Cómo Einstein me ayudó a convertirme en científico

¿Cómo será el futuro? El físico estadounidense Michio Kaku-Físico y divulgador, cofundador de la teoría de cuerdas y uno científicos más reconocidos a nivel mundial. Profesor y autor de libros superventas como ‘Física de lo imposible’ o ‘El futuro de nuestra mente’, Kaku investiga hacia dónde irá la ciencia y la tecnología del mañana. Actualmente ocupa la prestigiosa cátedra Henry Semat de Física Teórica en la Universidad de Nueva York(Estados Unidos)-asegura que el futuro se está inventando en los laboratorios científicos. En este vídeo analiza cómo los avances de la ciencia cambian continuamente nuestra vida y, consciente de que afectarán también la educación, reflexiona sobre la importancia de enseñar cosas útiles a los alumnos. “En el futuro la memorización quedará obsoleta, con un solo parpadeo podremos ver la información porque tendremos Internet en las lentillas”, asegura. Además, Kaku alaba la labor de los profesores de los que cree “nunca podrán ser sustituidos por robots”.

 

Un robot nunca podrá sustituir a un profesor

Michio Kaku-físico y divulgador, cofundador de la teoría de cuerdas y uno científicos más reconocidos a nivel mundial. Profesor y autor de libros superventas como ‘Física de lo imposible’ o ‘El futuro de nuestra mente’, Kaku investiga hacia dónde irá la ciencia y la tecnología del mañana. Actualmente ocupa la prestigiosa cátedra Henry Semat de Física Teórica en la Universidad de Nueva York(Estados Unidos)-lleva años entrevistando a los científicos más importantes del mundo en su programa de radio y preguntándoles: “¿Cómo empezó todo?”. Kaku se sorprende ante una respuesta casi unánime: “Cuando tenía diez años pasó algo que cambió mi vida”, dicen los entrevistados. Para Michio Kaku es durante esta parte de la infancia cuando descubrimos el universo que nos rodea. Pero según el físico la educación desaprovecha esa curiosidad al llegar al instituto: “Nuestro sistema educativo está anticuado y nos obliga a memorizar”, asegura.

En este vídeo, Michio Kaku también pone en valor el papel de los profesores. “¿Cuál será la función de los profesores en el futuro?”, se pregunta. Según él “necesitas un mentor y los robots no pueden darte consejos personalizados”, concluye.

Guía para el aprendizaje con éxito de la lectoescritura

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación de autoría colectiva ha sido realizada por Manuel Jesús García Palomo, Ana Isabel González Contreras, Javier  Pérez Jimenez, José Luis Ramos Sánchez, David Reyes Pastor, Mercedes Rodríguez Del Viejo, Silvia Rodriguez Oliva y Clarisa Vázquez Pinheiro. Ha sido editada por el  Servicio de Programas Educativos y Atención a la Diversidad de la Dirección General de Innovación e Inclusión Educativa de la Secretaría General de Educación de la Consejería de Educación y Empleo de la Junta de Extremadura(España).

Esta guía tiene la finalidad de formar y orientar sobre las actuaciones del profesorado en relación con la enseñanza del aprendizaje lectoescritor, en aquellos aspectos más relevantes. A partir de una intervención ordinaria en el aula, y con un enfoque proactivo, pretende facilitar una adquisición eficaz del aprendizaje de la lectoescritura, teniendo en cuenta la atención a la diversidad del alumnado en el marco de las aportaciones y evidencias científicas sobre el tema.

Igualmente se abordan procesos de detección de dificultades en este aprendizaje, que puedan ser indicadores de una necesidad de intervención educativa más concreta dentro del ámbito del aula o bien de la existencia de dificultades específicas, como la dislexia o la disgrafía. En este último caso se aborda cómo afrontar la evaluación psicopedagógica y la respuesta educativa más específica.

Una de las preocupaciones de los sistemas educativos es que el alumnado desarrolle el dominio progresivo de las competencias en lectura y en escritura que le permitan adquirir conocimientos de manera autónoma. Por otro lado, se constata que dificultades o alteraciones como la dislexia y la disgrafía siguen siendo un elemento de preocupación de los profesionales de la educación. El aumento de investigaciones relacionadas con los procesos implicados en la lectura y escritura evidencia que los avances en este ámbito han sido muy grandes en las dos últimas décadas.

La diversidad de actuaciones, la amplitud de las mismas y la necesidad de intervención de diversos agentes educativos ponen de manifiesto la importancia de que en el centro educativo todas las actuaciones se coordinen dentro de un Plan de Prevención e Intervención en Dificultades Lectoescritoras que es necesario que se afronte desde un proceso de planificación inicial, y se someta cada curso a una evaluación y seguimiento con objeto de adaptarlo a las características del alumnado y el contexto, y de hacer propuestas de mejora.

La batalla del movimiento: la actividad física como estrategia para el logro de la autorregulación

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación ha sido realizada por María M. Richard´s, Investigadora Adjunta del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) . Docente de Grado y Postgrado de la Facultad de Psicología, Universidad Nacional de Mar del Plata(Argentina). Forma parte del libro Estrategias para fomentar la autorregulación en la escuela primaria, siendo unas de las compiladoras, junto a María Laura Andrés y Lorena Canet Juric. Su formación se ha sustentado fundamentalmente sobre la exploración y el desarrollo de los métodos y técnicas de evaluación, medición y validación de habilidades cognitivas en población normal, adulta e infantil, que requieren del funcionamiento ejecutivo. Entre los procesos y funciones que más ha estudiado se destacan los procedimientos para la evaluación del control ejecutivo (procesos inhibitorios, memoria de trabajo y flexibilidad cognitiva) y los métodos para su evaluación y análisis (modelos y técnicas de medición, análisis de propiedades psicométricas, obstáculos para su evaluación).

