Tratamiento farmacológico del TDAH

En muchos casos, el tratamiento farmacológico es la pieza fundamental que permite trabajar con el niño a diferentes niveles, al potenciar en él un estado de mayor tranquilidad y concentración (GPCM, 2010).

https://drive.google.com/drive/my-drive
Esta publicación es una obra colectiva y ha sido coordinada por el Dr. César Soutullo, director de la Unidad de Psiquiatría Infantil y Adolescente del Departamento de Psiquiatría y Psicología Médica de la Clínica Universidad de Navarra(España).
La prescripción de psicofármacos a niños y adolescentes es una práctica relativamente moderna en la clínica psiquiátrica y pediátrica. Hasta finales de los años 1970, la Psiquiatría Infantil en España estaba dominada por las teorías psicoanalíticas y era inconcebible el planteamiento terapéutico psicofarmacológico en niños y adolescentes. Todavía en la década de los 1980, en muchos servicios de psiquiatría infantil de orientación psicodinámica, la prescripción de psicofármacos a niños se consideraba innecesaria o, incluso, contraproducente y nociva. Otra razón por la que la utilización de psicofármacos en niños arrastra este retraso, es la creencia de que los trastornos psicopatológicos infantiles eran consecuencia del ambiente. Por otra parte, las normas impuestas por la administración para la investigación clínica y prescripción de fármacos en niños ha frenado el desarrollo de una psicofarmacología infantil basada en estudios bien diseñados. A todo hay que añadir la escasez de profesionales bien formados en Psiquiatrías del Niño y del Adolescente en España (Soutullo C., 2011).
Los primeros fármacos para el tratamiento del TDAH se comercializaron en España hace más de veinticinco años. Estos fármacos están entre los más estudiados y seguros de todos los que se utilizan en niños y adolescentes, siendo todos ellos muy eficaces para el tratamiento de los síntomas del TDAH (GPCM, 2010).
Las medicaciones aprobadas para niños y adolescentes con TDAH son de dos tipos: estimulantes y no estimulantes. Entre el 70% y el 80% de los pacientes responden de forma favorable al primer tratamiento utilizado. Por tanto, por su seguridad, alta eficacia y buena tolerancia se recomienda el tratamiento farmacológico para el abordaje de estos pacientes. Gracias a la acción de los fármacos se reducen los síntomas del TDAH, mejorando el rendimiento escolar y el comportamiento del niño y las relaciones tanto en casa como en la escuela. Al mismo tiempo, potencian el efecto de las intervenciones psicológicas y psicopedagógicas (GPCM, 2010).
La decisión de iniciar tratamiento farmacológico debe ser individualizada para cada paciente y la mayoría de las guías clínicas recomiendan iniciar el tratamiento a partir de los 6 años porque la mayoría de los estudios se refieren a niños mayores de esa edad. Sin embargo, también hay datos sobre la eficacia de las medicaciones en niños de edad inferior, y el tratamiento se puede empezar en niños pequeños si el TDAH es grave a moderado y causa deterioro.

Orden de 1-08-2016, por la que se modifica Orden de 28-06-2011, por la que se regula la enseñanza bilingüe en los centros docentes de la Comunidad Autónoma de Andalucía

https://drive.google.com/drive/my-drive
Tras la publicación de la Orden de 28 de junio de 2011, por la que se regula la enseñanza bilingüe en los centros docentes de la Comunidad Autónoma de Andalucía, se han producido cambios legislativos de relevancia en el sistema educativo, así como cambios normativos referentes a los requisitos de titulaciones requeridas para poder impartir áreas no lingüísticas en grupos bilingües.
Del mismo modo, la realidad de los centros educativos aconseja impulsar determinados aspectos de la regulación en vigor, en la línea de las propuestas señaladas por el Plan Estratégico de Desarrollo de las Lenguas en Andalucía.
En su virtud, a propuesta del Director General de Innovación, y de acuerdo con las facultades que confiere el artículo 44.2 de la Ley 6/2006, de 24 de octubre, del Gobierno de la Comunidad Autónoma de Andalucía, se dispone la siguiente norma.

Tratamiento psicopedagógico del TDAH

https://drive.google.com/drive/my-drive
Esta publicación es una obra colectiva y ha sido coordinada por el Dr. César Soutullo, director de la Unidad de Psiquiatría Infantil y Adolescente del Departamento de Psiquiatría y Psicología Médica de la Clínica Universidad de Navarra(España).
El tratamiento psicopedagógico debe entenderse y proyectarse como un recurso psicoeducativo indispensable y necesario para responder adecuadamente a las necesidades educativas específicas que pueden presentar los alumnos con TDAH, a fin de alcanzar una intervención eficaz teniendo en cuenta que el aprendizaje no depende exclusivamente de factores individuales y que los problemas que aparecen en el contexto escolar habitualmente tienen un origen complejo y multifactorial (González Lajas JJ. 2012).
La orientación educativa y la intervención psicopedagógica son dos referentes conceptuales afines y necesarios entre sí, porque siempre que orientamos una acción psicoeducativa, lo hacemos interviniendo, y cada vez que intervenimos como resultado de dicho proceso, lo hacemos orientando.
Según la GPCM, los niños y adolescentes con TDAH precisan de un programa de intervención individualizado en la escuela que incluya aspectos académicos, conductuales, sociales y emocionales. Además, los programas deben implicar a la mayor parte del cuadro docente y contar con la familia u otros profesionales para facilitar su eficacia (GPCM, 2010).

