Datos normativos para el Test de Stroop: patrón de desarrollo de la inhibición y formas alternativas para su evaluación

Fuente:www.logicortex.com

edit?usp=drive_web
En este trabajo-cuyos autores son Raquel Martín, Sergio Hernández, Cristina Rodríguez, Eduardo García y Juan E. Jiménez, pertenecientes a la Universidad de La Laguna (España) y Alicia Díaz, de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (España)-se presentan datos normativos del rendimiento de escolares españoles de entre 6 y 12 años para el Test de Stroop Palabra-Color. Asimismo, se utiliza el Test de los Cinco Dígitos como alternativa no lectora para la valoración de la habilidad de inhibición de interferencias y respuestas prepotentes, en poblaciones en las que la lectura no está automatizada. Para ello, se ha trabajado con una muestra de 1.032 alumnos de Educación Primaria de la isla de Tenerife(España). Las dos pruebas fueron implementadas en el contexto de un protocolo de evaluación de las funciones ejecutivas. Los resultados se presentan organizados en seis grupos de edad y son interpretados en el contexto del desarrollo neuropsicológico de la capacidad inhibitoria. Indican que en torno a los 10 años se produce una importante mejora de la capacidad de inhibición y que el Test de los Cinco Dígitos resulta más adecuado para los niños prelectores.

Anuncios

Evaluación de la comprensión lectora:dificultades y limitaciones

edit?usp=drive_web
En este documento-elaborado por por María Jesús Pérez Zorrilla, peteneciente al Instituto Nacional de Evaluación y Calidad del Sistema Educativo (INECSE)-su autora plantea, a la hora de evaluar la lectura, la ausencia de una definición clara y precisa del concepto de lectura. Se acepta el hecho de que es una habilidad compleja, y diferentes autores señalan que existen cinco niveles o procesos de comprensión(literal, reorganización de la información, inferencial, valorativa y apreciación lectora) que hay que tener en cuenta en dicha evaluación. Se describen las distintas medidas de producto(evocación o recuerdo libre, preguntas abiertas, cuestionarios, ítems de verdadero/falso y preguntas de elección múltilple), que pueden utilizarse para ello y los problemas más comunes que plantean. Otro aspecto relevante en la evaluación de la comprensión es el tipo de texto(continuo-narrativo, expositivo y argumentativo-o discontinuo(listas, formularios, gráficos, diagramas, etc.), dadas las diferentes características que presentan cada uno de ellos.

Decreto 66/2005 , de 8 de marzo, de ampliación y adaptación de medidas de apoyo a las familias andaluzas

d1.pdf
El Decreto 137/2002, de 30 de abril, de apoyo a las familias andaluzas estableci‘ó un amplio catálogo de iniciativas dirigidas a satisfacer las necesidades de las familias desde una perspectiva integral.
Posteriormente, los Decretos 18/2003, de 4 de febrero, y 7/2004, de 20 de enero, han venido a ampliar las medidas inicialmente incluidas en la precitada norma.
La Disposici‘ón Adicional Tercera del Decreto 137/2002, establece que «al objeto de revisar de forma continuada el presente Decreto y adaptarlo permanentemente a la realidad cambiante de las familias andaluzas, las medidas que se establecen tendrán una vigencia de cuatro años y deberán ser revisadas y adaptadas anualmente, en su caso, a las nuevas situaciones que se produzcan».
En el marco de esta previsi‘ón, se estima conveniente adaptar y ampliar las medidas recogidas en el Decreto 137/2002, de apoyo a las familias andaluzas, destacando los siguientes aspectos:
Establecer, de forma progresiva, la gratuidad de los libros de texto para el alumnado de la enseñanza obligatoria; facilitar el acceso a los servicios de aula matinal, comedor y a las actividades extraescolares al alumnado de educaci‘ón especial; ampliar el ámbito de las ayudas a la adecuaci‘ón funcional básica de las viviendas para las personas con discapacidad y movilidad reducida; extensi‘ón del programa de respiro familiar a personas con discapacidad menores de dieciésˆis años; potenciar nuevas medidas de incorporaci‘ón al uso de las nuevas tecnologŒías para las familias ubicadas en los municipios más pequeños, y la aplicaci‘ón de las mismas en centros para mayores y personas con discapacidad; promover la contratación de personas para cuidados de un familiar con minusvalŒía y fomentar, en el ámbito sanitario, medidas de apoyo a las familias para la Atención Temprana en los supuestos de nacimientos de niños/as que presentan alteraciones en su desarrollo.
En su virtud, a propuesta del Consejero de la Presidencia, de conformidad con el art. 39.2 de la Ley 6/1983, de 21 de julio, del Gobierno y de la Administraciԗn de la Comunidad Autԗnoma de AndalucΒa, previa deliberaciԗn del Consejo de Gobierno en su reuniԗn del dΒa 8 de marzo de 2005, se dispone la siguiente norma.