El proyecto actual subraya el análisis y desarrollo de los métodos de medición, estudios de validación, adaptación y programas de entrenamiento de estos procesos autorregulatorios, considerados de manera independiente, en población infantil (6 a 11 años de edad), adolescente (12 a 17 años de edad) y adultos jóvenes (hasta 50 años).

La educación física genera una serie de respuestas agudas y crónicas que promueven condiciones que aumentan el rendimiento cognitivo. En este capítulo se describen algunas de las hipótesis que fundamentan este aumento. Los procesos asociados a la respuesta aguda al ejercicio físico son: incremento del flujo sanguíneo cerebral, incremento de la temperatura y aumento de la disponibilidad de neurotransmisores. Por otra parte los efectos crónicos asociados al ejercicio físico son: aumento de la vascularización,  neurogénesis y plasticidad neuronal. El cerebro humano, debido a su plasticidad, tiene una enorme capacidad para modificar su estructura y funcionamiento a través de la interacción con el entorno. En este proceso continuo de adaptación y supervivencia de la especie que ha permitido su desarrollo, es innegable que la actividad física ha desempeñado un papel crucial. La realización de ejercicio físico requiere una activación cerebral generalizada, pues supone el movimiento de grupos musculares, aumento de flujo sanguíneo, consumo de glucosa, respiración, y ritmo cardíaco regulado por diferentes centros nerviosos. Ello quiere decir que el ejercicio físico activa amplias zonas cerebrales.
La actividad física influye en la manera en qué se piensa y se siente y afecta al aprendizaje, al estado de ánimo, a la atención, a la ansiedad, y al estrés y tiene la capacidad de inmunizar contra algunas enfermedades o, al menos, refrenarlas o paliarlas (Diamond, 2015). Algunos de los beneficios más importantes son la neurogénesis (creación de neuronas) y la disminución de la muerte de las neuronas (apoptosis). Además, el ejercicio hace que las conexiones entre las neuronas sean mayores, más fuertes y eficaces, favoreciendo capacidades como el aprendizaje y la memoria, entre otras, y protegiendo contra las enfermedades degenerativas de las neuronas.

¡No me sale! … ¡Todavía! Mentalidad de cambio vs mentalidad fija. El poder de creer que podemos mejorar

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación ha sido realizada por Ana García Coni,  Investigadora del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) en temas de psicología del desarrollo y del aprendizaje. Docente de la cátedra Teorías del Aprendizaje de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Mar del Plata(Argentina). Forma parte del libro Estrategias para fomentar la autorregulación en la escuela primaria, cuyas compiladoras son: María Laura Andrés, Lorena Canet Juric y María Marta Richard´s.

Carol Dweck (2006, 2007, 2010) ha investigado los factores a los que las personas atribuimos nuestros éxitos y fracasos y ha llegado a la conclusión de que lo que realmente nos diferencia es el hecho de observar nuestras capacidades de una manera fija o, por el contrario, pensar que nuestras capacidades están en crecimiento.

Los que piensan de manera fija consideran que las cualidades humanas, como la inteligencia y la personalidad, están “talladas en piedra”. Uno es inteligente o no lo es. Entonces, buscan garantizarse el éxito (haciendo sólo cosas que les salen bien y les resultan fáciles) y evitar los fracasos, para demostrar que son inteligentes y capaces. Los desafíos, el esfuerzo y la perseverancia son temidos y evitados (Corpus y Lepper, M.; Gunderson, Gripshover, Romero, Dweck, Goldin-Meadow, y Levine, 2013; Kamins y Dweck, 1999; Zentall y Morris, 2010).

Aquellos que tienen una mentalidad de cambio consideran que las cualidades humanas pueden ser desarrolladas -aumentar- por medio del esfuerzo, de modo que no sólo se enfrentan a tareas difíciles sino que disfrutan con ellas. No se desaniman ante el fracaso, porque ni siquiera consideran que estén fracasando; lo que piensan es que están aprendiendo. De esta manera, la mentalidad de cambio logra convertir el fracaso en una oportunidad de aprendizaje; permite que nos superemos. Así, el obstáculo o la dificultad pueden ser una oportunidad de lucimiento y de aprendizaje (Haimovitz y Dweck, 2016).

La mentalidad de cambio no consiste en seguir una receta o lista de consejos; consiste en ver las cosas de otra manera. Cuando las personas cambian de mentalidad, pasan de la perspectiva de juzgar a la de aprender. Es un compromiso con el cambio y el crecimiento, que lleva tiempo, esfuerzo y apoyo mutuo. Una idea simple y potente que ayuda a fomentar una mentalidad de cambio en niños y adolescentes es la de la metáfora del cerebro como músculo. Dweck (2006) señala que el cerebro realmente forma nuevas conexiones cada vez que aprende algo, y eso con el tiempo nos hace más inteligentes. El resultado del aprendizaje es un cerebro más fuerte e inteligente.