Descripción y diagnóstico del Trastorno específico del Lenguaje(TEL)

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación ha sido realizada por María Gortázar Díaz.

La definición más consensuada de Trastorno Específico del Lenguaje(en adelante, TEL) (Rapin y cols 1992, American Psyquiatric Associatión 1995, American Speech Language Hearing Associatión, 1982) incluye los siguientes criterios:
1. Existencia de un déficit o alteración en el desarrollo de la comprensión o expresión del lenguaje, viéndose afectada la capacidad del sujeto para comprender y/o emplear cualquier aspecto del lenguaje.
2. El problema puede afectar a todos, uno o algunos de los componentes del sistema lingüístico (fonología, morfosintaxis, semántica y/o pragmática), reconociéndose por tanto el carácter heterogéneo de los perfiles lingüísticos de los niños con TEL y la posible existencia de distintos subgrupos o categorías clínicas. Dada esta heterogeneidad y la escasez de investigaciones controladas, se fomenta el análisis y descripción de los perfiles lingüísticos individuales como elementos de referencia para identificar las distintas formas de TEL. La Asociación Americana del Habla, Lenguaje y Audición(ASHA) especifica que además “suelen presentar problemas de procesamiento del lenguaje o de abstracción de la información significativa para almacenamiento y recuperación por la memoria”.
3. La alteración no puede explicarse por problemas intelectuales o factores ambientales, anomalías de los mecanismos sensoriomotores o estructurales del aparato del habla, deterioros sensoriales, ni por trastornos generalizados del desarrollo u otros trastornos del desarrollo infantil, ni por lesiones o disfunciones neurológicas evidentes. (Se excluyen por supuesto los trastornos adquiridos o
afasias).
4. Comienzo en la infancia o en estadios tempranos del desarrollo.

Orden de 1-07-2016, por la que se establece el calendario de implantación de la Segunda Lengua Extranjera en la Educación Primaria en Andalucía

https://drive.google.com/drive/my-drive

El Decreto 97/2015, de 3 de marzo, por el que se establece la ordenación y el currículo de la Educación Primaria en la Comunidad Autónoma de Andalucía, dispone en su artículo 10.3 que el alumnado de dicha etapa educativa debe cursar una Segunda Lengua Extranjera dentro de las áreas del bloque de asignaturas específicas en cada uno de los cursos de la etapa.
La disposición adicional segunda de dicho Decreto establece que la implantación de la Segunda Lengua Extranjera para todos los centros docentes que impartan la Educación Primaria se realizará de acuerdo con la ordenación del calendario de aplicación que a tales efectos realice la Consejería competente en materia de educación, con objeto de conseguir que dicha implantación se realice de forma equilibrada garantizando la igualdad de oportunidades, sin perjuicio de lo establecido para los centros que imparten enseñanzas bilingües.

En su virtud, a propuesta de la Dirección General de Ordenación Educativa y de acuerdo con las facultades que me confiere el artículo 44.2 de la Ley 6/2006, del 24 de octubre, del Gobierno de la Comunidad Autónoma de Andalucía, y la disposición final segunda del Decreto 97/2015, de 3 de marzo, se dispone la presente norma.

El tratamiento multimodal del TDAH

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación es una obra colectiva y ha sido coordinada por el Dr. César Soutullo, director de la Unidad de Psiquiatría Infantil y Adolescente del Departamento de Psiquiatría y Psicología Médica de la Clínica Universidad de Navarra(España).

El tratamiento de un niño o un adolescente con TDAH debe ser multimodal, es  decir, incluir la participación de médicos, terapeutas, profesores y padres. Además, debe llevarse a cabo en el ámbito sanitario, aplicando intervenciones basadas en la evidencia, que figuran en las guías y protocolos clínicos. Debe existir una estrecha colaboración entre todos los profesionales implicados y los familiares del paciente (Soutullo C., 2010).
El  tratamiento farmacológico está dirigido al control de los síntomas nucleares (hiperactividad, inatención e impulsividad), y el psicológico y psicopedagógico se centran en los problemas de conducta y de aprendizaje consecuencia de éstos. Esta combinación de tratamientos tiene efectos positivos a corto y largo plazo.
De manera inmediata, la combinación del tratamiento farmacológico y psicológico provoca mejoras visibles sobre los síntomas del TDAH, y a medio y largo plazo, el afectado mejora sus habilidades cognitivas y conductuales, lo que se traduce en un mejor funcionamiento escolar, familiar, social, etc.

