Guía de actuación en la escuela ante el alumno con TDAH

viewer?a=v&pid=explorer&chrome=true&srcid=0B6e-roRyz00jODdkNTg3ZjgtMmI5OS00MDg3LWE2Y2YtMDFmODZkYzdjZTdk&hl=es
Este documento pretende ampliar el conocimiento del profesorado(de las etapas de educación primaria y secundaria) sobre el Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad (TDAH) para que pueda entender la alteración y actuar convenientemente. Ser consciente de lo que representa el trastorno y de lo que conlleva es un primer paso para que el profesorado sea capaz de identificar al alumnado con TDAH y facilitarle las herramientas adecuadas para ayudarle a desarrollar sus habilidades académicas de forma óptima.

Anuncios

Pautas de intervención para la colaboración familia-escuela en el alumnado de AACCII

Fuente:e-ducativa.catedu.es


viewer?a=v&pid=explorer&chrome=true&srcid=0B6e-roRyz00jODBiODY0NWMtZTYyOC00MmE1LTgyNDUtYTkxMTkwODE0NDhi&hl=es
Este documento-cuyo autora es Mercé Martínez i Torres, Profesora titular del Departamento de Psicología Básica de la Universidad de Barcelona-pretende guiar el trabajo cooperativo de los profesionales de la educación y la familia. Primero, en los procesos de detección, identificación y evaluación, con el fin de clarificar las características, las necesidades específicas y las propuestas educativas de intervención con el alumnado; proporcionando a las familias una devolución clarificadora y específica, sin caer en el mero etiquetaje que puede provocar una simplificación del hecho(la presencia de la Alta Capacidad).
En segundo lugar será indispensable una buena colaboración escuela-familia para orientar la intervención de forma consensuada y coordinada, a través de tutorías, agenda escolar, entrevistas, escuela de familias, asociaciones, etc. Tanto el profesorado, como el entorno familiar van a precisar-aunque en niveles diferentes-información y soporte para que este proceso sea exitoso. Entendiendo que el éxito es establecer canales de comunicación adecuados que redunden en la cooperación y en el beneficio de todos los agentes educativos, finalmente en el alumnado de altas capacidades y, por qué no, en el resto de alumnos del centro educativo.

Prueba ESCALA

viewer?a=v&pid=explorer&chrome=true&srcid=0B6e-roRyz00jMTEwNzQwOTMtNWQ2NC00Yjg4LThmZGUtZDBkYmY4MDQxMTFk&hl=es
La aplicación de la prueba ESCALA responde al propósito de la Administración educativa de conocer e informar acerca de los progresos conseguidos por el alumnado y los centros educativos de la Comunidad Autónoma de Andalucía. Estas pruebas proporcionan información relevante en la que basar las medidas necesarias para superar las diferencias existentes entre el nivel competencial que se espera que el alumnado desarrolle y el que realmente ha alcanzado en el momento de realizar dicha prueba.
En esta prueba se evalúan la competencia lingüística y de razonamiento matemático; se aplica al finalizar el primer ciclo de educación primaria.

Prueba de la Evaluación de Diagnóstico. Competencia básica en Comunicación Lingüística(Lengua Española). Primer cuadernillo. Curso 2007-08

