Circular de 24 de abril de 2020 de la DGADPCE por las que se dictan instrucciones para la adaptación del proceso de detección, identificación del alumnado con NEAE y organización de la respuesta educativa

https://drive.google.com/drive/my-drive

Tras la publicación del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, la Consejería de Educación y Deporte, estimó necesario dictar la Instrucción de 13 de marzo de 2020, de la Viceconsejería de Educación y Deporte, relativa a la suspensión de la actividad docente presencial en todo el sistema educativo andaluz, con objeto de favorecer la continuidad de los procesos de enseñanza-aprendizaje y garantizar la organización y el funcionamiento de los centros durante este periodo de suspensión.
Para poder dar cumplimiento a lo establecido en el marco normativo en materia de escolarización y atención a la diversidad y cumplir el objetivo recogido en las Instrucción 13 de marzo, y realizar la planificación del próximo curso en lo relativo a los recursos y medidas que requiere el alumnado con Necesidades Específicas de Apoyo Educativo(en adelante, NEAE), se ha considerado conveniente dictar unas pautas de trabajo que articulen las estrategias y la organización del proceso de evaluación psicopedagógica de dicho alumnado  y,  en concreto para la elaboración del Dictamen de Escolarización(DE) del alumnado con Necesidades Educativas Especiales(NEE), que posibiliten de un lado, la adecuada organización de la respuesta educativa y de otro, poder dar cumplimiento a lo establecido en el marco normativo en materia de escolarización y atención a la diversidad.
El objetivo último debe ser que ningún alumno y ninguna familia se vea afectada en su derecho a recibir orientación educativa o psicopedagógica por las circunstancias tan especiales que vivimos, garantizando que los profesionales de la orientación educativa cuentan con un marco de seguridad en el que desarrollar su tarea.
Para ello, se plantea como necesario reforzar el trabajo colaborativo de los agentes intervinientes en los procesos de evaluación psicopedagógica y de emisión del DE, teniendo en cuenta el importante papel desempeñado por las familias en el proceso de aprendizaje de sus hijos e hijas y recordando la importancia de que el profesorado y las familias se sientan acompañados en su quehacer diario.

WNV, Escala no verbal de aptitud intelectual de Weschler

Fuente:pearsonclinical.es

https://www.pearsonclinical.es/producto/72/wnv-escala-no-verbal-de-aptitud-intelectual-de-wechsler

Haz clic para acceder a Folleto%20WNV%20Wechsler%20No%20Verbal.pdf

Haz clic para acceder a 13529785702.pdf

Esta prueba mide la inteligencia general no verbal. Es un instrumento clínico de aplicación individual que permite evaluar el funcionamiento cognitivo general a partir de una aplicación no verbal en niños, adolescentes y adultos  jóvenes (abarcando desde el último curso de Educación Infantil hasta los estudios universitarios).

Ofrece una medida no verbal de las aptitudes intelectuales mediante pruebas que:

  • Implican diferentes tareas y diferentes demandas.
  • No requieren contenido verbal.
  • No requieren que el sujeto hable.
  • Utilizan innovadoras consignas pictóricas.

Está especialmente dirigida a niños, adolescentes y adultos jóvenes con:

  • Trastornos de la comunicación.
  • Discapacidad auditiva.
  • Trastornos del espectro autista.
  • Discapacidad intelectual leve o moderada.
  • Mutismo selectivo.
  • Trastorno específico del aprendizaje.
  • Altas capacidades.
  • Aquellos que proceden de entornos otros culturales o lingüísticos y que no dominan el idioma.
  • Población general cuando se quiere realizar una evaluación breve y/o no verbal.

Se puede aplicar desde los 5 a los 21 años de edad cronológica; la administración de la prueba es individual; el tiempo de aplicación es de 45 minutos (forma 4 pruebas) 20 minutos (forma 2 pruebas).

Los autores de la misma son David Wechsler y Jack A. Naglieri. Está editada por Pearson Educación S.A., en el año 2011.

