Evaluación psicopedagógica

A partir del informe Warnock (Reino Unido, 1978) es cuando aparece lo que llamamos valoración (o evaluación) psicopedagógica. Es, pues, el primer hito dispositivo que sirve de fuente para el desarrollo legislativo que se produce, a partir de entonces, en Europa occidental.
Para tratar de llegar a una conceptualización sobre la terminología evaluación psicopedagógica creo que puede resultar conveniente definir los vocablos que lo integran.
¿Qué es evaluar? La evaluación-en educación-es una actividad o proceso sistemático de identificación, recogida o tratamiento de datos sobre elementos o hechos educativos, con el objetivo de valorarlos primero y, sobre dicha valoración, tomar decisiones (García Ramos, 1989).
La evaluación-entiende Tyler(1969), considerado como el padre de la evaluación educativa, por ser el primero en dar una visión metódica de la misma-es un proceso para determinar en qué medida se han logrado unos objetivos previamente establecidos y recoge información que permite formular juicios que sirvan de base para la toma de decisiones. La evaluación se realizará sobre: los aprendizajes de los alumnos; los procesos de enseñanza; sobre la propia práctica docente y sobre el propio centro, en particular y el sistema educativo, en general. Así, pues la evaluación de los aprendizajes de los alumnos, que puede ser inicial, formativa o continua y final, responde a la necesidad de valorar el proceso de enseñanza/aprendizaje. A. de la Orden (1989) argumenta que: “la evaluación, al prescribir realmente los objetivos de la educación, determina, en gran medida… lo que los alumnos aprenden y cómo lo aprenden, lo que los profesores enseñan y cómo lo enseñan, los contenidos y los métodos; en otras palabras, el producto y el proceso de la educación… querámoslo o no, de forma consciente o inconsciente, la actividad educativa de alumnos y profesores está en algún grado canalizada por la evaluación”.
Por tanto, la evaluación educativa ha de concebirse, pues, como el instrumento privilegiado para fomentar la mejora constante de los procesos de enseñanza-aprendizaje y la mejora del sistema educativo.

¿Qué es la psicopedagogía? Es el estudio del desarrollo psicológico del alumno, desde el punto de vista científico y su conocimiento para aplicar la ciencia pedagógica. Es el psicopedagogo-profesional de un centro o zona educativa que realiza funciones de orientación- el que realiza sus funciones en un contexto escolar que tiene que estar en consonancia con la manera en que se conciba la intervención psicopedagógica, en sentido amplio del término. En este sentido, Pérez Juste y García Ramos (1989), consideran que la evaluación psicopedagógica es el acto de valorar una realidad que forma parte de un proceso, cuyos momentos previos son los de fijación de las características a valorar y la recogida de la información de calidad sobre las mismas y cuyas etapas posteriores son la toma de decisiones en función del juicio emitido.
La evaluación psicopedagógica debe de ser un complemento de la evaluación curricular (o competencia curricular) ordinaria realizada por el tutor o docente de área y debe de realizarse en cooperación mutua entre los docentes del centro y el psicopedagogo.

El Art. 3 apartados 3, 4 y 5 del R. Decreto 696/1995, de 28 de abril, de ordenación de la educación de los alumnos con necesidades educativas especiales, recoge que, la identificación de éstos alumnos, medios complementarios que requieran y propuestas de escolarización se efectuarán por parte de los servicios de la administración educativa correspondientes (en este caso, Equipos de Orientación Educativa y Departamentos de Orientación). Dichas propuestas se recogerán en la evaluación psicopedagógica-que tendrá un carácter revisable en cuanto a las decisiones que se adopten en la misma-, en la que se tendrá en cuenta tanto las condiciones y características del alumno, así como las de su entorno social, familiar y escolar.
Vidal y Manjón (1992) definen la evaluación psicopedagógica como ” un elemento curricular que entra en acción en el momento en que tras haber realizado otras evaluaciones, se decide que es preciso recurrir a un grado mayor de especificidad que nos ayude a definir de manera precisa una posible adaptación curricular”.
La Orden del Ministerio de Educación y Ciencia de 14 de febrero de 1996, por la que se regula el procedimiento para la realización de la evaluación psicopedagógica y el dictamen de escolarización y se establecen los criterios para la escolarización de los alumnos con necesidades educativas especiales, considera que “se entiende la evaluación psicopedagógica como un proceso de recogida, análisis y valoración de la información relevante sobre los distintos elementos que intervienen en el proceso de enseñanza y aprendizaje, para identificar las necesidades educativas de determinados alumnos que presentan o puedan presentar desajustes en su desarrollo personal y/o académico, y para fundamentar y concretar las decisiones respecto a la propuesta curricular y al tipo de ayudas que aquéllos pueden precisar para progresar en el desarrollo de las distintas capacidades”.