viewer?a=v&pid=explorer&chrome=true&srcid=0B6e-roRyz00jYTliYmU1ZjMtNzliOC00MDk5LTg3YmYtZjNmNDIxZDk4NmI4&hl=es
En el marco del VI Acuerdo de Concertación Social(2006), la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía y los agentes sociales afirman que “La evaluación es objeto de un interés creciente, hasta el punto de poder afirmarse que la evaluación del sistema educativo y de sus componentes debe ocupar un lugar privilegiado en las políticas actuales de la educación”.
La evaluación educativa ha de concebirse como el instrumento privilegiado para fomentar la mejora constante de los procesos de enseñanza-aprendizaje y la mejora del sistema educativo. En este sentido, la finalidad de la evaluación educativa es ofrecer una visión de las instituciones, agentes y programas que intervienen en el sistema, desde las administraciones implicadas, centros educativos, el trabajo profesional, la implicación familiar y el propio rendimiento del alumnado.
La Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación establece que al finalizar el segundo ciclo de la Educación Primaria y el segundo curso de la Educación Secundaria Obligatoria todos los centros docentes sostenidos con fondos públicos realizarán una evaluación de diagnóstico de las competencias básicas alcanzadas por el alumnado. Igualmente, establece que dicha evaluación será competencia de las Administraciones educativas y que tendrán un carácter formativo y orientador para los centros e informativo para las familias y para el conjunto de la comunidad educativa.
¿Cuál es el objetivo de las Pruebas de Evaluación de Diagnóstico? “El objetivo de las PED es establecer una evaluación formativa y orientadora, que valore la eficacia del sistema educativo y mejore los rendimientos del alumnado de las enseñanzas obligatorias, por tanto, la Evaluación educativa ha de contribuir, mediante el suministro de información, a la mejora de la calidad de la educación (respuesta oral en el Parlamento de Andalucía sobre las PED, de fecha 23/11/2006).
En estas pruebas se pretende conocer qué sabe hacer el alumno con lo que sabe, con lo que ha aprendido en el centro educativo.
En el Decreto 230/2007, de 31 de julio, por el que se establece la ordenación y las enseñanzas correspondientes a la educación primaria en Andalucía se definen las competencias básicas, en la educación primaria, como el conjunto de destrezas, conocimientos y actitudes adecuados al contexto que todo el alumnado que cursa esta etapa educativa debe alcanzar para su realización y desarrollo personal, así como para la ciudadanía activa y la integración social.
La competencia básica en comunicación lingüística es la referida a la utilización del lenguaje como instrumento de comunicación oral y escrita, tanto en lengua española como en lengua extranjera.
En el Art. 13 de la precitada norma se recoge que:
1. El alumnado, al finalizar el segundo ciclo de la educación primaria, realizará una evaluación de diagnóstico de las competencias básicas alcanzadas, de conformidad con lo que establezca por Orden la Consejería competente en materia de educación. Esta evaluación no tendrá efectos académicos para el alumnado y tendrá carácter formativo y orientador para los centros docentes e informativo para las familias y para el conjunto de la comunidad educativa.
2. La Consejería competente en materia de educación proporcionará a los centros docentes los modelos y apoyos pertinentes, a fin de que en todos ellos se puedan realizar de modo adecuado estas evaluaciones.
3. Los centros docentes utilizarán los resultados de estas evaluaciones para, entre otros fines, organizar, en el tercer ciclo de la educación primaria, las medidas de refuerzo para los alumnos y alumnas que las requieran, dirigidas a garantizar que todo el alumnado alcance las correspondientes competencias básicas. Asimismo, estos resultados permitirán, junto con la evaluación de los procesos de enseñanza y la práctica docente, analizar, valorar y reorientar, si procede, las actuaciones desarrolladas en los dos primeros ciclos de la etapa.
Esta prueba evalúa la competencia básica en Comunicación Lingüística en cuarto de Educación Primaria. Realizada en el curso 2007-08 en la Comunidad Autónoma de Andalucía.

Orden de 11/04/2011, por la que se regula la participación de los centros docentes en la Red Andaluza «Escuela: Espacio de Paz» y el procedimiento para solicitar reconocimiento como Centros Promotores de Convivencia Positiva (Convivencia+)

viewer?a=v&pid=explorer&chrome=true&srcid=0B6e-roRyz00jOTcxODRlYWEtNTYyZi00Y2M3LTllZDktMjgxYWFmMzZlOTg2&hl=es
La Ley 17/2007, de 10 de diciembre, de Educación de Andalucía, establece en su artículo 127 que, dentro del proyecto educativo del centro, se abordará, junto con otros aspectos, el plan de convivencia, para facilitar un adecuado clima escolar y prevenir la aparición de conductas contrarias a las normas de convivencia.
Asimismo, el artículo 142 de la citada Ley dispone que la Administración educativa favorecerá el funcionamiento en red de los centros educativos, con objeto de compartir recursos, experiencias e iniciativas y desarrollar programas de intercambio de alumnado y profesorado y recoge que se favorecerá la creación de redes educativas de profesorado y de centros que promuevan programas, planes y proyectos educativos para la mejora permanente de las enseñanzas.
El Decreto 19/2007, de 23 de enero, por el que se adoptan medidas para la promoción de la cultura de paz y la mejora de la convivencia en los centros educativos sostenidos con fondos públicos, establece un conjunto de medidas destinadas a la coordinación, seguimiento y evaluación de las actuaciones llevadas a cabo para la mejora de la convivencia escolar, así como al asesoramiento de los centros educativos en esta materia. Entre dichas medidas está la de potenciar en los centros educativos el desarrollo de programas de innovación educativa y de proyectos integrales «Escuela: Espacio de Paz».
El artículo 38 del mencionado Decreto recoge que la Consejería competente en materia de educación establecerá las bases reguladoras para el desarrollo de proyectos integrales «Escuela: Espacio de Paz», en los que podrán participar los centros educativos. En dichos proyectos se incluirán actividades que contribuyan a la mejora de la convivencia en los centros educativos, al respeto a la diversidad cultural, racial o de opinión, a la lucha contra las desigualdades de cualquier tipo, a la prevención, detección y tratamiento de la violencia y al desarrollo de programas de mediación u otros de naturaleza análoga.
En su virtud, a propuesta de la Dirección General competente en materia de convivencia escolar, y de acuerdo con las facultades que confiere el artículo 44.2 de la Ley 6/2006, de 24 de octubre, del Gobierno de la Comunidad Autónoma de Andalucía, y la disposición final segunda del Decreto 19/2007, de 23 de enero, se dispone la presente norma.