Cada vez que uno repasa o practica algo que ha aprendido, esta manipulación mental aumenta la actividad de las conexiones entre las neuronas. De modo que la estimulación repetida -por ejemplo, estudiar las tablas de multiplicar muchas veces- fortalece la red de conexiones, y esto hace que dure más el conocimiento en la mente. Dicho de manera sintética, la práctica lleva a la permanencia. Cuando practicamos por medio de acciones, usando el conocimiento para crear algo nuevo, resolver problemas, o aplicarlo en otra materia, el cerebro se encuentra conectado de manera aún más eficiente (Dweck, 2006, Willis, 2010). Entonces, podemos pensar en el cerebro como un músculo que se vuelve más fuerte con el uso. De la misma manera que nos ponemos en forma físicamente al hacer ejercicio, podemos fortalecer la capacidad intelectual a través del aprendizaje, ya que esta no está fija desde el nacimiento.

De modo contrario, la mentalidad fija hace que juzguemos muy duramente lo que nos pasa, como si las cosas fueran blancas o negras. A algo bueno se lo considera muy bueno, y a algo malo, fuertemente malo (Dweck, 2006; Haimovitz y Dweck, 2016; Mueller y Dweck, 1998; Zentall y Morris, 2010).

Pero…¿cómo se pasa de una mentalidad fija a una mentalidad de cambio? Para Dweck, 2006; Paunesku, Walton, Romero, Smith, y Dweck, 2015, existen tres fases:
– Hay que identificar la voz crítica de la mentalidad fija,
– Reconocer la posibilidad de explicarse las cosas de otra manera (no es lo mismo decirse “soy un fracasado” que “no me fue bien”; no es lo mismo “no pude” que “no puedo”, que implica fijeza: si uno “ya” sabe que no puede, no va a volver a intentarlo),
– Pasar a la acción.

Cómo entrenar a una intensa mente: estrategias para favorecer la regulación de la emoción en el aula. Cerebro pre-frontal y amígdala

https://drive.google.com/drive/my-drive

Este artículo ha sido realizado por María Laura Andrés-becaria Pos-Doctoral del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas(CONICET). Docente en la cátedra de Psicología Cognitiva en la Facultad de Psicología, Universidad Nacional de Mar del Plata(Argentina) y Eliana Zamora, Becaria Doctoral del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET). Integrante del Instituto de Psicología Básica, Aplicada y Tecnología (IPSIBAT). Docente en la cátedra de Psicología Cognitiva en la Facultad de Psicología, Universidad Nacional de Mar del Plata(Argentina). Forma parte del libro Estrategias para fomentar la autorregulación en la escuela primaria, cuyas compiladoras son: María Laura Andrés, Lorena Canet Juric y María Marta Richard´s.

Los avances de las Psicología Cognitiva, las neurociencias y la vida cotidiana de la escuela, concluyen que ayudar a los niños a regular sus emociones en el contexto del aula es importante tanto para su desempeño académico como para su salud mental, su desarrollo y bienestar en general (Graziano, Reavis, Keane, y Calkins, 2007; Howse, Calkins, Anastopoulus, Keane, y Shelton, 2003). En este trabajo, las autoras intentan  responder qué son las emociones y qué es la regulación de la misma, cuál es su importancia evolutiva y cuáles son las estructuras cerebrales implicadas en ambas funciones. Además, se discute su importancia en el contexto escolar y modos y estrategias que el docente puede poner en práctica para mejorar su funcionamiento.

La regulación de la emoción es el conjunto de procesos de monitoreo, evaluación y modificación de las reacciones emocionales, especialmente en cuanto a sus características de intensidad y duración, en orden a cumplimentar con los objetivos individuales (Thompson, 1994).

Atletas Mentales. Entrenando las funciones ejecutivas para mejorar el desempeño escolar

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación ha sido realizada por Yesica Aydmune-Becaria Doctoral del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Facultad de Psicología, Universidad Nacional de Mar del Plata- y Santiago Vernucci, Becario Doctoral del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET). Integrante del Instituto de Psicología Básica, Aplicada y Tecnología (IPSIBAT, UNMDP-CONICET). Forma parte del libro Estrategias para fomentar la autorregulación en la escuela primaria, cuyas compiladoras son:  María Laura Andrés, Lorena Canet Juric y María Marta Richard´s.

La denominacvión Funciones Ejecutivas(en adelante, FE) hace referencia a un conjunto de procesos mentales de orden superior, involucrados en el control deliberado y voluntario del comportamiento, el pensamiento y las emociones (Miyake y Friedman, 2012), para el cumplimiento de metas u objetivos individuales.

Las FE nos permiten retener información para operar mentalmente sobre ella, tomar decisiones en lugar de comportarnos de manera impulsiva, y adaptarnos de manera rápida y flexible a situaciones cambiantes (Davidson, Amso, Anderson, y Diamond, 2006), por lo que contribuyen significativamente al control del pensamiento, la conducta y las emociones (Diamond, 2013; Hofmann, Schmeichel, y Baddeley, 2012.

Los autores destacan entre ellas:

.Control inhibitorio, entendido como la capacidad de controlar las tendencias prepotentes ligadas al pensamiento, al comportamiento y a estímulos ambientales que interfieren con el logro de las tareas y objetivos actuales (Diamond, 2013).

.Memoria de Trabajo, un sistema complejo que opera con el objetivo de almacenar y procesar información de manera simultánea (Baddeley, 2012; Baddeley y Logie, 1999; Diamond, 2013).