Etapas del desarrollo humano de Piaget

En este vídeo se puede ver los estadios del desarrollo humano, según Jean Piaget. Estas etapas son:
-Sensoriomotora. Comprende hasta los dos años de edad cronológica.
-Pensamiento preoperatorio. Abarca desde los dos hasta los seis años de edad.
-Operaciones concretas. Se inicia a los siete años y finaliza a los once, aproximadamente.
-Operaciones formales. Comprende desde los doce a los quince años de edad.

Instrucciones de la DGPE sobre el Programa de gratuidad de los libros de texto para el curso escolar 2013-14

edit
El Decreto 66/2005, de 8 de marzo, de ampliación y adaptación de medidas de apoyo a las familias andaluzas, estableció la gratuidad de los libros de texto, disponiendo que los mismos serán propiedad de la administración educativa y que permanecerán, una vez concluido el curso escolar, en el centro docente donde el alumnado haya cursado las enseñanzas, de forma que puedan ser utilizados por otros alumnos en cursos académicos sucesivos. Se inicia así este programa, cuyas instrucciones se renuevan con las que se dictan en este documento de la Dirección General de Participación y Equidad de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

ELCE, Exploración del Lenguaje Comprensivo y Expresivo

Fuente:www.espaciologopedico.com

zl.elsevier.es&lan=es&fichero=309v17n04a13152996pdf001.pdf
Esta prueba evalúa el lenguaje comprensivo y expresivo; la administración es individual; la edad de aplicación es desde los dos años y medio hasta los nueve; no existe tiempo límite de pasación.
Los autores de la prueba son María José López Ginés, A. Redón Díaz, María Dolores Zurita Salillas, I. García Martínez, M. Santamaría Marí y J. Iniesta Martiarena y otros. Publicación: CEPE, 1996.

ETPOEP

El Equipo Técnico Provincial para la Orientación Educativa y Profesional (en adelante, ETPOEP) es un órgano colegiado de gobierno de la orientación educativa, a nivel provincial.
El ETPOEP-en la Comunidad Autónoma Andaluza-está compuesto por un coordinador provincial, un coordinador del área de orientación vocacional y profesional, un coordinador del área de atención a las necesidades educativas especiales, un coordinador del área de compensación educativa, un coordinador del área de apoyo a la función tutorial del profesorado y de asesoramiento sobre convivencia escolar y un coordinador del área de recursos técnicos.
Los coordinadores provinciales de los ETPOEP son nombrados, por el procedimiento de libre designación, por la persona titular de la Consejería de Educación y Ciencia, a propuesta de la persona titular de la Delegación Provincial, previa convocatoria pública, desempeñando su función en régimen de comisión de servicios.
Las funciones del ETPOEP, están recogidas en el Art. 17 del Decreto 213/ 1995, de 12 de septiembre, y son las siguientes:
a) Colaborar con los servicios de la Consejería de Educación y Ciencia en la planificación, desarrollo y evaluación de las actuaciones de los Equipos de Orientación Educativa y de los Departamentos de Orientación.
b) Impulsar y coordinar las actuaciones de los Equipos de Orientación Educativa de la provincia en las diferentes áreas de trabajo y de los Departamentos de Orientación, posibilitando el intercambio de experiencias y la elaboración de materiales y documentos de orientación educativa e intervención psicopedagógica.
c) Proponer planes de formación permanente para los profesionales de los Equipos de Orientación Educativa y Departamentos de Orientación, en el marco del plan provincial de formación permanente del profesorado, y colaborar en su desarrollo y evaluación.
d) Determinar las líneas de actuación prioritarias de la provincia en lo relativo a la planificación, desarrollo y evaluación de actuaciones y programas relacionados con las distintas funciones de los Equipos de Orientación Educativa, de acuerdo con las directrices de la Consejería de Educación y Ciencia.
e) Colaborar con los servicios de la Consejería de Educación y Ciencia en lo relativo a la planificación, educativa de los medios y recursos necesarios para la atención a la diversidad de los alumnos y alumnas, particularmente en el área de las necesidades educativas especiales y de la compensación educativa.