Plan de Altas Capacidades en Andalucía

viewer?a=v&pid=explorer&chrome=true&srcid=0B6e-roRyz00jMDFlNDNmZmMtMzUxZS00MzM3LWFmZDAtN2E1M2FkNmVlNTZh&hl=es
Este es un documento de trabajo de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía para la atención al alumnado con Necesidades Específicas de Apoyo Educativo(en adelante, NEAE) asociadas a condiciones personales de Altas Capacidades Intelectuales(en adelante, AACCII), que se desarrollará entre el año 2011 y el 2013. Se considera que un alumno presenta AACCII cuando maneja y relaciona múltiples recursos cognitivos de tipo lógico, numérico, espacial, de memoria, verbal y creativo, o bien destaca especialmente y de manera excepcional en el manejo de uno o varios de ellos.
La Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación(LOE), contempla en el Art.71 la atención que el Sistema Educativo debe prestar al alumnado con AACCII. Se rige la atención a este colectivo desde los principios de normalización e inclusión.
El propósito de la identificación de este alumnado no es etiquetar sino ofrecerle una respuesta ajustada a sus necesidades educativas. El hecho de que los alumnos con AACCII posean unas aptitudes superiores no puede llevar a la conclusión de que no presentan ninguna NEAE que condicione su proceso de aprendizaje. De hecho son necesidades de tipo personal, curricular, social, emocional y cognitivo las que están afectando dicho proceso y que reclaman del sistema educativo una respuesta específica.
Este plan nace con un espíritu de participación y de pluralidad, desde el cual se ha dado cabida a todas los colectivos u organizaciones que tenían algo que aportar en beneficio de una respuesta educativa óptima a este alumnado. En este sentido, desde su redacción, se ha contado con expertos de reconocido prestigio en el campo de las AACCII así como con diferentes entidades que representan a este colectivo a nivel andaluz.

Cómo trabajar en el aula con el alumnado de altas capacidades. Aspectos metodológicos y de evaluación de aprendizajes

viewer?a=v&pid=explorer&chrome=true&srcid=0B6e-roRyz00jNjliODdhZjktODk5OC00YWExLWJjZTAtNGQzMTkyNTM0NWEw&hl=es
Este es un documento elaborado por C. Artiles, J. E. Jiménez, P. Alonso, R. Guzmán, L. Vicente y J. Álvarez (2003). Programa para la atención educativa al alumnado con altas capacidades de la Comunidad Autónoma de Canarias. Orientaciones para la detección e identificación del alumnado que presenta altas capacidades y su intervención educativa. Guía para profesionales de la educación. Consejería de Educación del Gobierno Autónomo de Canarias. Dirección General de Ordenación e Innovación Educativa (pág. 86-104).
Los autores plantean-en este escrito-una serie de interrogantes, referidas a cuándo enseñar, cuál es el momento adecuado para que el profesorado atienda a este alumnado, cómo enseñar(metodología), qué criterios de evaluación se van a utilizar…etc.

Orden de 10 de agosto de 2007, por la que se establece la ordenación de la evaluación del proceso de aprendizaje del alumnado de ESO en Andalucía