Pero…¿es posible entrenar las FE? El entrenamiento de las FE es definido como un conjunto de procesos destinados a mejorar el funcionamiento ejecutivo. Y que la idea de “mejorar el funcionamiento ejecutivo” se basa en el postulado de que las FE son modulables por el ambiente (sin desconocer la existencia de otros factores que también son moduladores de estas funciones) (Blair, 2016).

En general, en la literatura sobre el tema se identifican dos tipos de intervenciones o paradigmas: las que están basadas en procesos y las que están basadas en las estrategias (Jolles y Crone, 2012; Karbach y Unger, 2014; Morrison y Chein, 2011. El entrenamiento basado en procesos consiste en ejercicios que apuntan a mejorar directamente la capacidad de las FE implicadas, mientras que el entrenamiento basado en estrategias no apunta a aumentar la capacidad de las FE, sino que busca primordialmente que las personas puedan usar de la manera más efectiva posible las capacidades que ya poseen (Dehn, 2011).

 

Hay niños visuales, auditivos y cinestésicos? El problema de los neuromitos en la interacción entre neurociencias y educación

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación ha sido realizada por Juan Ignacio Galli, perteneciente al Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas(CONICET), Mar del Plata(Argentina) y  Docente de la cátedra Teorías del Aprendizaje de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Mar del Plata.

Forma parte del libro Estrategias para fomentar la autorregulación en la escuela primaria, cuyas compiladoras son:  María Laura Andrés, Lorena Canet Juric y María Marta Richard´s.

Los neuromitos, un término atribuido al neurocirujano inglés Alan Crockard quién lo empleó en la década de 1980 para dar cuenta de aquellas ideas no científicas sobre el cerebro prevalentes en la cultura médica (Howard-Jones, 2014).

En el año 2002, el Proyecto Cerebro y Aprendizaje de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) retomó el término neuromito para atribuirlo a aquellas ideas erróneas acerca del funcionamiento cerebral y los procesos mentales, que tienen su origen en “un malentendido, una mala interpretación y, en algunos casos, una manipulación deliberada de hechos científicos para hacerlos relevantes para el campo educativo u otros contextos” (OCDE, 2002). Específicamente en el campo de la educación, los neuromitos son afirmaciones incorrectas sobre cómo el cerebro está implicado en los procesos de aprendizaje. Ante esta situación es fundamental estar alertas y practicar un “sano escepticismo” ante los “descubrimientos” que se presentan en los medios no especializados, ya que muchas veces se trata de sobre-simplificaciones o interpretaciones poco precisas de los resultados de investigaciones a los fines de hacerlas accesibles al gran público. Esto, además, puede conducir a la falsa creencia de que el conocimiento obtenido en el campo de las neurociencias es fácilmente transferible al aula.

En este artículo, el autor refiere que es frecuente entre los docentes la creencia en que existen “estilos de aprendizaje”, en el sentido de que algunos estudiantes son “auditivos”, otros “visuales” y otros “cinestésicos” , y que enseñarles en función de dicho “estilo preferido” mejora el aprendizaje.

Al analizar los resultados, los autores sostienen que en lugar de focalizarse en los supuestos estilos de aprendizaje propios de cada alumno, se debería trabajar en pos de promover el desarrollo de diversas habilidades y estrategias de aprendizaje de las que el niño pueda hacer uso en diferentes situaciones y contextos.  Y que los docentes deberían enfocarse en los intereses, motivaciones y conocimientos previos de los alumnos para diversificar las estrategias educativas.

Neurociencia y educación: ¿Podemos ir de la investigación básica a su aplicación? Un posible marco de referencia desde la investigación en dislexia

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación ha sido realizada por Usha Goswami, investigadora y profesora de Neurociencia Cognitiva del Desarrollo en la Universidad de Cambridge y directora del Centro de Neurociencia en Educación de St. John’s College, Cambridge( United Kingdom).

La neurociencia podría transformar la educación, pues proporciona nuevos métodos para comprender el aprendizaje y el desarrollo cognitivo, sus mecanismos causales y una forma empírica de evaluar la eficacia de diferentes pedagogías.

No obstante, éste sería un objetivo a largo plazo. Desde la neurociencia educativa se debería empezar estudiando cómo los sistemas cognitivos se construyen sobre los sensoriales a lo largo del desarrollo. El autor se ecentra en el el lenguaje. Pequenas ˜ diferencias individuales iniciales en una función sensorial, por ejemplo la auditiva, podrían ser el origen de notables diferencias individuales en el desarrollo lingüístico. La neurociencia podría proporcionar una comprensión detallada de los mecanismos causales del desarrollo que vinculan la audición, el desarrollo fonológico y el desarrollo de la alfabetización. Este tipo de investigación neurocientífica básica podría orientar al campo de la educación y la pedagogía explorando los efectos que sobre estos mecanismos ejercen diferentes contextos
pedagógicos y de aprendizaje.

La emoción es el motor del aprendizaje

Francisco Moral Teruel-catedrático de Fisiología Humana de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid(España) y catedrático Adscrito del Departamento de Fisiología Molecular y Biofísica de la Universidad de Iowa(EE.UU.)-reflexiona sobre esos nuevos acontecimientos que miran positivamente hacia un futuro que nos habla de un cambio, iniciado ya, sobre cómo poder enseñar y aprender mejor y, en definitiva, educar mejor. La importancia esencial de la emoción.

