Poner una etiqueta a un niño es muy fácil; quitársela no

En este vídeo, Alberto Soler-psicólogo-explica cómo las etiquetas influyen en la conducta y el rendimiento académico de los niños. “En el momento que tenemos una etiqueta puesta acabamos comportándonos de acuerdo con esa etiqueta y es muy difícil quitárnosla”. En los años 60 del siglo pasado se hizo un experimento en el que se asignó intencionadamente la etiqueta de “muy inteligentes” a 65 alumnos de un grupo de 320 estudiantes, un dato falso. Lo sorprendente es que al acabar ese curso, aquellos 65 estudiantes obtuvieron mejores resultados en las pruebas de inteligencia porque los profesores esperaban más de ellos.