Anuncios

Características psicológicas del alumnado del Segundo Ciclo de Educación Primaria

Es un documento de asesoramiento al profesorado que pretende lograr un mayor y mejor conocimiento del alumnado del Segundo Ciclo de Educación Primaria. En él se recogen temáticas referidas a: personalidad; expresión emocional; competencia social; intereses sexuales; desarrollo físico y motor; higiene y alimentación; juego y deporte; sentido moral; desarrollo cognitivo; desarrollo lingüístico; y problemas más frecuentes (dificultades de aprendizaje y otras dificultades). Asimismo, contiene referencias bibliográficas para profundizar sobre el asunto.
caracteristicas_psicologicas_2_ciclo.pdf

Guía para la atención educativa al alumnado con discapacidad motórica

viewer?a=v&pid=explorer&chrome=true&srcid=0B6e-roRyz00jM2IwYzRlZDUtMDNiMi00YWJkLWJiOGEtMDFhOTY4NDNkYmFk&hl=es
Esta publicación aborda las características diferenciales del alumnado con discapacidad motora. La prioridad del proceso educativo de este alumnado es lograr un desarrollo que les permita moverse lo más autónomamente posible, actuar sobre el entorno y comunicarse con los demás. Estos objetivos son los que deben determinar las características de la repuesta educativa que debe incluir la valoración del grado de desarrollo de sus capacidades y Necesidades Educativas Especiales (NEE), la propuesta de escolarización lo más acorde posible con las mismas, el grado de adaptación del currículo, de las competencias curriculares así como de los elementos de acceso necesarios: eliminación de barreras, utilización de medios para el desplazamiento, adaptaciones para la manipulación de útiles escolares y materiales curriculares.
Edita: Consejería de Educación y Ciencia de la Junta de Andalucía. Año de edición: 2004

Plan de Acción Tutorial Interactivo (PATI)

https://orientacion.educarex.es/recursos/materiales-interactivos10/550-pati-plan-de-accion-tutorial-interactivo

Se trata de un material curricular elaborado por Pedro José Pareja Peña y Juan Enrique Prudencio Sánchez, que tiene como destinatarios el alumnado del primer ciclo de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO). En él se ofrecen una serie de recursos para trabajar las habilidades de estudio (técnicas para la mejora de: la memoria, atención y concentración, lectura, apuntes de clase, subrayado y notas al margen, esquemas y resúmenes) y sesiones específicas de tutoría (convivencia, ser persona, nutrición, tabaco y alcohol, educación sexual e igualdad).

Decreto 167/2003, de 17 de junio, por el que se establece la ordenación de la atención educativa al alumnado con necesidades educativas especiales asociadas a condiciones sociales desfavorecidas