viewer?a=v&pid=explorer&chrome=true&srcid=0B6e-roRyz00jNGY5NzZmZmItOWU5My00MTQzLTkzZTAtMTM3N2EzMDczNTRj&hl=es
La Comunidad Autónoma de Andalucía ostenta la competencia compartida para el establecimiento de los planes de estudio, incluida la ordenación curricular, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 52.2 del Estatuto de Autonomía para Andalucía, sin perjuicio de lo recogido en el artículo 149.1.30.ª de la Constitución, a tenor del cual corresponde al Estado dictar las normas básicas para el desarrollo del artículo 27 de la norma fundamental, a fin de garantizar el cumplimiento de las obligaciones de los poderes públicos en esta materia.
En el ejercicio de esta competencia, el Decreto 231/2007, de 31 de julio, ha establecido la ordenación y las enseñanzas correspondientes a la Educación Secundaria Obligatoria(en adelante, ESO). En su artículo 14 dispone que por Orden de la Consejería competente en materia de educación se establecerá la ordenación de la evaluación del proceso de aprendizaje del alumnado, que será continua y diferenciada según las distintas materias del currículo y tendrá en cuenta los diferentes elementos que lo constituyen.
Hay que tener en cuenta que, de acuerdo con el Art. 9.1 del Real Decreto 806/2006, de 30 de junio, por el que se establece el calendario de aplicación de la nueva ordenación del sistema educativo, establecida por la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, la evaluación y promoción del alumnado en la ESO se aplicarán a partir del año académico 2007-2008.
La presente Orden regula todo lo concerniente a la evaluación, promoción y titulación del alumnado de esta etapa educativa, de conformidad con lo dispuesto en el mencionado Decreto 231/2007, de 31 de julio. En su regulación se han tenido en cuenta los elementos de los documentos básicos de evaluación y los requisitos formales derivados del proceso de evaluación que son precisos para garantizar la movilidad del alumnado que, para la educación básica, ha establecido el Ministerio de Educación y Ciencia, mediante la Orden ECI/1845/2007, de 19 de junio.
Por todo ello y en virtud de lo dispuesto en el artículo 44.2 de la Ley 6/2006, de 24 de octubre, del Gobierno de la Comunidad Autónoma de Andalucía, y en la disposición final tercera del Decreto 231/2007, de 31 de julio, la Consejera de Educación dispone esta norma.

Orden de 14/02/96 por la que se regula la evaluación psicopedagógica y el dictamen de escolarización y se establecen los criterios para la escolarización de los alumnos con NEE

viewer?a=v&pid=explorer&chrome=true&srcid=0B6e-roRyz00jNTQ5NjQ4NmYtMmMxOC00ZjJjLWFhODMtMGZmZWFmYThiMDJi&hl=es
La Ley Orgánica 1/1990, de 3 de octubre, de Ordenación General del Sistema Educativo reconoce en su artículo 36 el derecho que asiste al alumnado con necesidades educativas especiales(en adelante, NEE), sean temporales o permanentes, a disponer de los recursos necesarios para alcanzar dentro del sistema educativo los objetivos establecidos con carácter general para todos los alumnos; a tal fin establece que la atención a dicho alumnado se regirá por los principios de normalización y de integración escolar.
Al mismo tiempo, el artículo 37.3 de la citada Ley determina que la escolarización en unidades o centros de Educación Especial, sólo se llevará a cabo cuando las necesidades del alumnado no puedan ser atendidas en un centro ordinario, así como que dicha situación será revisada periódicamente de modo que pueda favorecerse, siempre que sea posible, el acceso del alumnado a un régimen de mayor integración.
Al cumplimiento de estos preceptos responde el Real Decreto 696/1995, de 28 de abril , de Ordenación de la Educación de los Alumnos con NEE. En efecto, a través de este Real Decreto se regulan las condiciones para la atención educativa de dicho alumnado en las distintas etapas y niveles, tanto en centros ordinarios como de educación especial. Estas condiciones afectan a la escolarización, a la mejora de la calidad de la enseñanza, a la propuesta curricular y a los recursos y apoyos complementarios.
La respuesta adecuada a las NEE del alumnado, asociadas a su historia educativa y escolar o debidas a condiciones personales de sobredotación o discapacidad psíquica, motora o sensorial, exige siempre tomar decisiones que tiendan a equilibrar las medidas específicas de adaptación y las medidas que hagan posible su participación en un contexto escolar lo más normalizado posible.
En este sentido, el proceso de toma de decisiones tendentes a ajustar en cada caso la respuesta educativa a las necesidades particulares del alumnado implica, por un lado, identificar y valorar de forma cuidadosa y precisa dichas necesidades, y, por otro, concretar la oferta educativa ordinaria o específica, que habrá de incluir las medidas y apoyos necesarios.
En este proceso, la participación de los padres o tutores ha de estar basada en una información objetiva y suficiente sobre las necesidades educativas de sus hijos y sobre la oferta educativa, de tal modo que esa información les permita una adecuada elección entre las diferentes posibilidades existentes.
El sistema educativo cuenta hoy con medios para afrontar con garantías dicha toma de decisiones en el marco de una escuela de calidad para todos los alumnos. No obstante, es necesario regular el proceso de valoración psicopedagógica, establecer los criterios de escolarización y determinar los procedimientos técnicos y administrativos adecuados. Todo ello con la doble voluntad de asegurar a los alumnos la respuesta educativa que mejor garantice su progreso personal, académico y social, y de orientar a los profesionales implicados y facilitarles su tarea.
En su virtud, previo informe del Consejo Escolar del Estado, y en aplicación de la Disposición Final Segunda del Real Decreto 696/1995, de 28 de abril, de Ordenación de la Educación de los Alumnos con NEE se dispone la siguiente norma.