Inclusión educativa del alumnado con TDAH: estrategias didácticas generales y organizativas del aula

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación ha sido realizada por Beatriz Estévez Estévez y María José León Guerrero,  pertenecientes a la Universidad de Granada(España).

El desarrollo académico del alumnado con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) se ve mermado por sus características cognitivas y comportamentales, pero también, por la falta de adecuación organizativa y curricular que se produce ante las mismas en el contexto escolar en el que se desarrollan. A nivel cognitivo, las dificultades se presentan cuando es necesario pararse, pensar, razonar y elaborar una respuesta adecuada a la demanda del contexto, y a nivel conductual, cuando debe inhibirse una conducta, evitar una respuesta determinada o controlar una reacción inmediata y desproporcionada (Cubero, 2006). Dadas estas características, si el contexto escolar no adecua la respuesta educativa, se producirá un desajuste entre sus requerimientos y las características de este alumnado, agravándose estas dificultades de aprendizaje. En este sentido, la escuela en general y el profesorado, en particular, deben ser sensibles a las necesidades educativas que estas características plantean. En este trabajo, las autoras recogen las estrategias didácticas y organizativas que se atribuyen a una acción docente ordinaria de aula, y que se ajustarían a las necesidades educativas planteadas por este alumnado. Estrategias inclusivas que aplicándose en grupo y obedeciendo a una didáctica general, procurarían una mejora en su aprendizaje, mayor participación escolar y social.

Una mirada inclusiva hacia el TDAH en las aulas escolares

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación ha sido realizada por Beatriz Estévez Estévez y María José León Guerrero, componentes de la Universidad de Granada(España).

Actualmente, las intervenciones que se están llevando a cabo en el contexto escolar en las etapas de Educación infantil y Educación primaria con alumnado con Trastorno por Déficit de Atención con o sin Hiperactividad, siguen siendo del tipo cognitivo-conductual, combinadas con fármacos y centradas en la reducción de las conductas disruptivas que producen en las aulas. Sin embargo, las autoras entienden  que este tipo de intervención impide la plena incorporación de estos estudiantes en las aulas ordinarias, por lo que en este trabajo indagan, desde un posicionamiento inclusivo, sobre la necesidad de actuar con una mirada pedagógica abordada desde la didáctica escolar y aplicada en las aulas ordinarias.

Circular de 24 de abril de 2020 de la DGADPCE por las que se dictan instrucciones para la adaptación del proceso de detección, identificación del alumnado con NEAE y organización de la respuesta educativa

https://drive.google.com/drive/my-drive

Tras la publicación del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, la Consejería de Educación y Deporte, estimó necesario dictar la Instrucción de 13 de marzo de 2020, de la Viceconsejería de Educación y Deporte, relativa a la suspensión de la actividad docente presencial en todo el sistema educativo andaluz, con objeto de favorecer la continuidad de los procesos de enseñanza-aprendizaje y garantizar la organización y el funcionamiento de los centros durante este periodo de suspensión.
Para poder dar cumplimiento a lo establecido en el marco normativo en materia de escolarización y atención a la diversidad y cumplir el objetivo recogido en las Instrucción 13 de marzo, y realizar la planificación del próximo curso en lo relativo a los recursos y medidas que requiere el alumnado con Necesidades Específicas de Apoyo Educativo(en adelante, NEAE), se ha considerado conveniente dictar unas pautas de trabajo que articulen las estrategias y la organización del proceso de evaluación psicopedagógica de dicho alumnado  y,  en concreto para la elaboración del Dictamen de Escolarización(DE) del alumnado con Necesidades Educativas Especiales(NEE), que posibiliten de un lado, la adecuada organización de la respuesta educativa y de otro, poder dar cumplimiento a lo establecido en el marco normativo en materia de escolarización y atención a la diversidad.
El objetivo último debe ser que ningún alumno y ninguna familia se vea afectada en su derecho a recibir orientación educativa o psicopedagógica por las circunstancias tan especiales que vivimos, garantizando que los profesionales de la orientación educativa cuentan con un marco de seguridad en el que desarrollar su tarea.
Para ello, se plantea como necesario reforzar el trabajo colaborativo de los agentes intervinientes en los procesos de evaluación psicopedagógica y de emisión del DE, teniendo en cuenta el importante papel desempeñado por las familias en el proceso de aprendizaje de sus hijos e hijas y recordando la importancia de que el profesorado y las familias se sientan acompañados en su quehacer diario.

WNV, Escala no verbal de aptitud intelectual de Weschler

Fuente:pearsonclinical.es

https://www.pearsonclinical.es/producto/72/wnv-escala-no-verbal-de-aptitud-intelectual-de-wechsler

Haz clic para acceder a Folleto%20WNV%20Wechsler%20No%20Verbal.pdf

Haz clic para acceder a 13529785702.pdf

Esta prueba mide la inteligencia general no verbal. Es un instrumento clínico de aplicación individual que permite evaluar el funcionamiento cognitivo general a partir de una aplicación no verbal en niños, adolescentes y adultos  jóvenes (abarcando desde el último curso de Educación Infantil hasta los estudios universitarios).

Ofrece una medida no verbal de las aptitudes intelectuales mediante pruebas que:

  • Implican diferentes tareas y diferentes demandas.
  • No requieren contenido verbal.
  • No requieren que el sujeto hable.
  • Utilizan innovadoras consignas pictóricas.