La Ley Orgánica 1/1990, de 3 de octubre, de Ordenación General del Sistema Educativo (LOGSE), encomienda a los poderes públicos el desarrollo de acciones de carácter compensatorio en relación con las personas, grupos y ámbitos territoriales que se encuentren en situaciones desfavorables. Se atribuye, de este modo, un papel destacado a la educación en la lucha contra las desigualdades derivadas de factores sociales, económicos, culturales, geográficos, étnicos o de otra índole.
Asimismo, la Ley Orgánica 10/2002, de 23 de diciembre, de Calidad de la Educación, establece en su artículo 40 que los poderes públicos desarrollarán las acciones necesarias y aportarán los recursos y los apoyos precisos que permitan compensar los efectos de situaciones de desventaja social para el logro de los objetivos de la educación.
La Ley 9/1999, de 18 de noviembre, de Solidaridad en la Educación, ha regulado un conjunto de actuaciones compensadoras dirigidas al alumnado que presenta NEE debidas bien a los diferentes grados y tipos de capacidades personales de orden físico, psíquico, cognitivo o sensorial, bien asociadas a condiciones sociales desfavorables.
El Decreto 147/2002, de 14 de mayo, por el que se establece la ordenación de la atención educativa al alumnado con NEE asociadas a sus capacidades personales, ha regulado los aspectos relativos a la atención educativa de este alumnado. Procede igualmente la regulación de las actuaciones dirigidas a quienes presentan necesidades especiales asociadas a condiciones sociales desfavorecidas. Se completa así el desarrollo normativo esencial de la precitada Ley 9/1999, de 18 de noviembre, de Solidaridad en la Educación.
El presente Decreto establece un conjunto de medidas y actuaciones, de carácter compensador, dirigidas al alumnado que se encuentre en situación de desventaja sociocultural, al perteneciente a minorías étnicas o culturales que lo precisen, a quienes por razones sociales o familiares no puedan seguir un proceso normalizado de escolarización, como es el caso de los alumnos y alumnas de familias dedicadas a las tareas laborales de temporada o profesiones itinerantes y, finalmente, al alumnado que por decisiones judiciales o razones de enfermedad necesite atención educativa fuera de las instituciones escolares.
d3.pdf

Decreto 47/2010, de 23 de febrero, por el que se modifica el Decreto 53/2007, que regula los criterios y el procedimiento de admisión del alumnado en los centros docentes públicos y privados concertados, a excepción de los universitarios

El Decreto 53/2007, de 20 de febrero, regula los criterios y el procedimiento de admisión del alumnado en los centros docentes públicos y privados concertados, a excepción de los universitarios, tras la entrada en vigor de la LOE.
La aprobación de la Ley 17/2007, de 10 de diciembre, de Educación de Andalucía (LEA), el desarrollo de la LOE, y la experiencia acumulada de la aplicación del Decreto antes mencionado, motivan la revisión de los criterios de admisión del alumnado regulados, siempre desde la participación de la comunidad educativa y en aras a la conciliación de la vida laboral y familiar, establecida como uno de los principios rectores de las políticas públicas, como establece el artículo 37.1.11.º y el 10.3.1.º del Estatuto de Autonomía para Andalucía.
d1.pdf

Real Decreto 1630/2006, de 29 de diciembre, por el que se establecen las enseñanzas mínimas del segundo ciclo de la educación infantil

La Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación (en adelante LOE), en su artículo 6.2, establece que corresponde al Gobierno fijar las enseñanzas mínimas del segundo ciclo de la Educación infantil.
La Educación infantil constituye una etapa educativa con identidad propia. Por ello, esta norma establece objetivos, fines y principios generales referidos al conjunto de la etapa.
En virtud de las competencias atribuidas a las administraciones educativas(comunidades autónomas), según los artículos 14.7 y 6.4 de de la LOE, corresponde a éstas determinar los contenidos educativos del primer ciclo de la educación infantil y establecer el currículo del segundo ciclo, del que formarán parte las enseñanzas mínimas fijadas en este real decreto.
RD%201630-2006%20Ensenazas%20Infantil.pdf

PMA

La batería de tests denominada Aptitudes Mentales Primarias (PMA) de Thurstone y Thurstone (1984) mide aptitudes mentales; consta de cinco pruebas: comprensión verbal, concepción espacial, razonamiento, cálculo numérico y fluidez verbal; la administración es individual o colectiva; la edad de aplicación es a partir de 10/11 años; el tiempo de pasación es de 26 minutos.
detalle?Id_articulo=795

Características psicológicas del alumnado del Primer Ciclo de Educación Primaria

Es un documento de asesoramiento al profesorado que pretende lograr un mayor y mejor conocimiento del alumnado del Primer Ciclo de Educación Primaria. En él se recogen temáticas referidas a: personalidad; expresión emocional; competencia social; intereses sexuales; desarrollo físico y motor; sentido moral (la mentira y el robo); desarrollo cognitivo; desarrollo lingüístico; y problemas más frecuentes (dificultades de aprendizaje y otras dificultades). Asimismo, contiene referencias bibliográficas para profundizar sobre el asunto.
caracteristicas_psicologicas_1_ciclo.pdf

