Dificultades Específicas de Aprendizaje. Criterios diagnósticos y de evaluación psicopedagógica

En esta entrada se pretende determinar qué tipo de pruebas son necesarias utilizar para delimitar y encuadrar, tras una evaluación psicopedagógica y su correspondiente informe, las Dificultades Específicas de Aprendizaje(en adelante, DEA). Para ello es conveniente definir conceptualmente de qué hablamos.
En nuestro país (España), la terminología Dificultades de Aprendizaje(en adelante, DA) se ha utilizado durante años en un sentido amplio. Con la promulgación de la Ley Orgánica de Ordenación General del Sistema Educativo (LOGSE, 1990) se hace referencia por primera vez al término de DA, utilizado como sinónimo del concepto amplio de Necesidades Educativas Especiales (Jiménez y Hernández, 1999; Ortiz, 2004). En dicho marco legislativo se consideraba que un alumno presenta DA cuando no aprende en su clase ordinaria y el profesor observa una diferencia entre él y el resto de la clase en los aprendizajes instrumentales que debería haber conseguido de acuerdo con su edad o nivel escolar, e independientemente de cuál sea la causa de esta dificultad: deficiencias sensoriales, retraso mental, trastornos emocionales graves, diferencias culturales o instrucción inapropiada o insuficiente (MEC, 1992).
La Consejería de Educación y Ciencia de la Junta de Andalucía, en un Documento de trabajo titulado “Orientaciones para la elaboración del Estudio Estadístico del Alumnado con NEE de Andalucía”, en su edición 2000/2001, considera que existe una DA cuando concurren en el alumnado:
– Desfase curricular (fundamentalmente en lectura, escritura y/o cálculo) de al menos 2 años por debajo de lo esperado para su edad.
– El bajo rendimiento no viene determinado por una discapacidad de tipo sensorial, físico o retraso mental. Tampoco está justificado por un posible absentismo escolar o la escolarización irregular o tardía.
– El bajo rendimiento se debe fundamentalmente a alguna de las siguientes causas:
a) [DANEU] Impedimentos neurológicos (disfunción cerebral).
b) [DACOG] Desórdenes en los procesos cognitivos (percepción, atención, memoria, etc.).
c) [DAHP] Déficit de atención con o sin hiperactividad (DSM-IV).
d) [DAIL] Inteligencia límite (C.I. aproximado entre 70 y 85).
e) [DATE] Trastornos emocionales (alteraciones graves del estado de ánimo como la depresión en sus distintas manifestaciones, los cuadros de ansiedad, fobias, trastornos obsesivo-compulsivos, etc.).
Esta última definición no aporta luz sobre el tema ya que se trata de una clasificación que engloba una gran variedad de características, variables, desórdenes, impedimentos y déficits, que, además, contiene imprecisiones terminológicas, lo que puede conllevar a que dicho constructo (DA) se pueda convertir en un cajón de sastre, en el que todo parezca enlazado o vinculado.
Con la aprobación en 2006 de la Ley Orgánica de Educación (LOE) tuvo lugar un cambio significativo clave para el futuro desarrollo del campo de las DA en nuestro país. En esta ley, por primera vez, se hace referencia explícita a la consideración de DEA, relativa a los problemas concretos que experimentan algunos alumnos en el aprendizaje, como una categoría propia de diagnóstico en las Necesidades Específicas de Apoyo Educativo(NEAE).
Para Romero Pérez, J. F. y Lavigne Cerván, R.(2005), Dificultad de aprendizaje es “…un término general que se refiere a un grupo de problemas agrupados bajo las denominaciones de: Problemas Escolares (PE), Bajo Rendimiento Escolar (BRE), Dificultades Específicas de Aprendizaje (DEA), Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad (TDAH) y Discapacidad Intelectual Límite (DIL). Que se manifiestan como dificultades –en algunos casos muy significativas- en los aprendizajes y adaptación escolares. Las Dificultades en el Aprendizaje pueden darse a lo largo de la vida, si bien mayoritariamente se presentan antes de la adolescencia y en el curso de procesos educativos intencionales de enseñanza y aprendizaje, formales e informales, escolares y no escolares, en los que interfieren o impiden el logro del aprendizaje que es el objetivo fundamental de dichos procesos. Algunos de estos trastornos (como TDAH, DIL y DEA) son intrínsecos al alumno, debidos presumiblemente a una disfunción neurológica que provoca retrasos en el desarrollo de funciones psicológicas básicas para el aprendizaje (como la atención, la memoria de trabajo, el desarrollo de estrategias de aprendizaje, etc.). Otros, en cambio, (como PE y BRE) pueden ser extrínsecos al alumno, es decir, debidos a factores socio-educativos y/o instruccionales (como inadecuación de pautas educativas familiares, prácticas instruccionales inapropiadas, déficit motivacional, etc.), que interfirieren la adecuación necesaria del alumno a las exigencias de los procesos de enseñanza y aprendizaje. Las Dificultades en el Aprendizaje pueden ocurrir conjuntamente con otros trastornos (por ejemplo deficiencia sensorial, discapacidad intelectual, trastornos emocionales graves) o con influencias extrínsecas (por ejemplo deprivación social y cultural), aunque no son resultado de estas condiciones o influencias”.
En la Comunidad Autónoma de Canarias(2008) se entiende “…que un alumno presenta Necesidades Específicas de Apoyo Educativo debido a «dificultades específicas de aprendizaje» (DEA) cuando muestra alguna perturbación en uno o más de los procesos cognitivos básicos implicados en el empleo del lenguaje hablado o escrito. Estas alteraciones pueden aparecer como anomalías al escuchar, hablar, pensar, leer, escribir o al realizar cálculo aritmético, con implicaciones relevantes en su aprendizaje escolar”.

Los instrumentos a utilizar serían:
Protocolo previo a la evaluación psicopedagógica.
Es un documento a cumplimentar por el tutor y equipo docente con el propósito de iniciar el proceso de evaluación psicopedagógica del alumnado con Necesidad Específica de Apoyo Educativo (NEAE), según la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación(LOE).
Entrevista con la familia.
Entrevista con el alumno.
Escala de Hábitos de Estudio.
Nivel de Competencia Curricular.
Es un informe psicopedagógico u otro documento académico en el que se hace referencia al dominio de los elementos del currículum de un nivel educativo y de un área que un alumno tiene.
Estilo de aprendizaje y motivación para aprender.
Raven.
K-BIT, Test breve de inteligencia de Kaufman.
WISC IV.
ITPA.
PROLEC.
PROESC.
TAMAI.
Test de Bender.
-Batería de Socialización, BAS
-Test de evaluación de habilidades cognitivas de solución de problemas interpersonales(EVHACOSPI).

Para saber más:
http://www.juntadeandalucia.es/educacion/nav/contenido.jsp?pag=/Contenidos/PSE/orientacionyatenciondiversidad/orientacion/PublicacioncompletaDA
http://www.gobiernodecanarias.org/educacion/webdgoie/scripts/default.asp?MI=&IdSitio=15&Cont=505

Un comentario sobre “Dificultades Específicas de Aprendizaje. Criterios diagnósticos y de evaluación psicopedagógica

  1. realmente personas como usted son muy pocos que estan apoyando en el desempeño pedagógico de formar a ciudadanos en el mundo a treves de la página web, mis grastos feliciteciones siga adelante buen trabajo querido amigo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s