Está especialmente dirigida a niños, adolescentes y adultos jóvenes con:

  • Trastornos de la comunicación.
  • Discapacidad auditiva.
  • Trastornos del espectro autista.
  • Discapacidad intelectual leve o moderada.
  • Mutismo selectivo.
  • Trastorno específico del aprendizaje.
  • Altas capacidades.
  • Aquellos que proceden de entornos otros culturales o lingüísticos y que no dominan el idioma.
  • Población general cuando se quiere realizar una evaluación breve y/o no verbal.

Se puede aplicar desde los 5 a los 21 años de edad cronológica; la administración de la prueba es individual; el tiempo de aplicación es de 45 minutos (forma 4 pruebas) 20 minutos (forma 2 pruebas).

Los autores de la misma son David Wechsler y Jack A. Naglieri. Está editada por Pearson Educación S.A., en el año 2011.

Circular de 2 de abril de de la DGOEE relativa a los procesos de enseñanza-aprendizaje y de evaluación en los centros docentes andaluces como consecuencia de la Orden de 13 de marzo de la Consejería de Salud y Familias

https://drive.google.com/drive/my-drive

Ante la situación originada tras la declaración del estado de alarma en nuestro país en el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, la Consejería de Educación y Deporte ha considerado conveniente dictar unas pautas de trabajo que constituyan el eje sobre el que se articulen las estrategias y organización de los procesos de enseñanza-aprendizaje, así como la evaluación de los mismos en los centros, mientras se mantenga el estado de alarma.
El objetivo último debe ser que ningún estudiante se vea afectado en su rendimiento escolar por esta situación, no achacable a su voluntad sino a las circunstancias tan especiales que vivimos. Por ello se deben reforzar los mecanismos efectivos de coordinación docente en los centros, de manera que la actividad educativa sea coherente y la carga lectiva resulte razonable para el alumnado en la situación vital y académica en que se encuentra.
Asimismo, se plantea como necesario reforzar los procesos de trabajo colaborativo del profesorado, en coordinación tanto con los equipos directivos, como con los distintos órganos de coordinación docente, teniendo en cuenta el importante papel desempeñado por las familias en el proceso de aprendizaje de sus hijos e hijas y recordando la importancia de que el profesorado y las familias se sientan acompañados en su quehacer diario.

Circular de 20 de abril de la DGADPCE, por que se dispone el procedimiento de dotación, en calidad de préstamo, de material tecnológico a alumnado de centros docentes andaluces durante la declaración del estado de alarma

https://drive.google.com/drive/my-drive

Ante la situación creada en España por la declaración del estado de alarma por el R.D. 463/2020, de 14 de marzo, para la gestión de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, la Consejería de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía ha considerado pertinente dictar unas Instrucciones para establecer el procedimiento de dotación, en calidad de préstamo, de material tecnológico a alumnado de centros docentes andaluces que no tiene conectividad suficiente ni disponibilidad de medios electrónicos o tecnológicos para poder continuar el proceso de enseñanza-aprendizaje vía teleformación, por lo que tiene dificultades en el seguimiento de las tareas académicas, así  como el contacto con su profesorado de referencia.

Enseñar desde el cerebro que aprende

En este vídeo, José Antonio Fernández Bravo-Doctor en Ciencias de la Educación, investigador y escritor, este docente cuenta, además, con tres maestrías sobre lógica, formación del profesorado y diseño educacional. Observar y “enseñar desde el cerebro del que aprende” son los pilares de su fórmula pedagógica. “Dedico mi vida a escuchar a los niños. Se trata de amar lo que haces, amando a aquel al que diriges lo que haces”, asegura. Es autor de más de un centenar de obras sobre educación y aprendizaje. Fernández Bravo, goza de reconocimiento nacional e internacional por su carácter innovador y por la brillante adaptación de la función docente en la didáctica de la matemática-diserta sobre la docencia y la enseñanza desde el cerebro del que aprende.

Cuatro pasos para alcanzar la agilidad emocional

Convivir con nuestras emociones, pensamientos y recuerdos de forma saludable. Siendo, además, coherentes con nuestros valores. Parece sencillo, pero no siempre lo es. Para la psicóloga estadounidense Susan David, la clave para lograrlo está en la llamada ‘Agilidad emocional’: “Ser emocionalmente ágiles nos permite escapar de la tiranía de la falsa positividad en la que vivimos. Se les pide a los enfermos que sean optimistas, a las mujeres que no muestren ira y a los hombres que no lloren”, explica.

Para Susan David-una de las psicólogas estadounidenses de mayor reconocimiento en el campo de la gestión emocional y la psicología del bienestar y profesora de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard.  Sus trabajos de investigación sobre ‘Agilidad emocional’ irrumpieron con fuerza en el campo de la psicología a nivel mundial. Es cofundadora del Instituto de Coaching del ‘McLean Hospital’ (Massachusetts) y también autora de varios títulos, entre los que destacan el ‘Manual de Oxford para la felicidad’ (2014) y ‘Agilidad emocional: despegar, abrazar el cambio y prosperar en el trabajo y la vida’ (2016)-la mayor parte de las personas se juzgan a sí mismas por tener emociones “negativas”, como el enfado, la decepción o la tristeza. Pero reprimir o negar estas emociones las hace más fuertes, y nos conduce al bloqueo: “La ‘Agilidad emocional’ nos ayuda a aceptar nuestras emociones desagradables y a ser compasivos con nosotros mismos por tenerlas”. Y añade: “Es necesario entender que son señales que nos indican aquello que nos importa, y precisamente por eso, son guías para ayudarnos a actuar según nuestros valores”.

