Sin motivación no podemos continuar aprendiendo

En esta entrada, David Bueno-doctor en biología e investigador en la Sección de Genética Biomédica, Evolutiva y del Desarrollo en la Universidad de Barcelona (UB). Su trayectoria profesional y académica, centrada en la genética del desarrollo y la neurociencia y su relación con el comportamiento humano, incluidos los procesos de aprendizaje, se ha desarrollado principalmente en Barcelona. Imparte clases de diversas materias del campo de la genética, la divulgación científica y la formación del profesorado, y participa en diversos Másteres y Postgrados en Neuroeducación-diserta sobre la importancia de la motivación para el aprendizaje.

Neuroeducación en el aprendizaje y el papel de la educación

Según David Bueno i Torrens-doctor en biología, neurocientífico, investigador de genética y director de la Cátedra de Neuroeducación de la Universitat de Barcelona (UB) EDU1st-«los ratos de no hacer nada activan plasticidad neuronal, la capacidad de hacer conexiones nuevas, lo que implica que mejoran las capacidades de aprendizaje».

En este videodocumental, se puede visualizar temáticamente:
00:00
Introducción

01:06 Creatividad en la escuela

02:52 Espacio para las actividades artísticas

04:41 La importancia de educar en verde

6:46 Trabajar la autoconciencia

8:03 Replantear los objetivos de la escuela

¿Cómo ayuda la neuroeducación al aprendizaje?

En este vídeo, la pedagoga y experta en neuroeducación Anna Forés-en sus libros ‘Neuromitos en educación’ y ‘Pedagogías emergentes’, la directora adjunta de la Cátedra de Neuroeducación UB_EDU1st hace un repaso a los avances en neurociencia aplicados a la enseñanza y las propuestas pedagógicas más innovadoras. Resiliencia, empatía y asertividad son otras de las capacidades que han centrado su trabajo en los últimos años, en el Grupo de Investigación Consolidado GR-EMA (entornos y materiales para el aprendizaje) del ICE de la Universidad de Barcelona (UB, España), y del Grupo Consolidado de Innovación INDAGA’T, grupo de innovación docente para favorecer la indagación-plantea los últimos descubrimientos científicos y las novedades pedagógicas que favorecen el aprendizaje en el aula y fuera de ella.

¿Debemos preocuparnos más por cómo enseñar o cómo aprender? Según Anna Forés, doctora en Filosofía y Ciencias de la Educación y Pedagoga por la UB, la clave del aprendizaje está en el enfoque. “¿Focalizamos la mirada en el papel del docente, del maestro, y nos centramos en cómo enseña? ¿O nos centramos en el que aprende, nuestros chicos y chicas? Saber cómo aprendemos nos permite aprender mejor y cooperar entre docentes”, plantea Forés.

Forés ha impulsado el concepto de “resiliencia generativa” o la capacidad de crear nuevas oportunidades y propone que se enseñe a los más jóvenes. “Ante la incertidumbre debemos mostrar a nuestros chicos y chicas que si no podemos predecir el futuro, lo tenemos que crear. Y sobre todo, que no tengan miedo, que tengan confianza en ese futuro”, concluye.

Mitos y certezas en las relaciones personales

«Quien bien te quiere, te hará llorar». ¿En qué se basan los dichos y refranes que perpetúan el sufrimiento por amor? La experta en relaciones personales María Esclapez-psicóloga, divulgadora, sexóloga, terapeuta de parejas y autora del libro ‘Me quiero, te quiero’. Y como tantas otras personas, ella también ha vivido experiencias traumáticas en sus relaciones de pareja, tóxicas y dependientes, hasta encontrar la forma de salir de esa dinámica. “Después de haber visto y vivido muchos vínculos tóxicos, sé que solo son eso: vínculos que se reflejan en comportamientos. No existen las personas tóxicas, sino personas con historias y aprendizajes que emiten comportamientos tóxicos”, describe Esclapez, que comparte en redes sociales, consejos sobre psicología y trucos para mantener relaciones afectivas sanas-describe en este vídeo cuáles son los mitos del amor romántico más frecuentes y tóxicos.

“Todo lo que aprendemos a lo largo de la vida de manera consciente o inconsciente cambia nuestra manera de vivirlas, incluso si lo que aprendemos lo hacemos dentro de la misma relación. El ser humano es como una esponja, aprende comportamientos, situaciones, palabras, imágenes, formas de pensar e incluso actitudes”, explica la experta. Y concluye: “Muchas veces, estas vivencias se pueden llegar a convertir en auténticos traumas. En las relaciones con los padres, las amistades o la pareja, cualquier vivencia que suponga un sufrimiento emocional o físico se considera traumática porque afecta a la parte íntima y afectiva de la persona. Este tipo de traumas serán los que más adelante puedan condicionar el tipo de vínculo en una relación, que podrá ser tóxico o no”.