Comparación entre el diagnóstico del trastorno por déficit de atención/hiperactividad con el DSM-5 y la valoración neuropsicológica de las funciones ejecutivas

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación ha sido realizada por  Luis Abad-Mas, Olivia Caloca-Català y Rosalía Ruiz-Andrés, componentes de Centros de Desarrollo Cognitivo RED-CENIT Valencia (España); y Fernando Mulas, del Instituto Valenciano de Neurología Pediátrica(INVANEP).

El trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH) tiene una prevalencia del 3-7% de la población en edad escolar y cursa con problemas académicos y disfunciones ejecutivas.
El objetivo de este trabajo es estudiar la relación entre el diagnóstico del TDAH por medio de los criterios del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, quinta edición (DSM-5), y la evaluación neuropsicológica de las funciones ejecutivas. Para ello, se evaluó a 50 sujetos, 12 mujeres y 38 varones, entre 8 y 10 años. Para evaluar el control inhibitorio se utilizó el Continuous Performance Test (CPT) y el test de Stroop; para la inteligencia y la memoria de trabajo, la escala de inteligencia de Wechsler para niños-IV; y para la atención, el CPT y el Selective Attention Test.
Resultados. No había diferencias significativas entre ambos subtipos de TDAH en cuanto a la Memoria de Trabajo. Las niñas presentaban mejores habilidades en la tarea de flexibilidad cognitiva que los niños, y los sujetos diagnosticados de TDAH combinado presentaban mayores dificultades en el control inhibitorio.
A modo de conclusión, se confirma que las definiciones del TDAH en el DSM-5 son imprecisas. Son una escasa enumeración de síntomas clínicos del trastorno, sin definir con claridad criterios propios de él. Por lo tanto, la definición del trastorno se realiza por la evaluación específica de la atención y de los mecanismos de control inhibitorio y, por ello, es necesaria una evaluación neuropsicológica de las funciones cerebrales superiores.

Anuncios

Propuesta de un modelo de clasificación para las funciones ejecutivas y su implicación para la evaluación

En esta ponencia, Javier Tirapu Ustarroz-Neuropsicólogo y especialista en neuropsicología clínica en la fundación ARGIBIDE de Pamplona(España)-diserta sobre la propuesta de un modelo de clasificación para las funciones ejecutivas y su implicación para la evaluación neuropsicológica.

El origen del TDAH

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad(en adelante, TDAH) hace que los niños les cueste más atender en clase y desarrollar las tareas habituales de un escolar. Pero, ¿cuál es su origen?

Este videodocumental realizado por la CUN, Clínica Universidad de Navarra(España), aparece César Soutullo Esperón, director de la Unidad de Psiquiatría Infantil y Adolescente de la CUN, que da respuesta a la cuestión planteada en esta entrada.

La verdad sobre el TDAH

El Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad(en adelante, TDAH) es un trastorno en el que intervienen tanto factores genéticos como ambientales.

Se manifiesta como un aumento de la actividad física, impulsividad y dificultad para mantener la atención en una actividad durante un periodo de tiempo continuado. Además de esto hay niños en los que se observan a su vez problemas de autoestima debidos a los síntomas propios del TDAH y que los padres no suelen asociar a dicho trastorno. A su vez, el TDAH se puede asociar con frecuencia a otros problemas, y  sus consecuencias se aprecian en distintos ambientes de la vida del niño, no solo el escolar, sino que también afecta en gran medida a las relaciones interpersonales tanto con la familia, como con otros niños y con sus educadores, siendo estas interrelaciones clave en el desarrollo del niño.

Neurociencias, educación y neuromitos IV

 

En esta ponencia Leonardo Aguilar Gaitán-psicólogo y autor de la adaptación del método Doman al aula peruana-aborda cómo aprende el cerebro del niño y de la importancia de la mirada en todo proceso de aprendizaje, ya que la mirada genera un neurotransmisor, la dopamina, que que genera felicidad. “Un cerebro feliz aprende mejor”. Esta es la cuarta parte.