Orden de 19/09/2002, que regula la realización de la evaluación psicopedagógica y el dictamen de escolarización

El Decreto 147/2002, de 14 de mayo, por el que se establece la ordenación de la atención educativa al alumnado con Necesidades Educativas Especiales (en adelante, NEE) asociadas a sus capacidades personales, en el artículo 6, define la evaluación psicopedagógica y establece el momento de realización, los agentes y los cauces de participación en dicho proceso, y en el artículo 7, determina el contenido básico del dictamen de escolarización.
La atención educativa a las NEE del alumnado requiere la adopción de medidas específicas relacionadas con la escolarización, la adaptación del currículo y el empleo de materiales y recursos didácticos específicos, ajustadas a sus características y necesidades educativas, considerando sus circunstancias socio-familiares, su evolución escolar y la participación en el contexto escolar en condiciones de mayor normalización posibles.
Para adoptar estas medidas es preciso conocer de forma exhaustiva cuáles son las capacidades personales del alumno y los factores de orden cultural, escolar, social y familiar que inciden favorable o desfavorablemente en su enseñanza y en su aprendizaje. Este proceso que se denomina evaluación psicopedagógica, constituye el paso previo a la intervención educativa especializada o compensadora. La evaluación psicopedagógica podrá ser realizada por los Equipos de Orientación Educativa (en adelante, EOE), por los Departamentos de Orientación de los IES o, en su caso, por los profesionales dedicados a la orientación educativa en los centros privados concertados.
El dictamen de escolarización es un informe fundamentado en la evaluación psicopedagógica en el que se determinan las NEE y se concretan la propuesta de modalidad de escolarización y la propuesta de las ayudas, los apoyos y las adaptaciones que cada alumno requiera. El dictamen de escolarización es competencia de los EOE de la Consejería de Educación y Ciencia.
Esta es la normativa que regula en la Comunidad Autónoma de Andalucía el procedimiento para la realización de la evaluación psicopedagógica del alumnado con Necesidades Educativas Especiales (NEE).
d4.pdf

Decreto 147/2002, de 14 de mayo, por el que se establece la ordenación de la atención educativa al alumnado con NEE, asociadas a sus capacidades personales

En la Ley Orgánica 1/1990, de 3 de octubre, de Ordenación General del Sistema Educativo (LOGSE), se consolidaron y actualizaron los principios por los cuales se ordena y regula la atención educativa al alumnado con Necesidades Educativas Especiales (en adelante, NEE). En sus artículos 36 y 37 se establece el modelo de educación especial dentro del sistema educativo y el compromiso de atender a estos escolares con los recursos humanos y materiales necesarios, con la aplicación de las medidas organizativas que se consideren convenientes en los centros y con la adaptación del currículo que sea precisa para alcanzar, dentro del mismo sistema educativo, los objetivos establecidos con carácter general para todo el alumnado.
Asimismo, en la disposición adicional segunda de la Ley Orgánica 9/1995, de 20 noviembre, de la Participación, la Evaluación y el Gobierno de los Centros docentes (LOPEGCE), se define con claridad el concepto de NEE, dentro del cual se encuentran los alumnos y alumnas que por razón de discapacidad física, psíquica o sensorial requieren durante su escolarización la prestación de apoyos y atenciones educativas específicas.
El compromiso con la atención a la diversidad y la consecución del objetivo básico recogido en el Estatuto de Autonomía de Andalucía, en lo referido a los alumnos y las alumnas con NEE, ha sido ratificado y consolidado mediante la aprobación de dos leyes, de cobertura autonómica, en las que se han establecido las directrices a seguir en la atención a las personas con discapacidad. En la Ley 9/1999, de 18 de noviembre, de Solidaridad en la Educación, se establece el objetivo general de mejorar y de complementar las condiciones de escolarización del alumnado con NEE por razón de sus capacidades de tipo físico, psíquico o sensorial, o asociadas a condiciones personales de sobredotación intelectual, desde los principios de la normalización e integración escolar. En la Ley 1/1999, de 31 de marzo, de Atención a las Personas con Discapacidad en Andalucía, se delimita el marco global de la atención a las personas con discapacidad a lo largo de toda su vida, así como el acceso no sólo a la educación, sino también a la vivienda, al transporte, a la comunicación, al trabajo, al ocio y al deporte. Asimismo, en su Título III se recogen los derechos y las medidas específicas para la población escolar con discapacidad.
Con el fin de llevar a cabo el desarrollo de las leyes mencionadas, en el presente Decreto se procede a la ordenación de la atención educativa al alumnado con NEE asociadas a sus capacidades personales en los aspectos relativos a la escolarización, a las enseñanzas y al empleo de recursos humanos y medios materiales específicos.
d3.pdf