Circular de 2 de abril de de la DGOEE relativa a los procesos de enseñanza-aprendizaje y de evaluación en los centros docentes andaluces como consecuencia de la Orden de 13 de marzo de la Consejería de Salud y Familias

https://drive.google.com/drive/my-drive

Ante la situación originada tras la declaración del estado de alarma en nuestro país en el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, la Consejería de Educación y Deporte ha considerado conveniente dictar unas pautas de trabajo que constituyan el eje sobre el que se articulen las estrategias y organización de los procesos de enseñanza-aprendizaje, así como la evaluación de los mismos en los centros, mientras se mantenga el estado de alarma.
El objetivo último debe ser que ningún estudiante se vea afectado en su rendimiento escolar por esta situación, no achacable a su voluntad sino a las circunstancias tan especiales que vivimos. Por ello se deben reforzar los mecanismos efectivos de coordinación docente en los centros, de manera que la actividad educativa sea coherente y la carga lectiva resulte razonable para el alumnado en la situación vital y académica en que se encuentra.
Asimismo, se plantea como necesario reforzar los procesos de trabajo colaborativo del profesorado, en coordinación tanto con los equipos directivos, como con los distintos órganos de coordinación docente, teniendo en cuenta el importante papel desempeñado por las familias en el proceso de aprendizaje de sus hijos e hijas y recordando la importancia de que el profesorado y las familias se sientan acompañados en su quehacer diario.

Circular de 20 de abril de la DGADPCE, por que se dispone el procedimiento de dotación, en calidad de préstamo, de material tecnológico a alumnado de centros docentes andaluces durante la declaración del estado de alarma

https://drive.google.com/drive/my-drive

Ante la situación creada en España por la declaración del estado de alarma por el R.D. 463/2020, de 14 de marzo, para la gestión de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, la Consejería de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía ha considerado pertinente dictar unas Instrucciones para establecer el procedimiento de dotación, en calidad de préstamo, de material tecnológico a alumnado de centros docentes andaluces que no tiene conectividad suficiente ni disponibilidad de medios electrónicos o tecnológicos para poder continuar el proceso de enseñanza-aprendizaje vía teleformación, por lo que tiene dificultades en el seguimiento de las tareas académicas, así  como el contacto con su profesorado de referencia.

Enseñar desde el cerebro que aprende

En este vídeo, José Antonio Fernández Bravo-Doctor en Ciencias de la Educación, investigador y escritor, este docente cuenta, además, con tres maestrías sobre lógica, formación del profesorado y diseño educacional. Observar y “enseñar desde el cerebro del que aprende” son los pilares de su fórmula pedagógica. “Dedico mi vida a escuchar a los niños. Se trata de amar lo que haces, amando a aquel al que diriges lo que haces”, asegura. Es autor de más de un centenar de obras sobre educación y aprendizaje. Fernández Bravo, goza de reconocimiento nacional e internacional por su carácter innovador y por la brillante adaptación de la función docente en la didáctica de la matemática-diserta sobre la docencia y la enseñanza desde el cerebro del que aprende.

Cuatro pasos para alcanzar la agilidad emocional

Convivir con nuestras emociones, pensamientos y recuerdos de forma saludable. Siendo, además, coherentes con nuestros valores. Parece sencillo, pero no siempre lo es. Para la psicóloga estadounidense Susan David, la clave para lograrlo está en la llamada ‘Agilidad emocional’: “Ser emocionalmente ágiles nos permite escapar de la tiranía de la falsa positividad en la que vivimos. Se les pide a los enfermos que sean optimistas, a las mujeres que no muestren ira y a los hombres que no lloren”, explica.

Para Susan David-una de las psicólogas estadounidenses de mayor reconocimiento en el campo de la gestión emocional y la psicología del bienestar y profesora de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard.  Sus trabajos de investigación sobre ‘Agilidad emocional’ irrumpieron con fuerza en el campo de la psicología a nivel mundial. Es cofundadora del Instituto de Coaching del ‘McLean Hospital’ (Massachusetts) y también autora de varios títulos, entre los que destacan el ‘Manual de Oxford para la felicidad’ (2014) y ‘Agilidad emocional: despegar, abrazar el cambio y prosperar en el trabajo y la vida’ (2016)-la mayor parte de las personas se juzgan a sí mismas por tener emociones “negativas”, como el enfado, la decepción o la tristeza. Pero reprimir o negar estas emociones las hace más fuertes, y nos conduce al bloqueo: “La ‘Agilidad emocional’ nos ayuda a aceptar nuestras emociones desagradables y a ser compasivos con nosotros mismos por tenerlas”. Y añade: “Es necesario entender que son señales que nos indican aquello que nos importa, y precisamente por eso, son guías para ayudarnos a actuar según nuestros valores”.