Esta autora propone cuatro pasos para lograr la agilidad emocional: exteriorizar las emociones; alejarse, tomar distancia; preguntarse los porqués, poner nombre a los sentimientos; avanzar, cómo realizar cambios profundos en cada situación y hábitos.

Esta entrada es una extracto de Agilidad emocional: un entrenamiento para vivir mejor, publicada el 10 de abril de 2020.

Agilidad emocional: un entrenamiento para vivir mejor

Vivimos en una “tiranía de la positividad”, asegura la psicóloga estadounidense Susan David: “La sociedad exige que los enfermos se mantengan optimistas, que las mujeres no muestren ira y que los hombres no lloren”, señala. Según sus investigaciones, la mayor parte de las personas se juzgan a sí mismas por tener emociones “negativas”, como el enfado, la decepción o la tristeza. Pero reprimir o negar estas emociones las hace más fuertes, y nos conduce al bloqueo.

Para Susan David-una de las psicólogas estadounidenses de mayor reconocimiento en el campo de la gestión emocional y la psicología del bienestar y profesora de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard.  Sus trabajos de investigación sobre ‘Agilidad emocional’ irrumpieron con fuerza en el campo de la psicología a nivel mundial. Es cofundadora del Instituto de Coaching del ‘McLean Hospital’ (Massachusetts) y también autora de varios títulos, entre los que destacan el ‘Manual de Oxford para la felicidad’ (2014) y ‘Agilidad emocional: despegar, abrazar el cambio y prosperar en el trabajo y la vida’ (2016)-la clave está en la llamada ‘Agilidad emocional’: “Ser emocionalmente ágiles significa aprender a convivir con nuestras emociones, pensamientos y recuerdos de forma saludable. Siendo, además, coherentes con nuestros valores”, explica.

Todo lo que me enseñaron los niños

En este vídeo, José Antonio Fernández Bravo-Doctor en Ciencias de la Educación, investigador y escritor, este docente cuenta, además, con tres maestrías sobre lógica, formación del profesorado y diseño educacional. Observar y “enseñar desde el cerebro del que aprende” son los pilares de su fórmula pedagógica. “Dedico mi vida a escuchar a los niños. Se trata de amar lo que haces, amando a aquel al que diriges lo que haces”, asegura. Es autor de más de un centenar de obras sobre educación y aprendizaje. Fernández Bravo, goza de reconocimiento nacional e internacional por su carácter innovador y por la brillante adaptación de la función docente en la didáctica de la matemática-comparte anécdotas de su larga trayectoria educativa como profesor de matemáticas. Con gran sensibilidad y sentido del humor, reflexiona sobre lo que ha aprendido de sus alumnos a través de la escucha y la observación. “Los niños me enseñaron que no existe método de enseñanza superior a la capacidad de aprendizaje de la mente humana”, sostiene.

La historia de un maestro y un rectángulo con ojos

En este vídeo el maestro José Antonio Fernández Bravo-Doctor en Ciencias de la Educación, investigador y escritor. Este docente madrileño cuenta, además, con tres maestrías sobre lógica, formación del profesorado y diseño educacional. Observar y “enseñar desde el cerebro del que aprende” son los pilares de su fórmula pedagógica. “Dedico mi vida a escuchar a los niños. Se trata de amar lo que haces, amando a aquel al que diriges lo que haces”, asegura. Es autor de más de un centenar de obras sobre educación y aprendizaje. Reconocido nacional e internacional por su carácter innovador y por la brillante adaptación a la función docente en la didáctica de la matemática- afirma que la educación debería tener dos objetivos básicos: “uno, hacernos más listos y dos, mejores personas”. Además reconoce que la finalidad debería ser el “saber”, desde donde reivindica el “saber convivir, saber estar y saber sentir”.

‘Ayudar en casa’ no es suficiente, hay que compartir la carga mental

Alberto Soler-psicólogo y magíster en ‘Psicología Clínica y de la Salud’, con más de 10 años de experiencia clínica y asesoramiento a padres. Soler es conferenciante y colaborador habitual en prensa, radio y televisión. En su videoblog, ‘Píldoras de Psicología’, y en el libro ‘Hijos de padres felices’, del que es coautor, da respuesta a dudas universales de la educación, el crecimiento personal y la crianza-destaca el concepto de la ‘copaternidad’, donde los hombres “no ayudan en casa”, sino que se responsabilizan de aquello “que es también su responsabilidad, de forma realmente igualitaria”. Algo que considera fundamental en la sociedad del siglo XXI, al igual que el hecho de que los hombres adquieran un papel más activo en la crianza de los hijos y la gestión doméstica, no solo en algunas tareas del hogar. Para él, la parentalidad consiste en reconocer y dar espacio tanto a la educación de las madres como de los padres, con sus diferencias y peculiaridades, pero siempre de forma corresponsable y ofreciendo a los hijos un modelo igualitario a seguir.

