja para garantizar que todos los niños y niñas puedan desarrollar su potencial. También es autor de varios libros, entre los que destacan ‘Natural Born Learners’ (2018) y ‘Otras formas de aprender: qué funciona en educación y por qué’ (2019).

Todo comenzó con una pregunta: ¿cómo debería ser el aprendizaje del siglo XXI? Con el fin de investigarlo, dejó la docencia y decidió colgarse una mochila al hombro para recorrer el mundo estudiando los métodos educativos más innovadores y punteros. De todo lo aprendido en sus viajes, destaca que “deberíamos tomarnos más en serio la creatividad” y que “nos encontramos ante el umbral de una revolución de la enseñanza”. Respecto a la inteligencia artificial, Beard se muestra optimista: afirma que nos equivocamos al comparar el cerebro humano con la inteligencia artificial, porque “los cerebros humanos son orgánicos y rebeldes”.

Esta entrada es un extracto de  La educación no debería ser rutinaria ni competitiva, publicada el 28/03/2020.

Una vida dedicada a la creatividad y la infancia

En este vídeo, Arno Stern-autor de la Formulación, teoría que defiende que el ser humano comparte una “memoria orgánica” universal, que se expresa a través del “juego de pintar”, con dibujo libre y espontáneo-conversa con su hijo, el escritor y músico André Stern, sobre su recorrido personal, artístico y profesional marcados por la Segunda Guerra Mundial, el miedo y la supervivencia en un campo de trabajo que sustituyó a la escuela. Este acontecimiento influiría en su percepción de la educación y la familia, y el comienzo de una investigación pedagógica sobre la creatividad innata en los niños.
¿Dibujan lo mismo los niños de ciudad, los nómadas del desierto y los que viven en la selva o la sabana? La respuesta es sí. Existe una “memoria orgánica” común que se manifiesta a través del juego de pintar y la Formulación, término propuesto por Arno Stern para definir el regreso a la espontaneidad y el estado primigenio y auténtico de la infancia.

Confía en tus hijos para que ellos confíen en ti

“El adulto tiene el poder para destruir el juego espontáneo del niño. Y abusa de él, voluntaria o inconscientemente, con la idea de hacerlo por su propio bien. Y en cambio le causa un perjuicio, la mayoría de las veces irreparable.”

Arno Stern

En este vídeo, el investigador Arno Stern-autor de la Formulación, teoría que defiende que el ser humano comparte una “memoria orgánica” universal, que se expresa a través del “juego de pintar”, con dibujo libre y espontáneo-y su hijo André Stern reflexionan sobre la infancia sin libros ni asignaturas ni horarios, llena de experiencias al margen de la escuela y basadas en un principio: “Te quiero porque eres como eres”.

“No enviar a los hijos al colegio no significa tenerlos en casa, no significa reemplazar el rol del educador. Y desde el momento en que introducimos al niño en un clima de confianza, podemos preguntarnos: ¿qué es lo que emana del niño?”.

Esta entrada es un extracto de Una vida dedicada a la creatividad y la infancia,  publicada el 20-02-2019.

Educación basada en evidencias: ¿qué pedagogías funcionan?

 

En este coloquio organizado por la Agencia Sinc(Servicio de Información y Noticias Científicas, la primera agencia pública de ámbito estatal especializada en información sobre ciencia, tecnología e innovación en español; fue puesta en marcha por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología en el año 2008)-en el que participan: Marta Ferrero González, psicopedagoga e investigadora de la Universidad de Deusto(Bilbao, España); Miguel Vadillo Nistal, investigador de la Universidad Autónoma de Madrid(España); y Miguel Ángel Queiruga Dios, Doctor por la Universidad de Burgos(España) en la enseñanza de la Física-se plantean interrogantes, tales como, si esperamos que los tratamientos médicos sean eficaces, ¿por qué no exigir lo mismo de los métodos educativos? Inteligencias múltiples, neuroeducación, proyectos, colegios sin deberes… Cada día se aplican en las aulas sistemas bien evaluados que aportan resultados positivos para los alumnos, y otros que han demostrado ser inútiles o que ni siquiera se han investigado. En conclusión, las modas educativas a menudo no van acompañadas de pruebas o evidencias que justifiquen su uso.
Esta entrada es un extracto de Emisión en directo de FECYT: “Educación basada en la evidencia: ¿qué pedagogías funcionan?”, publicada el 25-12-2019.

La tiranía de los “deberías”

 

En esta ponencia, la psicóloga Laura Rojas-Marcos nos explica la importancia de diferenciar entre la tiranía de los ‘deberías’, y el proceso de aprendizaje de lo que se debería mejorar en un futuro de manera constructiva. “La tiranía de los ‘deberías’ es caer en esos ‘debería haber sido’, ‘debería haber logrado’, ‘debería haber dicho’ o ‘debería no haber hecho’…Las personas que viven en la tiranía de los ‘deberías’ suelen sentir una profunda frustración permanente, y también se utiliza para manipular, para hacer chantaje emocional y para controlar”.

A  través de sus libros, entre los que destacan: ‘La familia’, ‘Somos cambio’, ’Hablar y aprender’, esta autora nos brinda la oportunidad de observar diferentes aspectos de la condición humana: cómo favorecer una autoestima positiva, el impacto que tienen las relaciones familiares en el desarrollo emocional o qué es la asertividad y cómo podemos ayudar a nuestros hijos a que sean más asertivos. Laura Rojas-Marcos ha sido seleccionada entre las Top 100 Mujeres Líderes en España y colabora con instituciones dedicadas a diversos temas sociales y de salud mental.

