Importancia del vínculo en el aprendizaje y calidad de vida: nacidos para conectar y compartir

 

Este artículo ha sido escrito por Marta Ligioiz Vázquez, Médica, especialidad Neurociencia (Neurobiología del comportamiento). Miembro del grupo de estudio de enfermedades psicosomáticas del Colegio de Médicos de Sevilla (SAMP). Máster europeo de Coaching-Instituto Europeo de Coaching. Co-directora del posgrado “Neuroeducación, aprender con todo nuestro potencial” de la Universidad de Barcelona(España). Forma parte del libro El ágora de la neuroeducación. La neuroeducación explicada y aplicada. Las coordinadoras son Laia Lluch y Iolanda Nieves de la Vega. Ha sido publicada por por Ediciones Octaedro, S.L Barcelona, 2019. Y extraído el 27-02-2020 de https://www.facebook.com/EducacionNeurocultural/photos/pcb.360329058019008/360328548019059/?type=3&theater.

Nuestra naturaleza y nuestro cerebro son sociales. Necesitamos relacionarnos para crecer, aprender, desarrollar habilidades, amar y tener un sólido sentido vital. El vínculo es el lazo afectivo que nos une y nos lleva a compartir, desarrollar la empatía, el compromiso, la lealtad, generosidad y, en definitiva, a cooperar y cocrear un entorno donde todas las personas seamos importantes y tengamos cabida. El vínculo en un aula es el primer eslabón para que, una vez establecido, podamos avanzar en un aprendizaje significativo, donde haya un espacio de seguridad que pueda generar el desarrollo de la empatía, la cooperación y el trabajo de equipo. Donde el autoconcepto del alumnado se forje sano y fuerte, de modo que le permita una mentalidad de crecimiento y de confianza en sí mismo y en su entorno.
El vínculo genera cambios neurobiológicos importantísimos y esenciales de cara al aprendizaje y el desarrollo social. Cuando en un aula no se establece con la profundidad necesaria, dará pie a muchos conflictos posteriores, como inadaptación, conflictos sociales, baja motivación, baja autoestima, mentalidad fija, bajo rendimiento, mayor reactividad emocional, más posibilidades de acoso escolar y violencia. Conocer y comprender las razones de por qué el vínculo es el terreno indispensable en el que sembrar y nutrir un aprendizaje significativo y relaciones sociales de calidad y convivencia pacífica nos ayudará a tenerlo presente como prioridad educativa.

Aprendizaje significativo

Fuente:dentistaroquetas.blogspot.com

Antonio Ballester Vallori y colaboradores del Seminario de Aprendizaje Significativo de la Universidad de las Islas Baleares(España, 2002), nos exponen cómo hacer el aprendizaje significativo en el aula.
Este trabajo es el resultado de años de investigación dirigidos a detectar los aspectos más relevantes para aplicar en el aula, es decir, han tratado de averiguar qué es lo más importante para enseñar y una vez localizado llevarlo a la práctica. Hay muchos factores educativos que son sustanciales, pero el esfuerzo se ha dirigido a aquellas variables que tienen mayor relevancia. Entre ellas están:
1.- El trabajo abierto: para poder trabajar con alumnos diferentes.
2.- La motivación: para mejorar el clima del aula y tener al alumnado interesado en el trabajo.
3.- El medio: para relacionarlo con el entorno.
4.- La creatividad: para potenciar la imaginación y la inteligencia.
5.- El mapa conceptual: para relacionar y conectar los conceptos.
6.- La adaptación curricular: para el alumnado de Necesidades Educativas Especiales.
El aprendizaje significativo está basado en la teoría de asimilación del aprendizaje de Ausubel(1978; 2000) descrita por Novak. Es la mejor explicación a la construcción del conocimiento, según la cual aprendemos cuando relacionamos los conceptos, cuando enlazamos información relevante para la estructura cognoscitiva de manera conectada, relacionada y coherente.
El_aprendizaje_significativo_en_la_practica.pdf