Decreto 3/2004, de 7 de enero, por el que se establece el sistema de información sobre maltrato infantil de Andalucía

Decreto 3-2004, de 7 de enero, que establece el SIMIA
La Constitución Española de 1978 proporciona una especial protección tanto a la infancia como a la familia, en el ámbito social, económico y jurídico. De acuerdo con la distribución de competencias establecida en su Título VIII, se crea en materia de protección a la infancia un marco jurídico en el que corresponden atribuciones distintas al Estado y a las Comunidades Autónomas.
La Ley 1/1998, de 20 de abril, de los derechos y la atención al menor, establece el marco jurídico de actuación en materia de promoción y protección de los derechos de los menores, configurando, como principio rector en el ejercicio de tales competencias, la actuación coordinada de las Administraciones Públicas de Andalucía y la colaboración con el resto de las Administraciones Públicas del Estado español en aras a garantizar el adecuado ejercicio de los citados derechos.
El maltrato infantil es un problema de etiología multifactorial con repercusiones múltiples, por lo que resulta esencial desarrollar y potenciar una actuación coordinada que permita un tratamiento intersectorial, interdisciplinar e integral respecto a la atención al menor, en esta materia. Para ello, con fecha 20 de noviembre de 2002, se estableció un Procedimiento de Coordinación entre las Consejerías de Gobernación, de Justicia y Administración Pública, de Salud, de Educación y Ciencia, y de Asuntos Sociales de la Junta de Andalucía, la Delegación del Gobierno en la Comunidad Autónoma de Andalucía, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía y la Federación Andaluza de Municipios y Provincias para la atención a Menores Víctimas de Malos Tratos en Andalucía, en el que, al margen de establecerse las bases de coordinación y las pautas de actuación, se comprometen a colaborar en la implantación de un instrumento de recogida de información sobre los casos de maltrato infantil, que aporte una visión global y permita un adecuado conocimiento sobre la realidad social existente de maltrato a menores, el seguimiento de éstos y la coordinación de actuaciones entre las Administraciones Públicas competentes en materia de protección de menores, a través del establecimiento de protocolos de denuncia, notificación y seguimiento homogéneos.
Es precisamente el ejercicio de una actuación coordinada en la protección a los menores la razón de ser del Sistema de información sobre maltrato infantil de Andalucía, en cuya regulación se aborda, de una parte, su forma de organización, en la que adquiere especial protagonismo la Hoja de Detección y Notificación de Maltrato Infantil, en segundo término, el procedimiento de obtención de la información y, finalmente, las condiciones de acceso a los datos inscritos en el mismo.
En su virtud, en el ejercicio de las atribuciones conferidas por el artículo 26.5 de la Ley 6/1983, de 21 de julio, del Gobierno y la Administración de la Comunidad Autónoma de Andalucía, de acuerdo con el Consejo Consultivo de Andalucía, a propuesta del Consejero de Asuntos Sociales y previa deliberación del Consejo de Gobierno en su reunión del día 7 de enero de 2004, se dispone la presente norma.