Esta autora propone cuatro pasos para lograr la agilidad emocional: exteriorizar las emociones; alejarse, tomar distancia; preguntarse los porqués, poner nombre a los sentimientos; avanzar, cómo realizar cambios profundos en cada situación y hábitos.

Esta entrada es una extracto de Agilidad emocional: un entrenamiento para vivir mejor, publicada el 10 de abril de 2020.

Agilidad emocional: un entrenamiento para vivir mejor

Vivimos en una “tiranía de la positividad”, asegura la psicóloga estadounidense Susan David: “La sociedad exige que los enfermos se mantengan optimistas, que las mujeres no muestren ira y que los hombres no lloren”, señala. Según sus investigaciones, la mayor parte de las personas se juzgan a sí mismas por tener emociones “negativas”, como el enfado, la decepción o la tristeza. Pero reprimir o negar estas emociones las hace más fuertes, y nos conduce al bloqueo.

Para Susan David-una de las psicólogas estadounidenses de mayor reconocimiento en el campo de la gestión emocional y la psicología del bienestar y profesora de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard.  Sus trabajos de investigación sobre ‘Agilidad emocional’ irrumpieron con fuerza en el campo de la psicología a nivel mundial. Es cofundadora del Instituto de Coaching del ‘McLean Hospital’ (Massachusetts) y también autora de varios títulos, entre los que destacan el ‘Manual de Oxford para la felicidad’ (2014) y ‘Agilidad emocional: despegar, abrazar el cambio y prosperar en el trabajo y la vida’ (2016)-la clave está en la llamada ‘Agilidad emocional’: “Ser emocionalmente ágiles significa aprender a convivir con nuestras emociones, pensamientos y recuerdos de forma saludable. Siendo, además, coherentes con nuestros valores”, explica.

Todo lo que me enseñaron los niños

En este vídeo, José Antonio Fernández Bravo-Doctor en Ciencias de la Educación, investigador y escritor, este docente cuenta, además, con tres maestrías sobre lógica, formación del profesorado y diseño educacional. Observar y “enseñar desde el cerebro del que aprende” son los pilares de su fórmula pedagógica. “Dedico mi vida a escuchar a los niños. Se trata de amar lo que haces, amando a aquel al que diriges lo que haces”, asegura. Es autor de más de un centenar de obras sobre educación y aprendizaje. Fernández Bravo, goza de reconocimiento nacional e internacional por su carácter innovador y por la brillante adaptación de la función docente en la didáctica de la matemática-comparte anécdotas de su larga trayectoria educativa como profesor de matemáticas. Con gran sensibilidad y sentido del humor, reflexiona sobre lo que ha aprendido de sus alumnos a través de la escucha y la observación. “Los niños me enseñaron que no existe método de enseñanza superior a la capacidad de aprendizaje de la mente humana”, sostiene.

La historia de un maestro y un rectángulo con ojos

En este vídeo el maestro José Antonio Fernández Bravo-Doctor en Ciencias de la Educación, investigador y escritor. Este docente madrileño cuenta, además, con tres maestrías sobre lógica, formación del profesorado y diseño educacional. Observar y “enseñar desde el cerebro del que aprende” son los pilares de su fórmula pedagógica. “Dedico mi vida a escuchar a los niños. Se trata de amar lo que haces, amando a aquel al que diriges lo que haces”, asegura. Es autor de más de un centenar de obras sobre educación y aprendizaje. Reconocido nacional e internacional por su carácter innovador y por la brillante adaptación a la función docente en la didáctica de la matemática- afirma que la educación debería tener dos objetivos básicos: “uno, hacernos más listos y dos, mejores personas”. Además reconoce que la finalidad debería ser el “saber”, desde donde reivindica el “saber convivir, saber estar y saber sentir”.