¿Qué es el miedo?

El miedo es una emoción muy importante para la supervivencia de cualquier especie, es necesaria para que podamos vivir de manera adecuada y las cosas que nos lo causan pueden ser muy diversas.

En el videodocumental se habla sobre los miedos innatos y los adquiridos.Así como las estrategias más comunes para afrontar esta emoción básica.

El problema mente-cerebro (I): fundamentos ontoepistemológicos

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación ha sido realizada por  Fermín Goñi-Sáez , componente de la Unidad Docente Multiprofesional de Salud Mental de Pamplona(España)y Javier Tirapu-Ustárroz, perteneciente  a la Fundación Argibide de Pamplona(España).

La ciencia y la filosofía han abordado a lo largo de la historia del pensamiento y desde diferentes perspectivas epistémicas el problema mente-cerebro. La primera de ellas acota áreas específicas de la realidad y construye hipótesis de corto alcance y múltiple conectividad intercientífica con el objetivo de validar modelos teóricos; la segunda extiende su arquitectura sistémica al conjunto de lo real (incluida la actividad científica).
La complejidad del problema mente-cerebro exige generar un vínculo de conexión disciplinar entre la filosofía y la ciencia; los autores en sus presupuestos ontoepistemológicos se erigen, por lo tanto, en el marco de una filosofía orientada científicamente (filosofía científica). Se defiende el materialismo emergentista como solución filosófico-científica coherente y contrastable en contraposición a otras propuestas desarrolladas desde diferentes modelos ontológicos (por ejemplo, dualismo interaccionista, funcionalismo, teoría de la identidad, epifenomenalismo…).
La respuesta al problema mente-cerebro sólo es factible desde una neurociencia cognitiva fundamentada filosóficamente: el materialismo emergentista –postulado ontológico– afirma que la mente es una propiedad emergente (novedad cualitativa) del cerebro; el realismo científico –postulado epistemológico– sostiene que la neurociencia cognitiva es la herramienta teórico-experimental básica que posibilita el acceso cognoscitivo tanto al cerebro como a sus procesos neurocognitivos. Consideramos que a partir de esta fundamentación filosófica, la neurociencia cognitiva adquiere legitimidad epistémica para acometer el estudio del proceso mental más genuinamente humano: la conciencia.

Neurociencia y educación

El hombre puede ser, si se lo propone, el escultor de su propio cerebro.

Santiago Ramón y Cajal

Esta ponencia es impartida por Tomás Ortiz Alonso, catedrático de la Universidad Complutense de Madrid(España). A lo largo de la misma enfatiza la importancia del conocimiento neurocientífico como elemento clave de mejora del proceso de enseñanza-aprendizaje.

Tratamiento psicológico del TDAH

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación es una obra colectiva y ha sido coordinada por el Dr. César Soutullo, director de la Unidad de Psiquiatría Infantil y Adolescente del Departamento de Psiquiatría y Psicología Médica de la Clínica Universidad de Navarra(España).
El tratamiento psicológico en el TDAH tiene como objetivo ayudar al pacientes y a su familia a manejar los síntomas nucleares del trastorno, aumentar el autocontrol, mejorar la socialización y gestionar la frustración a través de procedimientos basados en las escuelas psicológicas conductista y cognitiva, las dos únicas corrientes psicológicas respaldadas por la evidencia científica.
Dicha intervención debe hacerse sobre el propio afectado, su entorno familiar y escolar (intervención psicopedagógica), y se diseñará un plan personalizado, en función de las necesidades de cada caso y de las áreas más afectadas: cognitiva, conductual o emocional.
Según la guía NICE 2009 (National Institute for Health and Clinical Excellence, 2009) la intervención cognitivo-conductual en TDAH para niños en edad escolar debe tener una duración óptima de 8 a 12 sesiones de 50-90 minutos dirigida a los niños más 8 sesiones de 50-120 minutos destinada a los padres.
La evaluación del tratamiento se realizará a los 3 meses del inicio, al finalizarlo (en caso de tener un límite temporal definido), o en el momento que el clínico lo considere oportuno (GPCM, 2010).
La GPCM (GPCM, 2010) recomienda la terapia cognitivo-conductual como tratamiento inicial en cualquiera de las siguientes situaciones:
• Los síntomas del TDAH son leves.
• El impacto del TDAH es mínimo.
• Hay una notable discrepancia sobre la frecuencia e intensidad de los síntomas entre los padres, o entre éstos y los profesores.
• El diagnóstico de TDAH es incierto.
• Los padres rechazan el empleo de medicación.
• En niños menores de 5 años.
El tipo de intervenciones psicológicas que se aplican habitualmente son:
• terapia de conducta,
• entrenamiento para padres,
• terapia cognitiva,
• entrenamiento en habilidades sociales,
• y técnicas de relajación.