Disciplina Positiva: educar con amabilidad y firmeza

¿Es compatible la amabilidad con la firmeza en educación? Marisa Moya Fernández-maestra de Educación Infantil, psicóloga, y máxima representante de la Disciplina Positiva en España-nos invita a ponernos en la piel de los niños y a ser conscientes de los límites y retos que afloran en el día a día de padres y educadores. “La disciplina positiva es sentido común y coherencia en la vida, en la educación y en las relaciones humanas”.

En este vídeo, Moya insiste en que la clave de la educación en el siglo XXI consiste en crear gimnasios emocionales en cada hogar y en cada escuela, ya que es a través de la experiencia como uno aprende a humanizarse. “Los niños necesitan experimentar para convertirse en personas. El castigo no es una estrategia educativa, es una inseguridad adulta”, concluye la educadora.

Pero…¿cuáles son los principios que rigen la Disciplina Positiva?. Éstos son:

  1. Ayuda a los niños a tener un sentido de conexión (Pertenencia y significado).
  2. Es respetuosa y alentadora (Amable y firme al mismo tiempo).
  3. Es efectiva a largo plazo (Considera lo que el niño está pensando, sintiendo, aprendiendo y decidiendo acerca de él mismo y de su mundo y qué hacer en el futuro para sobrevivir o prosperar).
  4. Enseña importantes habilidades sociales y de vida  (Respeto, preocupación por los demás, solución de problemas y cooperación, así como las habilidades para contribuir en su hogar, su escuela o su comunidad).
  5. Invita a los niños a descubrir sus capacidades  (Alienta el uso constructivo del poder personal y la autonomía).

El castigo no es educativo, es inseguridad adulta

¿Es compatible la amabilidad con la firmeza en educación? Marisa Moya Fernández- maestra de Educación Infantil, psicóloga, y máxima representante de la Disciplina positiva en España- nos invita a ponernos en la piel de los niños y a ser conscientes de los límites y retos que afloran en el día a día de padres y educadores. “La disciplina positiva es sentido común y coherencia en la vida, en la educación y en las relaciones humanas”.

En este vídeo, Moya insiste en que la clave de la educación en el siglo XXI consiste en crear gimnasios emocionales en cada hogar y en cada escuela, ya que es a través de la experiencia como uno aprende a humanizarse. “Los niños necesitan experimentar para convertirse en personas. El castigo no es una estrategia educativa, es una inseguridad adulta”, concluye la educadora.

Prerrequisitos lectores indispensables en educación infantil

¿Cuándo debe iniciarse el proceso lector en educación infantil? No debe iniciarse un proceso lector hasta que los niños hayan adquirido una serie de prerrequisitos lectores, tanto físicos como emocionales, cuya adquisición depende de cada niño/a. En esta ponencia, María Gómez-diplomada en logopedia, psicomotrocidad y atención temprana-explica los prerrequisitos fundamentales para iniciar el aprendizaje de la lectura en educación infantil a través de casos prácticos e indicando recursos para la familia y el profesorado.

No habrá paz sobre la Tierra si no estamos en paz con la infancia

El escritor, músico y lutier André Stern-hijo del pensador e investigador Arno Stern, nunca fue a la escuela-en este vídeo plantea la necesidad de un cambio en la actitud hacia la infancia, no un cambio de metodología en la educación de los niños.

“Tenemos una sociedad montada, en la que pensamos que el niño es la etapa cero del desarrollo humano. Por eso, en los primeros años de nuestra vida, perdemos la inmensa mayoría de nuestro potencial. Al final del desarrollo, cuando hemos perdido todo ese potencial, ¿qué queda? Un adulto”. Stern sugiere que cambiemos el discurso hacia los niños y desterremos el “No eres lo suficientemente bueno”, porque esto cambiará el mundo y beneficiará tanto la infancia como la Humanidad.

Autor de libros como ‘Jugar’ y ‘Yo nunca fui a la escuela’, y director del Instituto Arno Stern y de la iniciativa ‘Hombres para mañana’, André Stern propone una filosofía educativa que respete la curiosidad y capacidades innatas de los niños, para permitir el desarrollo de su potencial y autoaprendizaje. “La neurociencia ha descubierto recientemente que el cerebro se desarrolla según el uso que le demos, pero cuando lo usamos con entusiasmo. Es extraordinario que la neurobiología nos dé la evidencia de lo que todo sabemos: el entusiasmo nos vuelve genios. Esa emoción hace crecer cada vez más nuestro conocimiento y, al final, somos extremadamente competentes. No intentemos introducir conceptos en nuestros hijos; veamos qué sale de ellos”, concluye.

Ayudamos y recompensamos con demasiada facilidad a nuestros hijos

En este vídeo, Tim Elmore-escritor norteamericano, formador y experto en la generación “milenial”. Es fundador de Growing Leaders, una organización sin fines de lucro con sede en Atlanta (EEUU), creada para desarrollar desde la educación las habilidades relacionadas con el liderazgo-enmarca el concepto de liderazgo en la educación y da pistas sobre los errores que cometemos inconscientemente los padres y educadores. Además sugiere pautas para motivar a los niños y aplicar nuevos procesos en el aprendizaje para sacar el líder que todos tenemos dentro.

Es autor de libros como “Generación Y: secretos para conectar con los jóvenes en la edad digital” o “Grandes errores que los padres pueden evitar”. En su obra “Haz crecer al líder que tu hijo lleva dentro” (“Nurturing the Leader Within Your Child”), Tim Elmore explica el desarrollo del liderazgo como una habilidad que puede potenciarse en todos los niños y jóvenes. Su propuesta, muy crítica con la sobreprotección y el excesivo control parental, puede resumirse en una de sus frases más conocidas: “Debemos preparar a los niños para el camino, en lugar del camino para los niños”.