La educación no debería ser rutinaria ni competitiva

Medios de comunicación poco fiables, redes sociales, noticias falsas e inteligencia artificial… Para Alex Beard-lleva una década dedicado a la investigación educativa. Forma parte de ‘Teach For All’, una red de organizaciones educativas independientes de todo el mundo que trabaja para garantizar que todos los niños y niñas puedan desarrollar su potencial. También es autor de varios libros, entre los que destacan ‘Natural Born Learners’ (2018) y ‘Otras formas de aprender: qué funciona en educación y por qué’ (2019)-el mundo ha cambiado y el sistema educativo actual no está dando respuestas efectivas a estos cambios: “Los jóvenes de hoy tienen que ser capaces de entender cómo funcionan los algoritmos que dan forma a sus vidas, y quién los diseña”, afirma. Este educador y escritor británico se planteó en su etapa como docente una pregunta: ¿cómo debería ser el aprendizaje del siglo XXI? Con el fin de investigarlo, decidió colgarse una mochila al hombro para recorrer el mundo estudiando los métodos educativos más innovadores y punteros. Para él, algunos métodos del pasado están obsoletos y no sirven para enfrentar el paradigma del siglo XXI. Esto no permite a los estudiantes desarrollar las habilidades que serán claves para los seres humanos del futuro: la creatividad, el espíritu crítico y la inteligencia emocional.

Inteligencia artificial: cómo educar para los retos del futuro

Adaptar la educación de hoy a los retos y desafíos de las generaciones del mañana. Esa es la gran preocupación, y también el objeto de estudio, del educador y escritor británico Alex Beard, que lleva una década dedicado a la investigación educativa. Forma parte de ‘Teach For All’, una red de organizaciones educativas independientes de todo el mundo que trabaja para garantizar que todos los niños y niñas puedan desarrollar su potencial. También es autor de varios libros, entre los que destacan ‘Natural Born Learners’ (2018) y ‘Otras formas de aprender: qué funciona en educación y por qué’ (2019).

Todo comenzó con una pregunta: ¿cómo debería ser el aprendizaje del siglo XXI? Con el fin de investigarlo, dejó la docencia y decidió colgarse una mochila al hombro para recorrer el mundo estudiando los métodos educativos más innovadores y punteros. De todo lo aprendido en sus viajes, destaca que “deberíamos tomarnos más en serio la creatividad” y que “nos encontramos ante el umbral de una revolución de la enseñanza”. Respecto a la inteligencia artificial, Beard se muestra optimista: afirma que nos equivocamos al comparar el cerebro humano con la inteligencia artificial, porque “los cerebros humanos son orgánicos y rebeldes”.

Esta entrada es un extracto de  La educación no debería ser rutinaria ni competitiva, publicada el 28/03/2020.

Qué puedo hacer cuando estallo por cualquier cosa

Fuente: https://www.amazon.es/puedo-hacer-cuando-estallo-cualquier/dp/8415262388

La autora de esta publicación es Dawn Huebner.

En ella, se ayuda a los niños a pensar de una nueva forma sobre esta emoción básica(la ira) y a proporcionar herramientas par responder de un modo más apropiado cuando algo sale mal.

Las técnicas que se describen este libro se basan en los principios cognitivo-conductuales.

Ha sido publicado por TEA ediciones, en el año 2008.

El ágora de la neuroeducación

https://drive.google.com/drive/my-drive

Esta publicación libro nace con la voluntad de ofrecer una perspectiva que nos acerque a conocer y reflexionar sobre la neurociencia y cómo está emergiendo en el ámbito educativo.

A partir del I Congreso Internacional de Neuroeducación, celebrado en Barcelona en mayo de 2018, con más de 450 profesionales que dialogaron y compartieron miradas para mejorar la educación, los autores se plantean cómo está contribuyendo la neuroeducación a la mejora de las políticas y las prácticas educativas; cómo mejorar esas prácticas sustentadas por la neuroeducación; cuál es el estado actual de la investigación acerca de la neurociencia, tanto en lo relativo a su difusión y a la transferencia de resultados como a qué innovaciones se están realizando apoyadas desde la neurociencia en la neuroeducación. Algunas de las respuestas a estas cuestiones son el fruto que se presenta en este libro.

En su conjunto, por la voluntad de representar un ágora pública, por ser el resultado de la co-construcción a partir de la vocación educativa de un considerable número de profesionales, y por su carácter novedoso, reflexivo y práctico, esta obra pretende ampliar y ensanchar los caminos en la forma de entender la educación.

Una maestra que enseña el valor de ser diferentes

 

Esta ponencia es impartida por Sara Andrés, atleta paralímpica y maestra de educación primaria. Un accidente de coche a los 25 años, un cáncer de tiroides, y posteriormente, un cáncer de piel no le hicieron perder la sonrisa y, lejos de hundirla, la impulsaron para lograr metas que jamás había pensado que podía conseguir. Sara Andrés encontró en el atletismo un deporte que le ayudó a sentirse bien y ganar múltiples medallas y batir récords en campeonatos nacionales e internacionales.

Esta maestra defiende que la educación tiene que ser inclusiva, y enseña a sus alumnos y alumnas el valor de ser diferentes a través de su ejemplo: “Lo que hice fue introducirles la idea de ser empático con el otro, porque todos tenemos discapacidades o supercapacidades”. Su sonrisa contagiosa nos invita a celebrar la vida cada día, y a disfrutar del momento presente como un regalo extraordinario: “Voy a pensar en todo lo bueno que he hecho hoy y disfrutarlo como único, porque es único, el pasado no existe y el futuro tampoco. Despertad, sed conscientes de todo lo bueno que tenéis en la vida, valoradlo y disfrutadlo”.