Ley 9/99, de 18 de noviembre, de solidaridad en la educación

La Constitución Española (1978), en el artículo 27, reconoce a todos los españoles el derecho a la educación y, en su artículo 9.2, encomienda a los poderes públicos que promuevan las condiciones y remuevan los obstáculos para que este derecho sea disfrutado en condiciones de igualdad por todos los ciudadanos. Igualmente, en el artículo 49, compromete a los poderes públicos a realizar una política de previsión, tratamiento, rehabilitación e integración de los disminuidos físicos, sensoriales y psíquicos, a los que prestarán la atención especializada que requieran y los ampararán especialmente para el disfrute de los derechos que la Constitución otorga a todos los ciudadanos.
Asimismo, el Estatuto de Autonomía para Andalucía, en su artículo 12.1 establece que dicha Comunidad Autónoma promoverá las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas; removerá los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud, y facilitará la participación de todos los andaluces en la vida política, económica, cultural y social.
Con esta Ley, la Junta de Andalucía renueva y consolida su compromiso con la igualdad de oportunidades, la universalización del derecho a la educación y la integración social de los sectores de población desfavorecidos, haciéndolo efectivo a través de la promoción de políticas públicas que conduzcan a la consecución del estado del bienestar.
Asimismo establece los objetivos que se pretenden alcanzar con la aplicación del principio de la solidaridad en la educación. Estos objetivos van encaminados a mejorar y complementar las condiciones de escolarización del alumnado que presenta Necesidades Educativas Especiales (NEE), a potenciar la asunción de valores inherentes en la interculturalidad que permitan desarrollar en la comunidad educativa actitudes de respeto y tolerancia hacia los grupos minoritarios. Como medida estratégica se pretende impulsar la coordinación de las distintas Administraciones y la colaboración de instituciones, asociaciones y organizaciones no gubernamentales en el desarrollo de programas y acciones de compensación educativa y social según el espíritu que caracteriza a las organizaciones de acción voluntaria.
En este sentido, la población escolar, que presenta diferentes capacidades de tipo físico, psíquico o sensorial, tiene necesidades educativas muy distintas entre sí. Ello requiere respuestas educativas también diferenciadas. El programa de integración escolar permitió avances notables en la mejora de la educación de este alumnado; no obstante, es necesario corregir algunos desajustes y seguir mejorando la atención educativa, desde los principios de normalización e integración escolar, para que este alumnado desarrolle el máximo posible de sus capacidades y pueda beneficiarse de todo lo que el sistema educativo es capaz de ofrecerle, disponiendo de las medidas de individualización de la enseñanza y accesibilidad al currículo que cada caso y situación requiera, así como de las medidas específicas de eliminación de barreras arquitectónicas y el empleo de medios y sistemas alternativos para la comunicación.
En definitiva, la presente Ley ha de ser el punto de confluencia de todos los esfuerzos que se lleven a cabo en la Comunidad Autónoma Andaluza en pro del ejercicio de la solidaridad y de la erradicación de situaciones que impidan que todos y cada uno de los andaluces consigan desarrollar el máximo de sus capacidades personales.
d1.pdf

EDAC

EDAC
Fuente:www.alibri.es

La Escala de Detección de Alumnos con Altas Capacidades (EDAC) de Artola, T. y otros (2003) evalúa capacidades cognitivas, pensamiento divergente, motivación y personalidad y liderazgo; de pasación individual; se puede aplicar desde los 8 a los 11 años de edad; y el tiempo de administración es de unos quince minutos, aproximadamente.
detalle.php?Id_articulo=2786